El abogado de Cristina Kirchner dijo que si se formateó el celular de Fernando Sabag Montiel “todos los que lo tocaron tendrán sus consecuencias”

·4  min de lectura
Gregorio Dalbon, abogado de Cristina Kirchner
Gregorio Dalbon, abogado de Cristina Kirchner - Créditos: @Twitter @gregoriodalbon

Después de conocerse que podrían perderse pruebas clave porque fue formateado el teléfono del agresor de la vicepresidenta Cristina Kirchner, Fernando Sabag Montiel, habló el abogado de la exmandataria Gregorio Dalbon, quien dijo que en ese caso “todos los que tocaron el celular tendrán sus consecuencias”. Ya confirmado que será el representante de la dirigente del Frente de Todos en esta causa, el abogado indicó que todavía “no le consta fehacientemente” que este inconveniente haya ocurrido, y que recién lo sabrá mañana cuando se constituyan como querella y tengan ingreso al expediente.

“No me consta fehacientemente lo que se está leyendo en los diarios, en la medida que sea cierto va a haber responsabilidad de la jueza [María Eugenia Capuchetti], del fiscal [Carlos Rívolo] y de la Policía Federal”, planteó el letrado en Radio Futuröck. Hoy LA NACION publicó que el celular que portaba Sabag Montiel el jueves del ataque a Cristina Kirchner fue formateado por la Policía Federal Argentina (PFA) mientras se intentaba obtener información, en los tribunales de Comodoro Py.

“Es rarísimo que en un hecho de tanta envergadura con tanto cuidado se trató al imputado y con más cuidado debía haberse tratarse al celular, que es lo que habla”, comentó el abogado de la vicepresidenta, que se mostró esperanzado de que esto tenga solución.

Sin embargo, advirtió: “De no tenerla va a haber consecuencias para aquellos que estuvieron en la investigación preliminar de la pesquisa: la jueza Capuchetti, el fiscal Rívolo y la gente de la Federal que tocó ese celular. Todos los que lo tocaron, tendrán sus consecuencias”. Además dijo que, en ese caso, habrá un “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y que analizarán cada una de las responsabilidades.

“Hay que ver bien quién manipuló el celular y si no se pueden recuperar los datos. Vamos a entrar con la querella mañana con un técnico para tratar de analizar si se pueden recuperar, si lo que está diciendo la prensa es cierto”, aseveró Dalbon, quien dijo que la intención fue dejar que Cristina Kirchner “descanse” este fin de semana, para comenzar de nuevo el lunes.

Asimismo, remarcó que sugerirán que la investigación se amplíe hacia personas del núcleo cercano a Sabag Montiel. “Mucha gente me ha mandado el historial del detenido y personas conocidas del detenido, de la novia y algunas otras personas más que puedan llegar a ser llamadas por la Justicia para que colaboren con la investigación”, anticipó.

“No actuó solo”

Es que Dalbon está convencido de que el atacante no actuó solo, algo con lo que insistió ayer. “Solo no actuó porque hubo hechos preparatorios para el intento de comisión del asesinato. Hubo otras personas que estuvieron al tanto de esta situación sin lugar a dudas”, planteó en C5N bajo la misma postura que esta mañana.

En ese sentido hizo referencia, por ejemplo, a las polémicas declaraciones que vertió un amigo de Sabag Montiel llamado Mario, quien dijo que la “intención original” que tenía el agresor era matar a la vicepresidenta, pero que “no ensayó antes”. Sobre eso, el abogado expuso: “[Mario] va a ser llamado a la Justicia, no sé en qué condición. Creo que lo conoce bastante a este individuo y sería interesante que dé la razón de sus dichos ante la Justicia”.

Con la expectativa de llegar “al fondo” en la causa, Dalbon manifestó que Sabag Montiel “no es un loquito suelto” ni un “lobo solitario”, ya que según su parecer “es alguien que actuó apoyado” y “con el sostén en cuestiones que tienen que ver con el arma y con las balas” que se encontraron en el domicilio de San Martín del atacante durante los allanamientos posteriores al intento de magnicidio.

Anoche, en su Twitter, el letrado había confirmado que representaría a Cristina Kirchner en este expediente y que se constituirían como querella. “Un nazi misógino quiso matarla. Previa inacción judicial en causas de amenazas de muerte y carteles en la vía pública. Impunes gritos de ‘asesina’, maten a la ‘cretina’, pena capital, péguenle un tiro. No vamos a naturalizar la escalada de odio. Seremos con Cristina Kirchner querellantes”, escribió Dalbon.

En tanto, anticipó que pedirán que la carátula de esta causa pase a un “intento de femicidio” en grado de tentativa, con dos agravantes de alevosía: el uso de arma de fuego y que Cristina Kirchner estaba indefensa. Asimismo, que a esta definición debería agregarse otra por uso ilegal de la pistola Bersa que se supone utilizó Sabag Montiel la noche del jueves, cuando entre la militancia que llegó al departamento de la vicepresidenta en Recoleta sacó este artefacto y gatilló contra la exmandataria, aunque la bala -por cuestiones que se investigan- no salió.

“No podemos olvidar que es una mujer en estado de indefensión, estaba firmando libros, es una persona que estaba absolutamente indefensa ante un arma a 50 centímetros de su cabeza”, expresó Dalbon en cuanto a Cristina Kirchner.