Anuncios

Un ataque de dron mata a 6 combatientes kurdos en una base siria que aloja a tropas de EEUU

Esta imagen publicada por el Ministerio de Defensa británico el domingo 4 de febrero de 2024 muestra un avión Typhoon FGR4 de la fuerza aérea británica de regreso a la base en Chipre tras ataques contra objetivos hutíes en Yemen. (CAS1 Jake Green/Fuerza Aérea británica via AP)

BEIRUT (AP) — Seis combatientes kurdos murieron el domingo por la noche en un ataque de dron contra una base que aloja a tropas estadunidenses en el este de Siria, en el primer ataque significativo en Siria e Irak tras los bombardeos de represalia estadounidenses del fin de semana contra milicias con apoyo iraní que han atacado a sus fuerzas en la región.

El ataque golpeó un campo de entrenamiento en la base de Al Omar en la provincia oriental siria de Deir el-Zour, según las Fuerzas Democráticas Sirias, un contingente de liderazgo kurdo con apoyo de Washington. No se reportaron víctimas entre las tropas estadounidenses en la base, donde se instruye a los comandos de las FDS.

Un grupo iraquí de milicias con apoyo de Teherán, conocido como Resistencia Islámica en Irak, publicó un video reclamando la autoría del ataque que mostraba el lanzamiento de un dron desde un lugar un especificado.

A finales de enero, un ataque de dron del mismo grupo mató a tres militares estadounidenses e hirió a docenas más en una base desértica en Jordania. El ejército de Estados Unidos realizó docenas de bombardeos como represalia contra grupos armados con apoyo iraní en el oeste de Irak y el este de Siria, además de contra los hutíes en Yemen.

Las FDS acusaron en un principio a “mercenarios apoyados por el régimen sirio” por el ataque del domingo, aunque en un segundo comunicado culparon a ”milicias con respaldo iraní" tras investigar el suceso.

El grupo de milicias iraquíes ha lanzado docenas de drones contra bases y tropas militares estadounidenses en Irak y Siria y ha pedido la retirada de los soldados estadounidenses de ambos países.

Las tensiones se han disparado en Oriente Medio durante la guerra entre Israel y Hamás, iniciada por el asalto de Hamás al sur de Israel el 7 de octubre.

Por su parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo opositor que monitorea la guerra y con sede en Reino Unido, dijo que al menos siete combatientes de las FDS habían muerto en el ataque del domingo y al menos 18 estaban heridos, algunos en estado crítico. No indicó si había personal militar estadounidense entre las bajas.

El ataque del domingo ocurrió dos días después de que el ejército estadounidense realizara ataques contra objetivos milicianos asociados a Irán en Siria e irak.

Las FDS dijeron que tenían derecho a responder al ataque.

El ejército estadounidense dijo que había alcanzado cuatro misiles antibuque el domingo que estaban preparados para disparar contra barcos en el Mar Rojo desde zonas controladas por los hutíes en Yemen.

En un comunicado el lunes por la mañana, el Comando Central de Estados Unidos dijo que los ataques eran en defensa propia después de que sus fuerzas determinaran que los misiles “suponían una amenaza inminente para barcos de la Marina estadounidense y embarcaciones mercantes en la región”.

Los ataques del domingo se produjeron al día siguiente de que Estados Unidos y Reino Unido hicieran una segunda ronda de bombardeos contra los hutíes que pretendía mermar la capacidad del grupo de atacar barcos en el Mar Rojo. Washington y Londres dijeron haber alcanzado 36 blancos hutíes.

___

El periodista de Associated Press Samy Magdy contribuyó a este despacho desde El Cairo.