Anuncios

Asesinatos de Delphi: lo que sabemos sobre las muertes de Libby German y Abby Williams y el arresto de Allen

Asesinaron a Libby German y Abby Williams en 2017  (Indiana State Police)
Asesinaron a Libby German y Abby Williams en 2017 (Indiana State Police)

Han pasado más de cinco años desde que las mejores amigas Libby German, de 14 años, y Abby Williams, de 13, emprendieron una caminata en su ciudad natal de Delphi, Indiana, para nunca más ser vistas con vida.

Desde entonces, varios hombres locales han estado bajo sospecha por sus asesinatos.

Pero no se realizaron arrestos, no se nombró formalmente a ningún sospechoso y una pista prometedora tras otra se descartó. Hasta ahora.

Por primera vez, arrestaron a un hombre en relación con los asesinatos de las adolescentes en 2017.

A Richard Allen, un hombre originario de Delphi de 50 años, lo detuvieron el viernes y lo retuvieron en la cárcel del condado de Carroll. Luego lo trasladaron a una instalación estatal por su propia seguridad.

Hasta el momento, no está claro de qué se le acusa, pero las fuentes policiales lo han descrito como un “gran avance” en el caso que ha sacudido a la comunidad de Indiana durante más de media década y ha dejado a las familias de las niñas desesperadas por obtener respuestas.

Cuando se supo la noticia del arresto, la hermana de Libby, Kelsi German, tuiteó que “hoy es el día” que habían esperado.

“Solo sepan lo agradecida que estoy con todos ustedes. No hay comentarios por ahora, cualquier pregunta por favor diríjanse a la oficina del fiscal del condado de Carroll. Tentativamente hay una conferencia de prensa el lunes a las 10 am. Entonces diremos más. Hoy es el día”, escribió.

En un segundo tuit, agregó: “No hay nada confirmado en este momento”.

Los funcionarios han guardado silencio sobre el descubrimiento, pero programaron una conferencia de prensa para el lunes por la mañana para brindar una actualización sobre el caso.

Se espera que los investigadores de la Policía Estatal de Indiana, así como los miembros de las familias de Libby y Abby, hablen en la sesión informativa.

¿Qué pasó con Libby y Abby?

Libby y Abby desaparecieron el 13 de febrero de 2017 después de emprender una caminata por Monon High Bridge Trail en Delphi, Indiana.

Descubrieron sus cuerpos al día siguiente en un área boscosa a media milla del sendero.

Durante años, la policía se ha negado a decir cómo murieron las niñas y ha revelado pocos detalles sobre la escena del crimen.

Sin embargo, nuevos detalles impactantes sobre los asesinatos salieron a la luz en una solicitud de orden de registro obtenida por el podcast The Murder Sheet y compartida con The Independent en mayo.

Libby German publicó un Snapchat durante la caminata de las dos amigas (Snapchat)
Libby German publicó un Snapchat durante la caminata de las dos amigas (Snapchat)

La orden, presentada por un agente del FBI que investigaba los asesinatos en 2017 y censurada en parte, tenía como objetivo realizar un cateo en la casa de un residente local, Ronald Logan.

En él, el agente reveló que las niñas habían perdido “mucha” sangre durante su muerte y que se cree que su asesino movió y montó sus cuerpos en algún tipo de escenificación, antes de llevarse algún tipo de recuerdo de la escena.

Por primera vez, la orden también reveló que a las adolescentes las asesinaron con algún tipo de arma. La palabra de qué arma fue estaba censurada en el documento.

El asesino habría quedado cubierto con la sangre de las víctimas después de los asesinatos debido a que “las víctimas perdieron una gran cantidad de sangre en la escena del crimen”, se lee en el documento.

“Debido a la naturaleza de las heridas de la víctima, es casi seguro que el perpetrador del crimen se habría manchado de sangre a sí mismo o a su ropa”.

Se cree que a Abby y Libby las mataron en otro lugar, antes de que su asesino trasladara sus cuerpos al lugar donde fueron encontrados, según muestran los documentos descubiertos.

Escalofriantes imágenes del sospechoso

El día que las niñas desaparecieron, Libby había publicado fotos en Snapchat de ella y Abby caminando por el sendero.

Se cree que la imagen de las dos mejores amigas es la última foto de ellas antes de morir.

Algo que impulsó la investigación fue que Libby también capturó un vídeo granulado en su teléfono de un hombre vestido con pantalones azules, una chaqueta azul y una gorra mientras caminaba por el puente ferroviario abandonado.

Los investigadores publicaron una imagen de baja resolución del vídeo y un audio escalofriante del hombre que les dice a las dos niñas: “Bajen la colina”.

Esta imagen la tomó el teléfono de Libby el día que las niñas desaparecieron. Los investigadores creen que este hombre es el asesino (Indiana State Police)
Esta imagen la tomó el teléfono de Libby el día que las niñas desaparecieron. Los investigadores creen que este hombre es el asesino (Indiana State Police)

Los investigadores han sospechado durante mucho tiempo que este hombre es el asesino de las niñas y elogiaron a las niñas por documentar el vídeo como evidencia.

