Avanzó la izquierda y peligra el control de Emmanuel Macron de la mayoría en el Parlamento

·6  min de lectura
El líder del partido de izquierda La France Insoumise (LFI), diputado y líder de la coalición de izquierda Nupes (Nouvelle Union Populaire Ecologique et Sociale - Nueva Unión Popular Ecológica y Social), Jean-Luc Melenchon, pronuncia un discurso durante la velada electoral en la sede de Nupes, tras la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Francia en París, el 12 de junio de 2022.
El líder del partido de izquierda La France Insoumise (LFI), diputado y líder de la coalición de izquierda Nupes (Nouvelle Union Populaire Ecologique et Sociale - Nueva Unión Popular Ecológica y Social), Jean-Luc Melenchon, pronuncia un discurso durante la velada electoral en la sede de Nupes, tras la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Francia en París, el 12 de junio de 2022. - Créditos: @STEPHANE DE SAKUTIN

PARIS.- La coalición de izquierdas y ecologistas, liderada por Jean-Luc Melenchon, se convirtió en la primera fuerza política de Francia tras cosechar 25,6% de votos en la primera vuelta de las elecciones parlamentarias, mientras que el partido del presidente Emmanuel Macron quedó en serio peligro de perder el control absoluto de la Asamblea Nacional.

La consulta en dos vueltas se caracterizó por una abstención récord de 51,5% de los 48 millones de electores. Con esos resultados, la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES) de Melenchon espera reunir un grupo parlamentario de 150 a 190 diputados, lo que le permitirá convertirse en la principal oposición al gobierno de Emmanuel Macron. La República en Marcha y los otros dos partidos que respaldan al presidente, totalizó 25,2% de votos y confía reunir entre 275 y 310 bancas, según las previsiones de los institutos de sondeo. Ese caudal sienta las premisas de un fracaso electoral, pues sería la primera vez en la historia de la Quinta República, fundada en 1958 por el general de Gaulle, que un presidente reelecto no consigue la mayoría de la Asamblea Nacional desde la primera vuelta. Sobre un total de 577 bancas, para obtener la mayoría absoluta será necesario controlar 289 escaños. “Aun tenemos una semana para alcanzar una mayoría fuerte y clara”, se esperanzó la primera ministra Elizabeth Borne, que quedó en condiciones favorables de obtener la semana próxima su elección en la región de Calvados (Normandía).

Una fotografía tomada el 12 de junio de 2022 muestra una pantalla de televisión que muestra los primeros resultados de la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Francia durante la velada electoral en el cuartel general de campaña de la coalición de centro-derecha "¡Ensemble!" (¡Juntos!) en París.
Una fotografía tomada el 12 de junio de 2022 muestra una pantalla de televisión que muestra los primeros resultados de la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Francia durante la velada electoral en el cuartel general de campaña de la coalición de centro-derecha "¡Ensemble!" (¡Juntos!) en París. - Créditos: @LUDOVIC MARIN


Una fotografía tomada el 12 de junio de 2022 muestra una pantalla de televisión que muestra los primeros resultados de la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Francia durante la velada electoral en el cuartel general de campaña de la coalición de centro-derecha "¡Ensemble!" (¡Juntos!) en París. (LUDOVIC MARIN/)

Otra fuerza importante de la próxima legislatura será el partido de extrema derecha Reunión Nacional (RN) de la ex candidata presidencial Marine Le Pen, que reunió 18,9% de votos y espera enviar entre 5 y 25 diputados al Parlamento. El otro dirigente de extrema derecha, Eric Zemmour —que había creado una fuerte conmoción al comienzo de la reciente campaña presidencial pero finalmente concluyó con un decepcionante resultado de 7% de votos—, sufrió una nueva derrota concluyente en la circunscripción de Saint-Tropez, que se caracteriza tradicionalmente por un fuerte apoyo a la extrema derecha. Como candidato de su nuevo partido Reconquista, Zemmour quedó eliminado al llegar en sexta posición con apenas 3,9% de votos. Ese estruendoso fracaso, que lo mantendrá afuera del Parlamento, reducirá en forma sensible su capacidad de influencia y —según numerosos analistas— compromete seriamente su futuro político.

