La artillería pesada estadounidense entra en combate en Ucrania

·6  min de lectura
Un equipo ucraniano dispara un obús M777 hacia las posiciones rusas en la región de Donetsk en Ucrania
Un equipo ucraniano dispara un obús M777 hacia las posiciones rusas en la región de Donetsk en Ucrania (IVOR PRICKETT)

POKROVSK, Ucrania — Camuflada bajo montón de ramas cortadas de árboles cercanos, el arma que Ucrania espera que marque una diferencia crítica en su guerra con Rusia es casi invisible a más de unos pocos metros de distancia.

Pronto, una sola ronda sale disparada con una explosión y un aullido metálico mientras se dirige hacia posiciones rusas.

Es el obús de fabricación norteamericana M777. Dispara más lejos, se mueve más rápido y se oculta más fácilmente, y es lo que el ejército ucraniano ha estado esperando.

Tres meses después de que empezó la guerra en Ucrania, los primeros M777, las armas más letales que Occidente ha proporcionado hasta ahora, ya están desplegados en combate en el este de Ucrania. Su llegada ha impulsado las esperanzas de Ucrania de lograr la superioridad de la artillería al menos en algunas áreas de primera línea, un paso clave hacia las victorias militares en una guerra que ahora se libra principalmente en estepas planas y abiertas a larga distancia.

Soldados de artillería realizan mantenimiento en un obús M777
Soldados de artillería realizan mantenimiento en un obús M777 (IVOR PRICKETT)

Los obuses norteamericanos son máquinas macizas de acero y titanio envueltas en mangueras hidráulicas y colocadas sobre cuatro soportes que se pliegan hacia arriba y hacia abajo. Ya han disparado cientos de rondas desde que llegaron alrededor del 8 de mayo: destruyeron vehículos blindados y matanron a soldados rusos, dicen los comandantes ucranianos.

“Esta arma nos acerca a la victoria”, dijo en una entrevista el coronel Roman Kachur, comandante de la 55.ª Brigada de Artillería, cuya unidad fue la primera unidad en desplegar el arma. Mezclando confianza con un pedido implícito de más armas, agregó: “Con cada arma moderna, cada arma precisa, nos acercamos a la victoria”.

Un equipo de armas ucraniano se mueve rápidamente a una nueva posición después de disparar un obús M777 hacia las posiciones rusas
Un equipo de armas ucraniano se mueve rápidamente a una nueva posición después de disparar un obús M777 hacia las posiciones rusas (IVOR PRICKETT/)

No está claro qué tan cerca está, dicen los analistas militares occidentales. La llegada de las nuevas armas no es garantía de éxito, ya que los rusos siguen enzarzados en feroces combates en la región oriental de Donbass. Mucho depende de los números.

“La artillería es en gran medida un asunto de cantidad”, dijo Michael Kofman, director de estudios rusos en CNA, un instituto de investigación en Arlington, Virginia, en una entrevista telefónica. “Los rusos son uno de los ejércitos de artillería más grandes que puedes enfrentar”.

Estados Unidos dijo hace semanas que proporcionaría los obuses, pero hasta ahora su uso en combate se ha insinuado principalmente en videos en línea publicados, en su mayoría de forma anónima, por soldados. El domingo, el ejército proporcionó a The New York Times un recorrido por una línea de armas en el este de Ucrania, la primera confirmación independiente de los medios internacionales de que las armas están en uso.

Soldados ucranianos colocan un obús M777 en un grupo de árboles para camuflarse
Soldados ucranianos colocan un obús M777 en un grupo de árboles para camuflarse (IVOR PRICKETT/)

Los analistas militares dicen que el efecto completo no se sentirá hasta dentro de al menos otras dos semanas, porque Ucrania aún tiene que entrenar suficientes soldados para disparar los 90 obuses de este tipo prometidos por Estados Unidos y otros aliados. Solo alrededor de una docena de armas están ahora en el frente.

Armar a Ucrania con armas más poderosas es un tema políticamente delicado. Estados Unidos, Francia, Eslovaquia y otras naciones occidentales se han estado apresurando con la artillería y los sistemas de apoyo, como drones, radares de contrabatería y vehículos blindados para remolcar armas, incluso cuando Rusia acusa a Occidente de librar una guerra de poder en Ucrania, y amenaza con consecuencias no especificadas si continúan los envíos de armas.

