Anuncios

Australianos protestan contra la colonización británica en el día nacional

SYDNEY (AP) — Miles de australianos protestaron el viernes en el aniversario de la colonización británica de su país y grandes multitudes pidieron que se cambie la celebración del Día de Australia por una jornada de duelo en la fecha que algunos llaman el “Día de la invasión”.

La festividad conmemora la llegada de 11 buques británicos cargados de reos a Port Jackson, lo que en la actualidad es Sydney, el 26 de enero de 1788. Para muchos activistas, ese día marcó el inicio de un periodo continuado de discriminación y expulsión de los indígenas de sus tierras sin un tratado.

Miles de personas, muchas de ellas con banderas aborígenes, protestaron frente al parlamento del estado de Victoria en Melbourne exigiendo la declaración de una jornada de luto en todo el país. Las carreteras y las líneas de tranvía estuvieron cortadas durante más de cuatro horas.

En Sydney, una gran multitud pidió un cambio en la fecha del Día de Australia. En Brisbane se registraron también movilizaciones masivas y la segunda jornada del partido de críquet que enfrenta al país con Indias Occidentales fue interrumpido brevemente por los inconformes.

Los principales deportes del país han dejado de referirse a la jornada como el Día de Australia y la asociación de futbolistas y varios clubes, además de equipos de hockey, han pedido también el cambio de fecha.

Dos monumentos que simbolizan el pasado colonial de Australia sufrieron daños el jueves en Melbourne: una estatua del oficial de la Marina británica James Cook — quien cartografió la costa de Sydney en 1770 — fue serrada por los tobillos y otra de la reina Victoria fue bañada en pintura roja.

Los aborígenes y los isleños del Estrecho de Torres representan el 3,8% de los 26 millones de habitantes de Australia, según el centro de la Oficina de Estadística de 2021. La población indígena es la minoría étnica más desfavorecida del país.

Las tensiones son elevadas luego de que los votantes rechazaron de forma abrumadora en octubre un referéndum para crear un comité que asesore al parlamento sobre las políticas que afectan a los indígenas. El gobierno había propuesto el primer cambio constitucional desde 1977 como un paso adelante en los derechos de la comunidad.

El primer ministro, Anthony Albanese, dijo el viernes que el día nacional era una oportunidad para que los australianos “reflexionen sobre todo lo que hemos logrado como nación”.