Anuncios

Un militar muerto y otro herido en ataque a la Guardia Nacional de México en la frontera con Texas

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un grupo armado atacó este viertes a elementos de la Guardia Nacional en el noreste de México provocando la muerte de uno de los militares y heridas a otro, informó la Vocería de Seguridad del estado de Tamaulipas, fronterizo con Texas.

Según un breve comunicado, el ataque tuvo lugar por la mañana en el kilómetro 26 de la carretera que une Monterrey, en el estado de Nuevo León, con Nuevo Laredo, ciudad vecina de Estados Unidos y feudo del Cártel del Noreste, una escisión de los antiguos Zetas.

En la nota de prensa no se ofrecieron más detalles sobre el ataque y solo se indicó que por la tarde las autoridades ya se encontraban “a cargo de la situación”.

El kilómetro 26 de esa autopista —justo a la entrada de la ciudad fronteriza— ha estado marcado por la violencia desde hace años y decenas de personas desaparecieron en ese lugar.

El punto kilométrico marca una especie de frontera invisible, la puerta de entrada al territorio del cártel. Ahí se levantan pequeñas construcciones que venden desde café y comida a combustible robado, facturas falsas o drogas para evitar el sueño al volante mientras celulares anónimos graban a cualquier visitante que ven sospechoso.

Por otra parte, en el extremo opuesto del país, en el sureño estado de Guerrero, otra región de intensa actividad criminal protagonizada en ese caso por grupos criminales locales, dos sucesos dejaron un total de siete muertos.

Uno de los eventos tuvo lugar en la madrugada en un bar de la ciudad de Chilpancingo, la capital del estado, donde hombres armados ingresaron al establecimiento y comenzaron a disparar. En el ataque murieron tres personas y otra resultó herida, según un comunicado la fiscalía estatal.

Ese departamento también señaló que unos 50 kilómetros al sur de Chilpancingo, a un costado de la autopista que une Ciudad de México con el puerto de Acapulco, las autoridades estatales localizaron el viernes los cuerpos de cuatro hombres baleados. Algunos medios locales reportaron que las víctimas presentaban signos de tortura, las manos atadas por la espalda y golpes en todo el cuerpo.

A inicios de mes fueron asesinadas once personas y más de una decena resultaron heridas en dos ataques armados en este mismo estado donde operan distintos grupos locales del crimen organizado.

Uno de los eventos ocurrió el 4 de enero en la remota comunidad agrícola de Buenavista de los Hurtado, en el municipio General Heliodoro Castillo, donde hombres armados asesinaron a cinco personas y quemaron sus cuerpos dentro de un vehículo en medio de una disputa por el control del territorio que mantienen la Familia Michoacana y “Los Tlacos”.

Dos días después se reportó otro ataque en un centro de peleas de gallos del municipio Petatlán donde pistoleros asesinaron a seis personas e hirieron a otras 13.