Los soldados con la 55ª Brigada de Artillería Separada de Ucrania limpian y realizan tareas de mantenimiento en un obús M777
Los soldados con la 55ª Brigada de Artillería Separada de Ucrania limpian y realizan tareas de mantenimiento en un obús M777 (IVOR PRICKETT/)

Los desacuerdos sobre la agresividad con la que confrontar a Rusia han surgido en la coalición occidental. Francia, Italia y Alemania han sugerido que Ucrania use la influencia de armas más poderosas para impulsar un alto el fuego que podría conducir a una retirada negociada de las fuerzas rusas.

Los funcionarios ucranianos han retrocedido. Insisten en que el impulso está de su lado y que las conversaciones deben comenzar solo después de las victorias en el campo de batalla y la recuperación del territorio, una vez una idea casi inconcebible que se volvió más sostenible después de que el ejército de Ucrania infligiera múltiples reveses a Rusia incluso antes de la llegada del armamento pesado occidental.

Roman Kachur (centro) comandante de la 55ª Brigada de Artillería Separada de Ucrania, camina hacia una posición de tiro en la región de Donetsk
Roman Kachur (centro) comandante de la 55ª Brigada de Artillería Separada de Ucrania, camina hacia una posición de tiro en la región de Donetsk (IVOR PRICKETT/)

El presidente ucraniano Volodimir Zelensky, en una entrevista en la televisión ucraniana durante el fin de semana, dijo que una solución diplomática llegaría solo después de victorias militares adicionales para el país, junto con una afluencia de armas. El ejército ucraniano ha repelido a las tropas rusas de Kiev, la capital, y de posiciones cercanas a la segunda ciudad más grande del país, Kharkiv, pero ahora está bajo una intensa presión en una batalla más limitada por el control de la región de Donbass en el este de Ucrania.

En cualquier caso, las conversaciones diplomáticas se detuvieron hace aproximadamente una semana, dijeron ambas partes, lo que llevó el resultado a los campos de batalla. Y no todo ha salido bien para Ucrania. Las fuerzas rusas ahora están cerca de rodear la ciudad de Sievierodonetsk, amenazando con un cerco de las tropas ucranianas.

“Me sorprende que la gente crea que las fuerzas ucranianas pueden absorber este nivel de pérdidas y luego estar listas para pasar a la ofensiva inmediatamente después”, dijo Kofman.

Una pila de proyectiles de obús de 155 mm se encuentra en una zona boscosa cerca de una base ucraniana
Una pila de proyectiles de obús de 155 mm se encuentra en una zona boscosa cerca de una base ucraniana (IVOR PRICKETT/)

Además de las armas que envían los Estados Unidos, los franceses han prometido obuses montados en camiones Caesar, que son capaces de destruir rápidamente y alejarse después de disparar en una maniobra conocida como “dispara y corre”. Eslovaquia también ha prometido obuses.

Pero es probable que el M777 estadounidense, conocido como el triple siete, tenga el mayor efecto por la cantidad de armas provistas, proporcionando disparos precisos de largo alcance cuando se entrena a suficientes tripulaciones para usarlos, dicen los analistas militares.

Soldados ucranianos en patrulla en la región de Donetsk de Ucrania
Soldados ucranianos en patrulla en la región de Donetsk de Ucrania (IVOR PRICKETT/)

El cuello de botella es la formación. Estados Unidos ha entrenado hasta ahora a unos 200 soldados ucranianos en cursos de seis días en bases en Alemania. El Ejército ucraniano dividió este grupo aproximadamente por la mitad, y envió a algunos al frente y a otros para entrenar a más ucranianos. Entrenar a los soldados para las 90 armas, la cantidad que está programada para llegar, podría llevar varias semanas más, dijo Mykhailo Zhirokhov, autor de un libro sobre la artillería en la guerra de Ucrania con los separatistas respaldados por Rusia, “Dioses de la guerra híbrida”.

Proyectiles de 155 mm para un obús M777 yacen ocultos en el suelo cerca de una posición de disparo
Proyectiles de 155 mm para un obús M777 yacen ocultos en el suelo cerca de una posición de disparo (IVOR PRICKETT/)

Un número menor de cañones Caesar autopropulsados y controlados por computadora de Francia también ayudará, dijo Zhirokhov, pero aprender a usarlos lleva meses. “Incluso los franceses piensan que son demasiado complicados”, dijo.

Después de que los soldados dispararan el M777, el arma estaba de nuevo en posición horizontal, con el cañón cubierto de ramas camufladas. “¡Muévase más rápido!” gritó un oficial. Luego, la tripulación corrió, en caso de que los rusos hubieran fijado su ubicación.

Por Andrew E. Kramer, Maria Varenikova e Ivor Prickett

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Cómo ha evolucionado la guerra en Ucrania en los tres meses de conflicto?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.