¿Una bebida de agave y café que brinde éxtasis y energía? Claro que existe

·2  min de lectura

Varan es éxtasis y energía, aroma y sabor. Café y mezcal, dos bebidas que al unirse crean una experiencia gastronómica. Ingredientes de óptima calidad como el mezcal de agave espadín de Oaxaca, el café de altura colombiano y la vainilla de Madagascar son parte del secreto de Varan.

El proceso de la producción es el resultado de conocer bien estos ingredientes, de saber cómo mezclarlos y de cómo disfrutarlos.

El aroma es una sutil esencia de café con tonos a vainilla, chocolate, pinole y flor de cacao. Al paladar se siente el profundo sabor del mezcal, agave cocido, cardamomo, chocolate, almendra, vainilla, clavo y maíz tostado.

Con el acabado delicado y complejo de los cafés extraordinarios, es 100 por ciento elaborado por la destilería Tlacolula, orgullo de Manuel Benet y Eric Hernández, maestros destiladores en esa región oaxaqueña.

<span>Cada uno de los tipos de café de esta bebida aporta un sabor diferente y equilibrio para un bouquet perfecto. (Foto: especial)</span>
Cada uno de los tipos de café de esta bebida aporta un sabor diferente y equilibrio para un bouquet perfecto. (Foto: especial)

Para el proceso de elaboración de Varan las piñas de agave se llevan a la destilería, donde se envuelven para hornear en hornos de leña de mezquite durante dos días y noches a fuego lento y constante.

Una vez horneados los agaves, se trituran con una rueda de tahona tirada por caballos. El jugo rico en azúcar de los agaves se recolecta y se transfiere a tinas de madera donde se deja fermentar lentamente utilizando levadura natural que se transmite por el aire.

Luego, el agave destilado se mezcla con una reducción de granos de café 100 por ciento arábica: café colombiano tostado medio (sabor completo), más tostado oscuro colombiano (descafeinado, sabor fuerte intenso), más tostado fuerte de Chiapas (México, ideal para licuar como leche o vainilla) y Chiapas Dark Roast (descafeinado, intenso a la nariz).

Cada uno de los cafés da un sabor diferente y la mezcla aporta un equilibrio a un bouquet perfecto, una fuerza perfecta y un olfato increíble.

También lee: Tres historias de éxito de cafés con altura

Luego se mezcla con especias. Las más importantes son las vainillas. También se hace una mezcla y se usa vainillas de Madagascar y Tahití. El tahitiano es floral, afrutado, con notas de cereza, y el Madagascar es de carácter nuez, chocolate y más cremoso.

El último paso consiste en agregar el azúcar. A continuación, la mezcla se somete a un proceso de oxigenación y finalización mediante una ligera filtración. Antes del embotellado se deja reposar el producto y se decanta durante dos semanas.

Varan se puede servir con una copa de jerez a una temperatura de 12º centígrados. También se pueden agregar hielos a un vaso old fashion y servirlo directamente de la botella o también agitándolo antes en una coctelera. N