Arriba a Filadelfia bus de migrantes con niña enferma

Un bus de migrantes enviado por el gobernador de Texas, Greg Abbott, parte de la Estación de la Calle 39 tras arribar el miércoles 16 de noviembre de 2022 a Filadelfia. (AP Foto/Joe Lamberti) (ASSOCIATED PRESS)

FILADELFIA (AP) — Un autobús que transportaba a 28 migrantes desde Texas llegó el miércoles a Filadelfia, donde una niña requirió de hospitalización inmediata debido a fiebre y deshidratación.

Los activistas que los recibieron con abrigos y frazadas a su arribo en la madrugada de un día frío y lluvioso dijeron que los individuos y las familias provenían de Colombia, República Dominicana y Cuba. La ciudad y varias ONG los esperaban con alimentos, alojamiento temporal y otros servicios.

“En términos generales, las personas sintieron alivio. Queremos que sepan que tienen un hogar aquí”, dijo la concejal Helen Gym, que acompañó a varios de los migrantes en otro autobús a un lugar donde pudieran evaluar sus necesidades.

“Hay una niña de 10 años que está totalmente deshidratada. Es uno de los aspectos más inhumanos, que pongan a una niña que estaba deshidratada y con fiebre, una fiebre muy alta (en el autobús)”, dijo Gym.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el martes que Filadelfia sería el siguiente destino para los migrantes que el estado ha estado enviando desde la frontera con México a lugares gobernados por demócratas, una noticia que llega una semana después que el republicano ganó su reelección por amplio margen.

Texas ha enviado más de 300 autobuses repletos de migrantes desde abril, a veces cinco viajes por día, a ciudades como Nueva York, Chicago y Washington. Los viajes le han costado a Texas unos 26 millones de dólares, de acuerdo con Nim Kidd, jefe del Departamento de Situaciones de Emergencias del estado.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, ha acusado a la oficina de Abbott de no estar dispuesta a coordinarse con ellos para ayudarles a planear las llegadas. Kidd, cuya agencia supervisa las salidas, dijo que organizaciones no gubernamentales en Texas están en contacto con colegas en otras partes.

“Tenemos plena confianza en que las ONG con las que estamos trabajando se están comunicando con las ONG en los lugares adonde son enviados estos autobuses”, les dijo Kidd a legisladores el martes.

Estados Unidos hizo más de 2 millones de detenciones de migrantes en la frontera en el último año fiscal, una cifra récord que refleja el deterioro de la situación económica y política en algunos países. En el año fiscal que terminó el 30 de septiembre, se hicieron 2,38 millones de detenciones en la frontera, un aumento del 37% respecto al año anterior.

Quienes recibieron al grupo más reciente de migrantes, integrado por 23 adultos y cinco menores, dijeron que no sabían cuánto tiempo estuvieron viajando. Uno dijo que el viaje por lo general dura unas 40 horas.

“Los niños están asustados, están exhaustos, cansados”, dijo Emilio Buitrago, de la ONG Casa de Venezuela. “Irán a un lugar donde tendrán camas cómodas y abrigadas, con mantas, y comida caliente. Allí trabajaremos en su reubicación”.

Algunos de los migrantes fueron recibidos casi de inmediato por sus familiares, mientras que otros planean reunirse con familiares o amigos en estados vecinos. Se prevé que sólo un adulto y un menor se queden en la ciudad, dijeron funcionarios. Otros tres bajaron del autobús antes de que llegara a Filadelfia.

Abbott ha enviado autobuses a ciudades con gobiernos demócratas para destacar lo que describe como la falta de acción del gobierno federal para atender el aumento en el flujo migratorio. En total, ha sacado a más de 13.000 migrantes de su estado desde abril.

Los detractores de la medida dicen que es una maniobra política barata de Abbott, pero los votantes lo premiaron la semana pasada con su tercer periodo como gobernador de Texas, derrotando al demócrata Beto O’Rourke. Abbott hizo de sus medidas duras contra la inmigración el centro de su campaña.

Casi seis de cada 10 votantes texanos aprueban la decisión de Abbott de enviar a los migrantes a ciudades del norte, según AP VoteCast, una encuesta de cerca de 3.400 votantes.

En un comunicado del martes, la oficina de Abbott dijo que el alcalde de ciudad Filadelfia, Jim Kenney, “festeja desde hace tiempo y ha luchado por el estatus de ciudad santuario, por eso la ciudad es una adición ideal a la lista de Texas de lugares a donde enviarlos”.

Kenney dijo en una conferencia de prensa el miércoles que “es triste y repugnante que el gobernador Abbott y su gobierno sigan aplicando su política cruel y racista, y usando a las familias de inmigrantes, incluyendo a niños, como peones para impulsar descaradamente su retorcida agenda política”.

Desde la primavera, Arizona ha enviado 70 autobuses con más de 2.500 migrantes a Washington, dijo la oficina del gobernador Doug Ducey, citando estadísticas hasta mediados de noviembre. Y el gobernador de Florida Ron DeSantis, otro republicano, ha enviado por avión a migrantes a Martha’s Vineyard, una isla-balneario en Massachusetts.

Filadelfia ha estado preparándose para este día desde hace meses, trabajando con más de una decena de organizaciones locales para proveer a los migrantes albergue, exámenes médicos de emergencia, alimentos, agua, servicios de traducción y más. La ciudad además ha recibido a un gran número de ucranianos y afganos en los últimos años.

Todas las personas que llegan desde Texas están en el país de forma legal en espera de sus procesos de asilo, dijo Kenney.

“Es nuestro deber acogerlos y respaldarlos cuando enfrentan algunos de los momentos más difíciles de sus vidas”, añadió. “Esencialmente, es una crisis humanitaria que comenzó con la inestabilidad y la violencia en Sur y Centroamérica, y está siendo acelerada por las dinámicas políticas en nuestro propio país”.

___

Los periodistas de The Associated Press Paul J. Weber en Austin, Texas; y Anita Snow en Phoenix contribuyeron a este despacho.