El arte expresionista de Kokoschka irrumpe en París

·3  min de lectura

París, 22 sep (EFE).- El Museo de Arte Moderno de París inaugura mañana, viernes, una exposición del pintor expresionista austriaco, Oskar Kokoschka (1886-1980), tras haberse pospuesto un año y que se prolongará hasta el 23 de febrero de 2023.

Una de las principales características de Kokoschka es la psicología de sus modelos, especialmente al principio de carrera: "intentaba ir más allá de la superficie y ver quién era esa persona", explicó a Efe Dieter Buchhart, comisario de la exposición.

Sus relaciones amorosas también tuvieron un papel fundamental en muchas de sus obras, sobre todo su intensa relación con Alma Mahler, compositora austriaca y viuda del conocido compositor musical Gustav Mahler, y que fue pareja del artista durante dos años.

"Durante su relación amorosa comenzó con colores brillantes" comenta el comisario, que también destaca que, en cuando la relación se "oscureció", Kokoschka pasó "a una nueva etapa" artística.

Esta turbulenta relación se ve reflejada en una de sus obras más conocidas: "La novia del viento" donde se autorretrata con Mahler durmiendo a su lado, mientras él tiene la mirada perdida, con una tormenta de tonos fríos como fondo abstracto.

En un episodio de su accidentada historia de vida, el autor se enroló en la caballería austriaca durante la Primera Guerra Mundial, donde resultó herido de gravedad.

Mientras se recuperaba de sus heridas, se enteró de que Mahler se había casado y estaba embarazada, lo cual desató una tormenta de emociones en el pintor, que encargó una muñeca que recordaba a su ex amante y que "acabó quemando de manera ritual" tras llevarla consigo a algunos eventos públicos, según relata Buchhart.

También figuras como el pintor Gustav Klimt o el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, sirvieron a Kokoschka como inspiración a lo largo de su carrera artística.

"ARTISTA DEGENERADO"

Tras el ascenso de los nazis al poder en 1933, Kokoschka fue tildado de "artista degenerado" y confiscaron varias de sus creaciones, de las cuales nueve fueron vendidas a la galeria Fischer de Lucerna (Suiza).

Debido al avance de los nazis, el pintor se marchó de Viena y se asentó en Praga (actual República Checa), donde conocería a su futura mujer, Olda Palkovská.

Olda decide más tarde que deben de huir a Inglaterra, donde Kokoschka expondrá sus cuadros y realizará escritos y conferencias contra el nacionalsocialismo.

Sus cuadros durante este periodo son de un tamaño más reducido debido a la escasez de lienzo, y se centran en temas políticos y mitológicos.

A finales de los años 40 del siglo pasado se muda a Francia, construyó una villa en Villeneuve y continuó con sus viajes y creaciones artísticas.

El 22 de febrero de 1980, el aclamado pintor expresionista falleció a punto de cumplir 94 años al ser víctima de un derrame cerebral.

En la exhibición se pueden ver las obras más importantes de Kokoschka, un artista que "ha creado pinturas que revolucionaron las artes", según el comisario de la exposición.

Muchas de las obras expuestas en París son "muy frágiles", por lo que fue muy complejo transportarlas hasta la galería, además de tener que retrasar la exhibición un año debido a la pandemia.

Carmen Muela Morales

(c) Agencia EFE