Teniendo en cuenta esos resultados, la tercera fuerza de la próxima Asamblea será, con toda probabilidad, el partido Los Republicanos (LR) del ex presidente Nicolas Sarkozy, que reunió 11,3% de votos. Ese resultado constituye una buena noticia para una fuerza política que en los últimos meses había sufrido una profunda sangría provocada por el éxodo de varios dirigentes de prestigio nacional y el decepcionante resultado alcanzado por su candidata Valérie Pécresse (4,78% en la elección presidencial del 10 de abril). Pero, LR recuperó gran parte de su fuerza nacional gracias a su fuerte implantación local. Ese caudal autoriza a sus dirigentes a esperar conservar un bloque de 50 a 80 diputados.

Los resultados totales de la elección, que decidirán la composición final de la Cámara de Diputados, dependerán de la segunda vuelta prevista para el domingo próximo. Como es tradicional, es imposible realizar proyecciones precisas teniendo en cuenta que este tipo de consultas es una adición de 577 elecciones locales que –por regla general– se define muchas veces por criterios de proximidad ajenos a las batallas políticas de orden nacional.

Un partidario del dirigente izquierdista Jean-Luc Melenchon coloca carteles electorales con la leyenda "Melenchon Primer Ministro" en Lille, norte de Francia, 5 de mayo de 2022
Un partidario del dirigente izquierdista Jean-Luc Melenchon coloca carteles electorales con la leyenda "Melenchon Primer Ministro" en Lille, norte de Francia, 5 de mayo de 2022


Un partidario del dirigente izquierdista Jean-Luc Melenchon coloca carteles electorales con la leyenda "Melenchon Primer Ministro" en Lille, norte de Francia, 5 de mayo de 2022

Los resultados conocidos hasta ahora sugieren una significativa recomposición del tablero político francés que se caracteriza, sobre todo, por la aparición de un importante bloque de izquierda dirigido por Jean-Luc Melenchon.

Esa coalición revitalizó inesperadamente la esperanza de una resurrección de la izquierda, después de las decepciones sufridas en las elecciones presidenciales y legislativas de 2017 y 2022. Francois Hollande fue el último dirigente socialista que presidió Francia entre 2012 y 2017. Pero esta alianza que Melenchon sacó de la galera como un mago después de la reelección de Macron en abril pasado remite más bien a la experiencia del frente común promovido por los partidos Socialista, Comunista y Radical de Izquierda, que llevaron al poder a François Mitterrand en 1981. Este caso, sin embargo, es diferente porque el núcleo duro es el partido de extrema izquierda Francia Insumisa (FI) de Melenchon, que obtuvo ese alineamiento en torno de un programa de ruptura. Esa propuesta radical de 650 medidas prevé la instauración de la jubilación a 60 años, aumento del salario mínimo a 1500 euros por mes, reducir a 65% las emisiones de CO2 en 2030 y “desobedecer a ciertas reglas” de los tratados europeos, lo que —según los analistas— puede conducir rápidamente a un enfrentamiento con las autoridades Bruselas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte Macron salen después de votar en la primera ronda de las elecciones parlamentarias francesas en Le Touquet, norte de Francia, el domingo 12 de junio de 2022.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte Macron salen después de votar en la primera ronda de las elecciones parlamentarias francesas en Le Touquet, norte de Francia, el domingo 12 de junio de 2022. - Créditos: @LUDOVIC MARIN


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte Macron salen después de votar en la primera ronda de las elecciones parlamentarias francesas en Le Touquet, norte de Francia, el domingo 12 de junio de 2022. (LUDOVIC MARIN/)

En ese delicado contexto, Macron deberá abandonar la actitud prescindente que observó durante casi toda la campaña y se verá obligado a acudir al frente de batalla para respaldar a los hombres clave de su gobierno, entre ellos los 12 ministros que han decidido enfrentar el desafío de las urnas. Pero, además, para galvanizar a sus electores a fin de consolidar su mayoría parlamentaria para poder gobernar sin mayores sobresaltos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.