Hasta el momento, el hombre nunca ha sido identificado.

La policía dio la descripción del hombre como un hombre blanco de entre 16 y 40 años, entre 5 pies y 6 pulgadas (1,67 metros) y 5 pies y 10 pulgadaas (1,77 metros) de altura y con un peso de entre 180 y 200 libras (81 y 90 kilogramos).

Se distribuyeron múltiples bocetos policiales de un hombre que coincidía con la descripción del hombre en las imágenes.

¿Quién es Richard Allen?

No está claro qué información condujo al arresto de Allen ahora, más de cinco años después de los asesinatos de 2017.

En agosto, la policía estatal de Indiana buscaba en el río Wabash en Perú, a unos 40 minutos al este de Delphi, en relación con el caso.

En el momento de los asesinatos, Allen tendría 44 años.

El hombre de 50 años es residente local de Delphi, donde las adolescentes vivían con sus familias.

Según los registros en línea, Allen ha vivido en Delphi desde al menos 2006 y en Indiana toda su vida adulta.

Está casado y trabaja como farmaceuta recibió su licencia farmacéutica más reciente en febrero de 2018, un año después de los asesinatos.

Un retrato hablado de quien se cree es el asesino de Abby yLibby (Indiana State Police)
Un retrato hablado de quien se cree es el asesino de Abby yLibby (Indiana State Police)

Un residente local le dijo a Fox59 que Allen actualmente trabaja en la tienda local de CVS, y está en contacto con miembros de la comunidad como parte de su trabajo.

“Cuando entraba a CVS como cliente, me decía ‘¿necesita ayuda?’ Yo decía que ‘no’”, contó Chandler Underhill, el gerente del local Brick & Mortar Pub, de donde dijo que Allen era un cliente habitual.

“Al igual que un tipo normal que he visto durante los últimos años, sin pensar en nada”.

Underhill añadió que Allen siempre parecía “normal” cuando entraba al pub donde trabaja.

"Yo hablaba, él no decía mucho. Parece un tipo normal”.

“Uno de mis clientes me decía que no hablaba mucho”.

Las autoridades registraron el río Wabash de Indiana en agosto (The Murder Podcast)
Las autoridades registraron el río Wabash de Indiana en agosto (The Murder Podcast)

Allen parece no tener antecedentes penales.

Sin embargo, el registro de la cárcel del condado de Carroll tiene a Allen con el alias de Craigh Ross Rentfrow.

Otros nombres vinculados al caso

El arresto de Allen marca la primera vez que su nombre se relaciona públicamente con los asesinatos sin resolver.

A lo largo de los años, las autoridades se han centrado en varios otros hombres.

Un hombre de Indiana de 27 años fue el centro de atención el año pasado cuando la cuenta en línea que usó para hacerle grooming (o manipulación pederasta) a niñas menores de edad en línea estaba vinculada a las víctimas adolescentes. Registraron su casa bajo sospecha de cargos de pornografía infantil solo dos semanas después de los asesinatos de 2017.

En diciembre de 2021, la policía estatal de Indiana anunció que los funcionarios habían “descubierto” un perfil en línea falso llamado anthony_shots.

Kegan Anthony Kline estuvo bajo escrutinio el año pasado cuando usó un perfil falso para ponerse en contacto con chicas menores de edad (Miami County Sheriff’s Office)
Kegan Anthony Kline estuvo bajo escrutinio el año pasado cuando usó un perfil falso para ponerse en contacto con chicas menores de edad (Miami County Sheriff’s Office)

El perfil se usó de 2016 a 2017 en plataformas que incluyen Snapchat e Instagram y usó fotos de un modelo masculino conocido, lo retrató como muy rico y dueño de numerosos autos deportivos.

Los investigadores dijeron que la persona detrás de la cuenta era Kegan Anthony Kline, un hombre de 27 años con domicilio en Kokomo, Perú, cerca de Delphi.

Según una declaración jurada, Kline se hizo pasar por modelo para hacerle grooming a niñas menores de edad y hacer que enviaran fotos de desnudos y sus direcciones para intentar que lo conocieran. El modelo masculino cuyas fotos se usaron no tenía conexión con el caso.

Arrestaron a Kline por cargos de imágenes de abuso sexual infantil y explotación infantil vinculados a la cuenta en 2020.

Supuestamente admitió ante los investigadores que acosaba a niñas menores de edad en línea.

La declaración jurada decía que la Policía Estatal de Indiana y el FBI llevaron a cabo una orden de cateo el 25 de febrero de 2017, menos de dos semanas después de que Abby y Libby fueran asesinadas, en la casa de Kline en Perú después de rastrear al usuario del perfil de anthony_shots hasta la propiedad.

