Australia pide a China usar su influencia para terminar con la invasión rusa a Ucrania

·2  min de lectura

Sídney (Australia), 23 sep (EFE).- Australia pidió a China que use la buena relación que mantiene con Rusia para poner fin a la "ilegal" invasión rusa a Ucrania, que se inició en febrero pasado, según dijo este viernes su ministra de Exteriores, Penny Wong, tras reunirse con su homólogo chino, Wang Yi.

"Hemos pedido a China, como miembro del P5 (miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas) con una responsabilidad especial, que defienda la Carta de la ONU y utilice su influencia para poner fin a la guerra", dijo Wong en declaraciones a periodistas retransmitidas por las redes sociales de su despacho.

Los comentarios de Wong -quien calificó de "impensables e irresponsables" la amenaza del presidente ruso, Vladimir Putin, de usar armas nucleares- se produjeron tras un importante diálogo "constructivo" en Nueva York con su homólogo chino, en una reunión paralela a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Wong también reiteró sus pedidos en favor de la "contención y la desescalada" en torno a Taiwán, tras los comentarios del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien abrió la posibilidad de enviar fuerzas militares estadounidenses para defender esta isla en caso de una invasión china, al paso que Pekín pidió al mandatario norteamericano "prudencia" en el asunto.

En ese sentido, la ministra australiana insistió que su país mantiene desde 1972 una posición unificada de reconocer a una sola China, aunque resaltó que la política de su país también "incluye el compromiso económico y el compromiso pueblo a pueblo con Taiwán".

En el plano de las relaciones bilaterales, Wong indicó que abordó con Wang las barreras comerciales impuestas por Pekín a varios productos australianos, la detención y procesamiento judicial contra los ciudadanos chinos-australianos, entre ellos los de la periodista Cheng Lei y del activista pro-demócrata y académico, Yang Hengjun, entre otros.

"Es un largo camino en el que ambas partes tendrán que dar muchos pasos hacia una relación más estable", precisó Wong, quien se reunió por primera vez en julio pasado en una reunión paralela del G20 con Wang, en el primer encuentro de ministros de Exteriores que se producía entre ambas naciones desde 2019.

Los lazos diplomáticos entre Australia y China comenzaron a congelarse a raíz de varios desacuerdos, entre ellos la exclusión en 2018 por motivos de seguridad de las compañías chinas Huawei y ZTE de participar en la red de 5G de Australia.

Desde entonces, las relaciones se han deteriorado por cuestiones como la militarización del gigante asiático o la aprobación en Australia de leyes contra la injerencia extranjera y el espionaje, tras conocerse donaciones chinas a políticos y ciberataques a organismos del Estado y universidades, atribuidos a China.

Pekín respondió con la imposición de aranceles a la importación de varios productos australianos, especialmente tras la solicitud australiana para realizar una investigación independiente sobre el origen de la covid-19.

(c) Agencia EFE