La ayuda internacional llega tras inundaciones en Pakistán

·2  min de lectura
PAKISTÁN-INUNDACIONES (AP)
PAKISTÁN-INUNDACIONES (AP)

La ayuda internacional llegaba el lunes a Pakistán, mientras el ejército y voluntarios trataban de evacuar a miles de personas varadas por inundaciones provocadas por “monzones monstruosos” que se cobraron más de un millar de vidas este verano.

Aviones de mercancías de Turquía y Emiratos Árabes Unidos comenzaron el aluvión internacional para ayudar a la empobrecida nación y aterrizaron el domingo en Islamabad con carpas, comida y otros artículos de primera necesidad. La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres enviaba camiones organizados por Pakistán con carpas, alimentos y agua a varias partes del país para las decenas de miles de víctimas de las inundaciones.

Varios países prometieron asistir a Pakistán a abordar la crisis después de que las autoridades pidieran ayuda internacional. Naciones Unidas tenía previsto hacer una petición internacional de ayuda el martes desde Islamabad.

El primer ministro, Shabaz Sharif, dijo el lunes que las lluvias eran las más intensas que ha tenido Pakistán en tres décadas.

“Vi aguas crecidas por todas partes, allá donde fui en los últimos días e incluso hoy”, dijo Sharif en Charsadda, una de las localidades devastadas.

Por ahora, unas precipitaciones excepcionales del monzón que provocaron inundaciones en todo el país han afectado a 33 millones de paquistaníes, dañado casi un millón de hogares y provocado al menos 1.061 muertes.

Las autoridades dicen que los daños de este año son peores que los de 2010, cuando las crecidas dejaron 1.700 muertos. El general Qamar Javed Bajwa, jefe del ejército, dijo el domingo que su país podría tardar años en recuperarse. Pidió a los paquistaníes residentes en el extranjero que hicieran donaciones generosas para las víctimas.

Las inundaciones y las lluvias han causado destrozos en Pakistán en medio de una de sus peores crisis económicas. Pakistán dice que evitó por la mínima una suspensión de pagos hace poco, y estaba previsto que la junta directiva del Fondo Monetario Internacional aprobara más tarde el lunes una esperada remesa de 1.700 millones de dólares para el país.