Atentado contra Cristina Kirchner: cuáles fueron los magnicidios que conmovieron al mundo

·10  min de lectura
Shinzo Abe; Japón; mundo
El primer ministro Shinzo Abe, después del ataque, el pasado 8 de julio - Créditos: @Kyodo News vía AP

El intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner mientras saludaba a seguidores en la puerta del edificio donde vive en Recoleta revivió los recuerdos de escenas escalofriantes de la historia mundial, en las que poderosas figuras -presidentes, exmandatarios o candidatos- fueron atacados por su ideología.

A continuación, un repaso por algunos de los magnicidios más recordados de la historia:

Shinzo Abe

El exprimer ministro de Japón Shinzo Abe fue asesinado el 8 de julio con un arma de fabricación casera durante un mitin electoral previo a las elecciones del Senado en Nara, en el oeste de Japón.

El acusado de matarlo, Tetsuya Yamagami, dijo haber atacado a Abe por creer que el exjefe de gobierno estaba ligado a la Iglesia de la Unificación. La madre de Yamagami habría hecho grandes donaciones a esa iglesia y su hijo atribuye a eso las dificultades financieras de su familia.

Como consecuencia del crimen político, el primer ministro japonés dijo esta semana que su partido romperá todos los vínculos con la Iglesia de la Unificación, conocida como “secta Moon”.

Jovenel Moise

El 7 de julio de 2021, un comando armado asesinó al presidente de Haití, Jovenel Moise, en su residencia oficial. Los atacantes entraron a la residencia del presidente sin que las unidades de élite encargadas de su protección hicieran algo para detenerlos. La primera dama, Martine Moise, resultó gravemente herida en el ataque, y logró sobrevivir.

Foto tomada el 21 de julio del 2021 de funcionarios en el funeral del presidente haitiano Jovenel Moise en Puerto Príncipe.  (Foto AP/Joseph Odelyn, File)
Foto tomada el 21 de julio del 2021 de funcionarios en el funeral del presidente haitiano Jovenel Moise en Puerto Príncipe. (Foto AP/Joseph Odelyn, File)

Por el crimen, detuvieron a unas cuarenta personas, incluidos 18 exsoldados colombianos que se cree fueron contratados como sicarios. Sin embargo, más de un año después, las investigaciones están en punto muerto, los instigadores y los motivos del homicidio siguen sin conocerse y el clima político en el país continúa deteriorándose. Ninguna persona fue acusada formalmente por el asesinato.

La posible participación del primer ministro Ariel Henry en el asesinato frena aún más la investigación judicial. Designado apenas dos días antes del magnicidio, Henry es sospechoso de haber mantenido conversaciones telefónicas con uno de los principales acusados pocas horas después del atentado. Invitado por el fiscal a dar explicaciones, el jefe de gobierno no se presentó y luego destituyó al magistrado.

Jair Bolsonaro (intento de magnicidio)

El 6 de septiembre de 2018, en la recta final de la campaña para las elecciones presidenciales de Brasil, el presidente Jair Bolsonaro fue apuñalado en un acto en Juiz de Fora, en el estado de Minais Gerais. Bolsonaro quedó internado en ese momento y desde entonces su salud mostró signos de fragilidad como consecuencia del ataque en el intestino. Desde entonces, Bolsonaro se sometió a seis cirugías, cinco de ellas en el aparato digestivo.

Por el hecho fue detenido Adélio Bispo de Oliveira, de 40 años, un hombre desempleado que se mostraba crítico hacia Bolsonaro, quien en ese momento ya lideraba las encuestas de las elecciones que finalmente ganó en segunda vuelta contra el candidato del PT, Fernando Haddad.

Muammar Khadafy

“Le anunciamos al mundo que Khadafy murió a manos de los revolucionarios”, anunció un vocero de la prensa del Consejo Nacional de Transición de Libia el 20 de octubre de 2011. “Es un momento histórico, es el fin de la tiranía y de la dictadura. Khadafy cumplió su destino”.

El revolucionario coronel libio tomó la presidencia del país en 1969 por medio de un golpe de Estado que depuso a la monarquía Senussi. Se mantuvo en el poder como presidente hasta 1977, cuando se consagró Líder Fraternal de Libia, un título que, si bien no tenía función gubernamental oficial y que según él era una figura simbólica, ejercía casi por completo el control del país.

Muammar Khadafy
Muammar al Gaddafi

Fue asesinado por las fuerzas opositoras en la batalla de Sirte durante la guerra civil libia, mientras intentaba escapar de los ataques de la OTAN - quienes fueron parte de los combates tras una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que les autorizaba actuar para proteger a la población-.

