Aumenta la tensión: el kirchnerismo apura la sesión en Diputados para sacarle más fondos a la Ciudad

LA NACION
·3  min de lectura
El bloque encabezado por Máximo Kirchner convocó a una sesión especial para el lunes
Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Filipuzzi

De manera sorpresiva, el bloque de diputados del Frente de Todos, presidido por Máximo Kirchner, convocó para el lunes próximo -último día de sesiones ordinarias- a una sesión especial para debatir el proyecto que propone detraerle más fondos a la ciudad de Buenos Aires. La oposición de Juntos por el Cambio criticó la convocatoria, a la que interpretó como una nueva presión de la Casa Rosada sobre el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El debate se realizará en el contexto de una fuerte tensión entre el gobierno nacional y el porteño. Los tironeos comenzaron hace dos meses, cuando Rodríguez Larreta una medida cautelar ante la Corte Suprema para que deje sin efecto el decreto presidencial 735, por el cual la Nación le detrajo un punto de la coparticipación para destinarlo a Buenos Aires, provincia gobernada por el kirchnerista Axel Kicillof.

Los costos de la paz social y los nexos políticos de los barras en un país en crisis

Los cruces continuaron esta semana, tras los desmanes ocurridos durante el velorio del futbolista Diego Maradona en la Casa Rosada. El Gobierno, por medio de la Secretaría de Derechos Humanos, presentó una denuncia penal contra Rodríguez Larreta y Diego Santilli, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, en la que los responsabilizó por la "represión" perpetrada por la policía porteña contra los fanáticos que desbordaron el lugar.

"Quieren reducirle aún más la coparticipación a la Ciudad como si lo que ya le han quitado no fuera inconstitucional -cuestionó el jefe del bloque de diputados de Pro, Cristian Ritondo-. La mezquindad política tuvo su pico cuando ante la falta de organización y de comunicación de las autoridades nacionales, se produjeron desmanes frente a la Casa Rosada y ahora pretenden ensuciar al gobierno de la Ciudad".

El proyecto

El proyecto que se debatirá en la Cámara baja y que cuenta con media sanción del Senado fija en $24.500 millones anuales el monto por el traspaso de la policía a la ciudad de Buenos Aires, un monto menor a lo que recibía la gestión porteña. Esta cifra, según la iniciativa, se actualizará de acuerdo con un índice compuesto en un 80% por el índice nominal del salario promedio de la Policía Federal y en un 20% por el índice de precios al consumidor (IPC), correspondientes al año precedente.

Pecados kirchneristas: una jugada al límite que puede salpicar al Presidente

Los recursos, una vez que se sancione la ley, serían financiados directamente por la ley de presupuesto y no por la coparticipación federal, que, en esta línea, se vería reducida al 1,4%, tal como rigió de 2003 a 2015.

El proyecto no solo recibió el rechazo de Juntos por el Cambio. Los tres diputados lavagnistas de Consenso Federal también anticiparon sus reparos. "El Congreso no debería intervenir en este conflicto entre la Nación y el gobierno porteño", sostuvo Alejandro "Topo" Rodríguez, jefe del bloque.

"En contra del federalismo, el expresidente Mauricio Macri hizo uso discrecional de los recursos nacionales para favorecer a la Capital. Ahora, el gobierno actual abandona el camino del diálogo iniciado con la Ciudad y elige una vía rápida para quitarle fondos a una jurisdicción federal -enfatizó el legislador, en nombre del bloque-. Poner al Congreso a resolver lo que el gobierno no quiso arreglar es un atajo política e institucionalmente inadecuado, propio de quienes no confían en el diálogo, en los acuerdos esenciales sobre los que históricamente se ha construido el federalismo argentino."