Autopista o no, Split Oak Forest ahora es impactado por la expansión de la vivienda

·12  min de lectura
David Richard — The Associated

Desde que los residentes del condado de Orange votaron hace 17 meses para prohibir una autopista de peaje en el segmento de Split Oak Forest del condado de Osceola, sobre el cual los dos condados comparten la autoridad, la franja de bosques que sería arruinada o dañada por la autopista, no obstante, ha recibido un golpe ecológico significativo.

En ese corto lapso de tiempo, hubo una explosión en Osceola de nuevas subdivisiones en terrenos al lado o cerca del bosque y fácilmente visibles cuando se está parado a corta distancia entre los árboles donde se propone construir el camino.

Si los electores del Condado de Orange pensaron que decir no a la autopista garantizaría un Split Oak prístino y sereno, y que prohibir su construcción impediría la profanación de automóviles y casas, fueron engañados.

Gran parte del tipo de daño que causaría la autopista de peaje – cortando el movimiento de la vida silvestre y obstaculizando el cuidado del bosque – está hundiendo sus dientes en el bosque.

“Los apartamentos y las casas están aumentando por cientos, en realidad probablemente miles”, dijo Angela Phillips, presidenta de la Asociación de Propietarios de Viviendas de Lake Ajay Village, donde los residentes están aterrorizados de que si la autopista de peaje no cruza el bosque, su camino se desviará hacia el sur y terminará devorando a su comunidad de 40 años.

Ella habló el miércoles en una reunión de Florida Communities Trust, una agencia estatal que invirtió en Split Oak en la década de 1990.

Trust aprobó el plan de la autopista después de horas de comentarios emocionales de los defensores del bosque que se oponían a la autopista como una amenaza para la tranquilidad, la vida silvestre y la santidad de la propiedad. Los opositores a la autopista también se opusieron a la oferta de los desarrolladores de donar un terreno de conservación casi tan grande como Split Oak Forest como compensación por los daños causados por la autopista de peaje.

Excepto por los comentarios de Phillips, no se dijo casi nada sobre la oleada de desarrollo en el flanco sur del bosque, que es la parte del bosque menos visitada por los excursionistas.

El jueves, Phillips recordó que orador tras orador emitieron graves advertencias de que si se construye la autopista de peaje, vendrá una avalancha de hogares.

“Las casas ya están aquí”, dijo Phillips. “Toda la construcción se está volviendo loca”.

Bosque próspero

También hablando en la reunión del miércoles, Aliki Moncrief, directora ejecutiva de Florida Conservation Voters, señaló que se invirtieron casi $9 millones en dinero público en Split Oak para proteger la vida silvestre.

Split Oak está haciendo su trabajo”, dijo Moncrief.

Eso puede haber sido cierto durante casi 30 años, pero ahora no es difícil ver cómo se está degradando la capacidad del bosque para realizar su trabajo.

Los excursionistas, los cuidadores de la vida silvestre y los bosques pueden disfrutar del paisaje de Split Oak de pinos de hoja larga a menos de un lanzamiento de pickleball desde los porches, sillones y parrillas para barbacoa de la subdivisión Lennar at Bridgewalk.

Sus 500 nuevas casas tienen un precio de $330,000 a mucho más.

Pero las subdivisiones y las autopistas han sido espadas que devastan el hábitat y los corredores de la vida silvestre en toda Florida.

Cortan las rutas migratorias de la vida silvestre, dificultan o imposibilitan el inicio de incendios controlados que nutren las tierras naturales, alteran los patrones de drenaje de los humedales en la superficie del suelo, agotan las aguas de los acuíferos debajo de la superficie e incluso diezman aves y pequeños insectos con un depredador doméstico: los gatos de los hogares.

Los tipos de bosques de pinos y matorrales en el área vulnerable de Split Oak dependen del fuego tanto como necesitan la lluvia. Las casas y autopistas contiguas harán que sea terriblemente difícil encender el fósforo.

El ecologista y exprofesor de la Universidad de Florida Central, Reed Noss, dijo que quemar cerca de las casas es difícil, particularmente para los residentes con problemas respiratorios. Pero, la quema prescrita cerca de una autopista de alta velocidad es más problemática debido al riesgo de que el humo pueda desencadenar un accidente, dijo.

Una tendencia poderosa ahora en el impulso de conservación de Florida es proteger los corredores de vida silvestre para garantizar que las conexiones permanezcan entre el bosque, las reservas y los refugios, y evitar que las tierras de conservación como Split Oak Forest se conviertan en sellos postales con débiles latidos ecológicos.

“La pérdida y fragmentación del hábitat son los principales impulsores de la disminución de la población de plantas y animales”, según Florida Wildlife Corridor Foundation, que aboga por mantener los vínculos entre las tierras ambientales.

Bajo asalto

El tramo de 1,700 acres de Split Oak Forest es un rectángulo vertical, con aproximadamente dos tercios o 1,004 acres en el condado de Orange ubicado de forma segura dentro de un escudo circundante de Lake Hart al noroeste y las tierras de conservación de Moss Park al este y Eagles Roost al oeste.