El asesinato de Gaddafi marcó “el fin de una era de despotismo y represión”, según el presidente de la Unión Europea (UE) en aquel entonces, Herman Van Rompuy, y dio inicio a la liberación de Libia.

Izzadine Saleem

El presidente del gobierno de Irak fue asesinado por grupos insurgentes a solo seis semanas de la transferencia del poder en el país, el 18 de mayo de 2004. El incidente marcó uno de los peores ataques desde la caída de Saddam Hussein.

El homicidio se produjo cuando dos suicidas iraquíes, supuestamente vinculados con Al-Qaeda, hicieron estallar un coche bomba que se cobró la vida del más alto funcionario del Consejo de Gobierno iraquí, el gobierno provisional nombrado por Estados Unidos, y seis personas más que estaban en las inmediaciones.

Tras el ataque, la Casa Blanca aseguró que no se demoraría el traspaso de la soberanía al gobierno provisional iraquí, que finalmente ocurrió el 28 de junio de ese mismo año y convocó a elecciones al año siguiente para formar una Asamblea Nacional Constituyente.

Laurent-Desiré Kabila

La crisis política del Congo se agravó en enero de 2001 cuando el presidente Laurent Desiré Kabila fue asesinado por el viceministro de Defensa, el coronel Kayembe, durante un confuso incidente de aparente golpe de Estado.

La noticia conmovió a la República Democrática del Congo y aumentó la incertidumbre en la población, ya que Kabila no había designado sustituto para tomar el poder.

El atacante, quien fue abatido tras cometer el crimen, acababa de ser destituido junto con otros oficiales superiores de las fuerzas armadas debido a su conducta en la guerra.

Luis Donaldo Colosio

El candidato a la presidencia de México por el Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio Murrieta, fue asesinado de dos tiros mientras saludaba a una multitud de seguidores en un acto proselitista en Lomas Taurinas, Tijuana, el 23 de marzo de 1994.

Por el hecho fue detenido el autor material del crimen, Mario Aburto Martínez, quien sigue preso al día de hoy. El año pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció protección del Estado a Aburto por presuntas denuncias de tortura en la cárcel. Mientras tanto, las investigaciones se prolongaron durante años en busca de un posible autor intelectual o de un complot.

Historia de un crimen: Colosio
Luis Donaldo Colosio fue asesinado cuando era candidato presidencial por el PRI

Este año, 28 años después del crimen, la Fiscalía General de la República de México reabrió el caso, integró un equipo especial para investigar los hechos y, llegado el caso, retomar los procesos penales contra las personas vinculadas en el caso.

Isaac Rabin

El primer ministro laborista de Israel Isaac Rabin fue asesinado el 4 de noviembre de 1995. Le disparó un joven judío de extrema derecha identificado como Yigal Amir durante un acto de apoyo al proceso de paz con los palestinos que él había empezado luego de la firma de los Acuerdos de Oslo en 1993.

Como un hito en la historia de la paz árabe-Israelí, los Acuerdos de Oslo fueron firmados por Rabin y Yasser Arafat. Un año después, en 1994, los dos líderes junto a Simón Perez, recibieron el Premio Nobel de la Paz. En 1994, Benjamin Netanyahu, sucesor de Rabin, anuló los Acuerdos de Oslo al asumir el poder.

Isaac Rabin fue un primer ministro laborista de Israel
Isaac Rabin fue un primer ministro laborista de Israel - Créditos: @Patrick Robert - Corbis

Luis Carlos Galán

El asesinato del candidato a la presidencia de Colombia en 1989 fue un crimen que estremeció al país. Ocurrió durante una manifestación en Soacha, a la que asistieron unas 20.000 personas, en un contexto de varias homicidios de figuras políticas que acontecieron apenas horas antes.

El chaleco antibalas que llevaba puesto no logró impedir los disparos que penetraron al caudillo liberal mientras alzaba los brazos para saludar a la gente. Las ráfagas de disparos lanzadas por Jhon Jairo Velásquez Vásquez, más conocido como “Popeye”, el famoso sicario del narcotraficante Pablo Escobar, dejaron al aspirante agonizando en el suelo.

Galán fue ingresado por sus escoltas al servicio de urgencias del Hospital de Bosa, mientras las emisoras difundían el escalofriante incidente, que había sido capturado por las cámaras.

