Nueva ola viral "claramente deteriora" panorama de corto plazo en zona euro: Lagarde

·2  min de lectura
Imagen de archivo de la sede central del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort
Imagen de archivo de la sede central del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort

FRÁNCFORT, 29 oct (Reuters) - El aumento de los casos de COVID-19 y las restricciones para contener la segunda ola epidémica ocasionan "un claro deterioro" al panorama económico de la zona euro de corto plazo, pero es muy pronto para determinar si la economía se contraerá en el cuarto trimestre, dijo la jefa del Banco Central Europeo.

Los datos sobre la variación del PIB del tercer trimestre podrían resultar mejores a lo previsto, pero es casi seguro que los indicadores del cuarto trimestre quedarán por debajo de las expectativas y que la actividad de noviembre será "muy negativa", sostuvo el jueves Christine Lagarde en una rueda de prensa posterior a la más reciente reunión del BCE.

La forma en que las autoridades de Europa abordarán los contagios de coronavirus en los próximos meses incidirá en la cifra final del PIB del cuarto trimestre, añadió.

Si bien las medidas de estímulo adoptadas por el BCE desde marzo están ayudando a sostener la actividad económica de la región, los riesgos "claramente" están inclinados a la baja, afirmó Lagarde.

Las proyecciones macroeconómicas que divulgará el equipo del BCE en diciembre permitirán al organismo realizar una evaluación más detallada para recalibrar su respuesta de política monetaria, adelantó la jefa del banco central, lo que da pie a expectativas de una nueva ronda de estímulos económicos.

Previamente el jueves, el BCE mantuvo sin cambios su política monetaria ultralaxa, aunque anticipó una próxima generación de estímulos para ayudar a una economía que se enfrenta a más paralizaciones en el invierno boreal.

Lagarde dijo que tras una decisión unánime del Consejo de Gobierno sobre la necesidad de tomar más acciones, "no debería haber demoras en aprobar la próxima ronda de estímulos" del bloque.

"El Consejo de Gobierno recalibrará sus instrumentos, según corresponda, para responder a la situación que se está desarrollando y asegurar que las condiciones de financiación sigan siendo favorables para apoyar la recuperación económica y contrarrestar el impacto negativo de la pandemia en la senda de inflación proyectada", dijo el BCE en su comunicado.

Por lo demás, el organismo no modificó los parámetros de su Programa de Compras de Emergencia Pandémica y mantuvo las tasas de interés de referencia, dejando en -0,50% el tipo clave de depósitos bancarios de la zona euro.

(Reporte de Balazs Koranyiy Francesco Canepa. Editado por Tomás Cobos y Marion Giraldo)