Kline supuestamente les dijo a los investigadores que usaba cuentas de redes sociales para hablar con niñas menores de edad y que había intercambiado mensajes y recibido alrededor de 100 fotos sexuales y alrededor de 20 videos sexualmente explícitos de unas 15 niñas menores de edad.

Una de las fotos que Kline usó para la cuenta falsa en redes sociales (Indiana State Police)
Una de las fotos que Kline usó para la cuenta falsa en redes sociales (Indiana State Police)

Sin embargo, negó cualquier conocimiento o participación en la muerte de las dos adolescentes.

Acusaron a Kline de 30 delitos graves en 2020 por el caso.

Los documentos, presentados en 2020 y con mucha censura, no mencionan los asesinatos de Libby y Abby y no lo acusaron de estar involucrado en sus muertes.

La abuela de Libby, Becky Patty, le dijo a The Independent en diciembre que la adolescente nunca había mencionado haber hablado con nadie en línea antes de su muerte y que nunca hubo indicios de que las dos niñas hubieran quedado en encontrarse con alguien el día que fueron asesinadas.

“Hasta anoche todos teníamos la impresión de que no había indicios e incluso ahora, que yo sepa, no hay indicios de que las chicas tuvieran planes de encontrarse con alguien allí [en el sendero]”, comentó.

Patty, quien crió a Libby desde los tres años junto con su esposo Mike Patty, también admitió que nunca había oído hablar de Kline antes de que los investigadores hicieran pública la información sobre el perfil de las redes sociales.

Sin embargo, después de que tantas pistas se hubieran descartado, expresó que no iba a “hacerse ilusiones” de que era el descubrimiento que las familias habían esperado.

Los investigadores instaron a cualquier persona que se hubiera comunicado, conocido o intentado conocer a la persona que se hacía pasar por anthony_shots a que presentara información.

Antes de esto, Ron Logan había estado en el radar de la policía, según la solicitud de orden de cateo de 2017.

Ron Logan le mintió a los investigadores sobre dónde estaba el día que desaparecieron Libby y Abby (Carroll County Sheriff’s Office)
Ron Logan le mintió a los investigadores sobre dónde estaba el día que desaparecieron Libby y Abby (Carroll County Sheriff’s Office)

Logan era dueño del terreno en el que se encontraron los cuerpos de Libby y Abby y su casa estaba a solo 1.400 pies (430 metros) de la escena del crimen.

La solicitud de orden cita múltiples denuncias de que era violento con las mujeres y que poseía múltiples armas, incluidas pistolas y cuchillos.

Logan también supuestamente mintió sobre dónde estaba en el momento en que las adolescentes desaparecieron.

Le dijo a los investigadores que un amigo lo recogió alrededor de las 2:00 pm del 13 de febrero y lo llevó a una tienda de acuarios, y regresó horas más tarde alrededor de las 5:00 pm, según el documento.

El amigo confirmó la coartada, pero dos días después admitió que Logan había inventado la historia y le pidió que mintiera.

En cambio, los datos de ubicación del teléfono celular colocaron Logan en el área alrededor del sendero en el momento en que Abby y Libby desaparecieron.

El documento también dice que su voz “no era inconsistente” con el hombre grabado en el vídeo de Libby.

Logan nunca fue acusado y murió en 2020, antes de que se resolviera el caso.

La comunidad de Delphi espera la resolución

Más de cinco años después de los asesinatos, la noticia de que finalmente se ha realizado un arresto generó esperanzas entre la comunidad de Delphi de que por fin se le pueda dar un cierrre al caso.

La dueña de una tienda local, Laura Greene, consideró que la comunidad nunca volvió a ser la misma después de los asesinatos.

“Ha tenido un gran efecto. Quiero decir, al principio no confiábamos en las personas y siempre mirábamos nuestras espaldas”, le informó a Fox59.

“Para muchos con los que hablamos, la peor revelación de hoy fue que el sospechoso era uno de los suyos”.

“Para aquellos de nosotros que entramos en contacto con este sospechoso, es un poco espeluznante”.

“Por fin, tener un avance en el caso fue un día positivo para la comunidad”.

Libby German (izq) y Abby Williams (der) juntas (Facebook)
Libby German (izq) y Abby Williams (der) juntas (Facebook)

"Estamos muy felices. Estamos muy felices como comunidad. Todos podemos dejar esto atrás y estoy muy feliz por la familia”, opinó.

La residente Audrey Wardrip dijo que su familia nunca perdió la esperanza.

“A pesar de su dolor, y tal vez encontraron eso en su dolor, nunca darse por vencidos y nunca darse por vencidos. Quiero decir que han construido campos de softbol para concienciar a sus hijos y es algo hermoso que sean tan fuertes”.

Sin embargo, incluso si el desarrollo trae una resolución al caso, las familias de Libby y Abby nunca tendrán un cierre de lo que sucedió, consideró.

“No cura el dolor ni, ya sabes, cambia nada para las familias, pero tal vez esto les brinde algún tipo de alivio”.