Colombia experimentó este tipo de magnicidios durante los años siguientes: en 1990 Bernardo Jaramillo Ossa, miembro del Partido Comunista, fue asesinado durante su campaña en Bogotá, y apenas un mes después, Carlos Pizarro, exmiembro de la guerrilla, murió a bordo de un avión tras el anuncio de su candidatura.

Olof Palme

El primer ministro sueco Olof Palme fue asesinado después de salir de un cine junto a su mujer el 28 de febrero de 1986. Le pegaron varios tiros a quemarropa por la espalda en pleno centro de Estocolmo.

La identidad del agresor fue un misterio y un fantasma para la política sueca durante años, hasta que recién 34 años después se resolvió el crimen: en junio de 2020 la Fiscalía General de Suecia identificó como sospechoso del crimen a Stig Engström, quien había sido interrogado como testigo en la primera etapa de la investigación. El hombre no pudo ser acusado: se suicidó en el año 2000, por lo que se cerró el caso del magnicidio.

El sueco Olof Palme fue asesinado cuando salió del cine con su mujer
El sueco Olof Palme fue asesinado cuando salió del cine con su mujer - Créditos: @Bettmann

Pedro Eugenio Aramburu

El teniente general Pedro Eugenio Aramburu, exmandatario de facto argentino, fue secuestrado de su casa el 29 de junio de 1970 y posteriormente asesinado (tres días después) por Montoneros. Su cuerpo, amordazado y con las manos atadas, fue encontrado un mes y medio después del asesinato.

John F. Kennedy

El atentado al presidente de Estados Unidos fue quizás uno de los episodios más trágicos que marcaron la historia norteamericana y conmocionaron al mundo. John Fitzgerald Kennedy viajaba con su esposa en un auto descapotable en Dallas, el 22 de noviembre de 1963, cuando una bala impactó su cuello y otra su cabeza.

John F Kennedy (1917-1963) y la primera dama Jacqueline Kennedy (de soltera Bouvier, más tarde Onassis, 1929-1994)
John F Kennedy (1917-1963) y la primera dama Jacqueline Kennedy (de soltera Bouvier, más tarde Onassis, 1929-1994) - Créditos: @Bettmann

Fue trasladado de urgencia al hospital principal de Dallas, donde los médicos trataron de reanimarlo por más de media hora, pero fue en vano.

Dos días después, Lee Harvey Oswald, un ex marine estadounidense que había vivido durante dos años en la Unión Soviética, pagó con su vida por haber matado a Kennedy, al ser asesinado mientras estaba siendo trasladado al cuartel de la policía de Dallas.

Inejiro Asanuma

El asesinato del líder del Partido Social Japonés Inejiro Asanuma el 12 de octubre de 1960 provocó una fuerte conmoción porque fue captado por las cámaras que grababan un discurso que iba a ser televisado. A apenas unos metros estaba el entonces primer ministro Hayato Ikeda.

El político fue atacado con un wakizaki, un sable corto japonés, por un joven ultraderechista de 17 años que luego se ahorcó en prisión.

Anastasio Somoza García

El dictador Anastasio Somoza García, quien gobernó Nicaragua durante 16 años (en dos períodos), fue baleado el 21 de septiembre de 1956 en un acto proselitista en el que lo iban a proclamar nuevamente candidato del Partido Liberal Nacionalista (PLN). Le pegaron cinco tiros mientras el mandatario estaba sentado en una mesa junto a su esposa. Somoza fue internado y operado y finalmente murió ocho días después.

Su hijo, Anastasio Somoza Debayle, también murió asesinado, el 17 de septiembre de 1980, después de dejar la presidencia, en un atentado en Paraguay, perpetrado por un grupo comando.

Anastasio Somoza García (izquierda) junto al presidente Roosevelt en Washington en 1939
Anastasio Somoza García (izquierda) junto al presidente Roosevelt en Washington en 1939

Francisco Fernando de Austria

El crimen del archiduque de Austria, Francisco Fernando, dio inicio a uno de los peores conflictos en la historia, la Primera Guerra Mundial, en 1914.

En la mañana del 28 de junio, seis asesinos que buscaban el fin del dominio austrohúngaro en Bosnia, entre ellos Gavrilo Princip, esperaban al desfile programado de automóviles de figuras políticas en las calles de Sarajevo. En el tercer auto de la caravana viajaba el mandatario junto con su esposa Sophie y otros funcionarios.

Luego de varios intentos de asesinato fallecidos, Princip se acercó al vehículo y disparó a quemarropa a la pareja real, dejando a ambos inconscientes. Ambos murieron en la residencia del gobierno, y Princip fue arrestado mientras intentaba suicidarse.