El tercio restante de Split Oak Forest se encuentra en el condado de Osceola y cubre 685 acres, o un poco más de una milla cuadrada. Ese tramo en forma de caja es altamente vulnerable al desarrollo en sus flancos del sur.

El extremo sur de esa milla cuadrada es incluso un ancla para el desarrollo como un servicio. Una subdivisión lleva el nombre de Split Oak y otra comercializa nombres de calles al aire libre como Trailblaze Bend y Voyager Avenue.

El desarrollo se está desbordando desde el Aeropuerto Internacional de Orlando, Medical City y Lake Nona, avanzando hacia el sur por Narcoossee Road de seis carriles – que tenía dos carriles hace poco más de una década y cuatro carriles hasta hace poco – y que conectaba con Bridgewalk y varios otros proyectos de vivienda en ascenso.

Esa actividad turboalimentada, dirigida a compradores mayores de 55 años y también a aquellos que buscan viviendas más asequibles, está impulsada en gran medida por la economía de Orlando y el Condado de Orange.

Los límites de la ciudad de Orlando se extienden 17 millas, o 30 minutos en automóvil, desde la alcaldía hasta el borde oeste de Split Oak Forest – un dedo de la ciudad propiedad de Tavistock Development Co., el principal productor de viviendas en el área, y destinado a la autopista de peaje

El aumento en el desarrollo comercial y residencial no tendrá un impacto tan severo en la porción de Split Oak Forest del condado de Orange. Pero la pieza en Osceola es un blanco fácil.

No hay necesidad de ir allí para entender eso.

Una serie de imágenes aéreas de lapso de tiempo disponibles en Google Earth revela una historia convincente – una transformación asombrosamente rápida del bosque y la tierra sin desarrollar en el condado de Osceola junto a Split Oak.

Gran parte de ese terreno hasta hace menos de dos años, cuando los votantes de Orange prohibieron la autopista de peaje, se parecía mucho a Split Oak Forest.

En un grado sorprendente, ese espacio verde ha sido reemplazado por campos de tierra sin tratar, donde una armada de excavadoras estuvo inactiva el Domingo de Pascua, nuevas autopistas y bloque tras bloque de casas en diferentes etapas de ensamblaje.

Los nuevos vecindarios que cobran vida son Bridgewalk, Split Oak Reserve, Sun Crest, Wesleyn Park Sunbridge de 2,000 viviendas que acaba de comenzar y uno con 1,350 viviendas, Del Webb Sunbridge.

“Los residentes pueden disfrutar de una tarde serena en el bote en el hermoso estanque de la comunidad que se conecta con los principales lagos cercanos”, afirma el material de mercadeo de Bridgewalk.

Es un estanque de retención masivo, completamente hecho por el hombre y tan grande como el cercano Lake Ajay.

Cyrils Drive

Con esas miles de casas vendrá una avalancha de tráfico, alimentando una sola arteria, Cyrils Drive, que corre de este a oeste inmediatamente en la valla sur de Split Oak.

El condado de Osceola pronto comenzará a ampliar Cyrils Drive de un asfaltado rural de dos carriles a cuatro carriles divididos en una configuración de avenida con senderos y jardines.

Orange y Osceola han tenido visiones opuestas para Split Oak Forest y para toda la parte este de los dos condados.

El condado de Orange se ha inclinado hacia la conservación. Pero con los planos sellados por los líderes del condado ya en 2010, Osceola abrió sus puertas a un nuevo paisaje urbano comenzando en Split Oak Forest con casi 30,000 viviendas unifamiliares y multifamiliares.

Los poderosos arquitectos, desarrolladores y cabilderos de ese gran aumento de casas nuevas son Tavistock de Lake Nona y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de Deseret Ranches, y sus innumerables empresas.

Osceola y esos desarrolladores están cooperando para convertir a Cyrils Drive en un corte regional.

Hacia el oeste, Cyrils se cruza con Narcoossee Road, que transporta 30,000 vehículos diariamente y se parece mucho a una versión prometedora de la franja comercial de Semoran Boulevard al norte del aeropuerto de Orlando.

Hacia el este, Deseret y Tavistock están extendiendo Cyrils hasta una intersección con una autopista que pronto se construirá, rehaciendo el aspecto del este de los condados de Orange y Osceola cuando es: Sunbridge Parkway.

Sunbridge Parkway, que será suscrito en gran parte por Tavistock y Deseret, con un costo estimado inicial de $50 millones, se extenderá 6 millas al norte hasta Innovation Parkway, que se cruza con State Road 528, Beachline Expressway.

Todavía queda más del tsunami de tráfico por venir.

La Central Florida Expressway Authority es el posible constructor de la autopista de peaje, llamada Osceola Parkway, a través de Split Oak.

