Bears no están interesados en propuestas para Soldier Field

·2  min de lectura
SOLDIER FIELD-PROPUESTAS (AP)
SOLDIER FIELD-PROPUESTAS (AP)

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, presentó el lunes tres opciones para renovar el Soldier Field, sede de los Bears de Chicago, pero el equipo dijo que no está interesado.

Lightfoot propuso cerrar completamente el estadio reconstruyendo las dos zonas de los extremos con columnas que puedan soportar una cúpula; reconstruir las dos zonas de los extremos con columnas para que el estadio esté preparado para una domo; o modificar el Soldier Field para que sea un estadio polivalente más adecuado para el fútbol.

“Cualquiera de estas renovaciones propuestas permitirá que el Soldier Field siga siendo un motor económico para Chicago en los próximos años”, señaló Lightfoot en un comunicado.

La oficina de la alcaldesa estimó que los costos de las tres opciones oscilarían entre 900 y 2.200 millones de dólares. No especificó cómo pagaría ninguna de las opciones.

Las renovaciones propuestas ampliarían la capacidad de 61.500 (actualmente la más baja de la NFL) a 70.000; aumentarían el número de suites de 133 a 140; y cuadruplicarían los metros cuadrados del área de concesión de 4.645 metros cuadrados a 18.580 metros cuadrados, señaló la oficina de la alcaldesa.

Los Bears no hicieron ningún comentario nuevo sobre las propuestas de Lightfoot, pero el equipo reiteró la misma declaración que emitió el 7 de julio cuando un panel nombrado por Lightfoot recomendó a la ciudad que explorara la posibilidad de cerrar el Soldier Field.

“El único proyecto potencial que los Bears de Chicago están explorando para el desarrollo de un nuevo estadio es Arlington Park. Como parte de nuestro acuerdo mutuo con el vendedor de esa propiedad, no estamos buscando acuerdos o sitios alternativos para el estadio, incluyendo renovaciones del Soldier Field, mientras estemos bajo contrato”, decía ese comunicado.

El equipo firmó un acuerdo de compra el año pasado para un sitio de 131,93 hectáreas (326 acres) en los suburbios de Arlington Heights, a unos 48 kilómetros (30 millas) al noroeste del Soldier Field, que podría ser el sitio de un futuro estadio.

El presidente Ted Phillips ha dicho que ese acuerdo probablemente no se finalizará hasta principios de 2023, momento en el que el equipo decidirá si es “financieramente viable tratar de desarrollarlo más.”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.