Aunque Florida Communities Trust aprobó la autopista, aún está por llegar un enfrentamiento. Los defensores de Split Oak afirman que el referéndum de votantes de 2020 que prohíbe la autopista de peaje requiere que los líderes del condado de Orange detengan de manera asertiva y explícita todo el apoyo del condado a la autopista – lo cual no han hecho.

“El fiscal del condado de Orange está estudiando la decisión del miércoles y los próximos pasos que el gobierno del condado de Orange y los comisionados del condado deban tomar”, dijo Despina McLaughlin, vocera del condado.

Eso deja la propuesta para la autopista de peaje a través de Split Oak aparentemente en el limbo.

Sin embargo, Expressway Authority, impulsada e incentivada financieramente por Tavistock, Deseret y el Departamento de Transporte del estado, ahora avanza hacia la construcción de un segmento cercano de Osceola Parkway.

Ese tramo comenzará en State Road 417 en la entrada sur del Aeropuerto Internacional de Orlando y doblará hacia el sur y el este a lo largo de la línea Orange-Osceola para conectarse con Narcoossee Road 1½ millas al norte de Cyrils Drive.

El objetivo de la autopista, según la autoridad de autopistas, es mejorar la “movilidad de la creciente población y economía del área”.

Cuando esa parte de la autopista de peaje esté terminada, Cyrils Drive será un tramo breve, pero pintoresco, gracias a Split Oak, en el viaje diario al aeropuerto de Orlando para las miles de casas que se están construyendo en la frontera sur de Split Oak.

1,550 acres

Tavistock y Deseret prepararon el escenario para el desarrollo masivo en la frontera sur de Split Oak y quieren desesperadamente que se construya Osceola Parkway a través del bosque, a juzgar por las decenas de millones de dólares que están dispuestos a gastar en ello.

Prometiendo que la autopista de peaje en Split Oak Forest eliminaría parte de la congestión potencialmente desastrosa en Cyrils, los socios desarrolladores han ofrecido un incentivo.

Según lo propuesto, la autopista de peaje a través de Split Oak Forest se extendería 1.3 millas, ocuparía 60 acres como derecho de paso y separaría otros 100 acres del bosque.

Un ambientalista devoto del lado salvaje de Florida probablemente encontraría la pérdida de cualquier superficie en esa área como una parodia. Las extensiones de pino de hoja larga, matorrales desérticos y una vertiginosa fecundidad de plantas – áster pinar, rosa de genciana de flor grande, rosal de matorral y hierba de St. John de cuatro pétalos, por nombrar una pequeña fracción – son más que bonitas. Están prosperando.

Como compensación por la intrusión, la asociación de desarrollo donaría una parcela contigua para la conservación – 1,550 acres, que tienen derechos para millones de pies cuadrados de desarrollo.

Con la forma de una parcela irregular, la superficie en acres envolvería el lado este de la milla cuadrada de Split Oak Forest de Osceola y se extendería hacia el este para proporcionar una zona de amortiguamiento profunda a lo largo de Moss Park y Isle of Pine Preserve del condado de Orange, y luego se extendería hacia el norte para acoger a la comunidad rural de Lake Mary Jane.

Según el análisis de Audubon, los 1,550 acres incluyen casi 60 acres de matorrales, un hábitat en extinción de plantas raras y vida silvestre. Al menos el 80% del tramo es de calidad alta a moderada para pinos de hoja larga, humedales de cipreses y un híbrido de matorrales y pinares.

Aunque recibe fuertes críticas por ello, Audubon está a favor de aceptar los 1,550 acres como una forma no de salvar sino rescatar a Split Oak de una catástrofe creciente. Los 1,550 acres serían un salvavidas de Split Oak para otras tierras de conservación.

El incentivo de 1,550 acres ha sido descartado por ambientalistas y grupos como una táctica sospechosa. También enfatizan que construir una autopista en Split Oak sentaría un peligroso precedente que pondría en riesgo otras tierras públicas.

“Cuando se compra una propiedad para la conservación, existe la suposición fundamental de que estará protegida a perpetuidad”, dijo Clay Henderson, abogado ambientalista desde hace mucho tiempo, en una carta al Florida Communities Trust.

Pero los constructores de autopistas se adentraron recientemente en el paisaje de conservación célebre a nivel nacional de Florida Central, los parques y reservas del Wekiva River y sus manantiales.

Después de décadas de negociaciones y concesiones de protecciones ambientales reforzadas, incluida la adquisición de tierras forestales adicionales, la autopista de peaje Wekiva Parkway está a punto de completarse.

La avenida requería tres puentes gigantes sobre uno de los dos únicos ríos salvajes y panorámicos de Estados Unidos en Florida, el Wekiva. El proyecto también redujo la superficie en acres del Wekiva River Preserve State Park, Rock Springs Run State Reserve y el Seminole State Forest.

Esas tomas eran franjas estrechas, pero pertenecían a uno de los tesoros ambientales más ferozmente guardados de Florida.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Kevin Spear. La traducción fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. Puedes contactarla en galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.