Arrestan a hombre que le gritó al príncipe Andrew mientras caminaba detrás del ataúd de la reina en Edimburgo

·2  min de lectura

Un hombre fue arrestado después de que le gritó al príncipe Andrew mientras caminaba detrás del ataúd de la reina Isabel II por las calles de Edimburgo.

El hombre fue captado en las imágenes de la BBC mientras gritaba “¡Andrew, eres un viejo verde!” cuando la procesión real pasaba entre la multitud.

El resto de sus palabras no se escuchaban de forma clara y su voz fue ahogada por los comentarios de los presentadores.

Rápidamente, la gente que estaba detrás de él le arrastró lejos de la multitud.

En otro vídeo, compartido en las redes sociales, se vio que dos hombres lo tiraron al suelo mientras otros en la multitud gritaban “¡Dios salve al rey!”.

También se ve que un oficial de policía ayuda al hombre a levantarse del suelo antes de que se lo lleven. Se escucha al hombre gritar: “¡Repugnante!”.

La policía confirmó que se había realizado un arresto.

Un portavoz de la Policía de Escocia dijo: “Un hombre de 22 años fue detenido en relación con una alteración del orden público en la Royal Mile alrededor de las 2:50 p.m. del lunes 12 de septiembre de 2022”.

La interrupción de la paz, también conocida como alteración de la paz, es una forma de desorden público. En Escocia, puede ser punible con hasta 12 meses de prisión y/o una multa de hasta US$5.800.

Cuando ocurrió el incidente, el ataúd de la reina, que falleció a los 96 años el jueves por la tarde en Balmoral, se trasladaba a la catedral de St Giles en la capital escocesa.

Viajó desde el Palacio de Holyroodhouse, el hogar oficial de la soberana en Edimburgo, hasta la catedral para una ceremonia religiosa de acción de gracias por la vida de la difunta reina. A partir de las 5 p.m., la catedral estará abierta las 24 horas para permitir que los miembros del público presenten sus respetos.

El hijo de la reina, el rey Carlos III, caminó detrás del ataúd con sus hermanos, el príncipe Andrew, duque de York, la princesa real y el conde de Wessex.

En enero, el duque de York fue despojado de sus funciones militares honorarias debido a una reacción violenta por su amistad con el multimillonario pedófilo fallecido Jeffrey Epstein.

En febrero, el duque de York pagó millones de libras para resolver un caso civil con Virginia Giuffre, una mujer que afirmó que él tuvo relaciones sexuales con ella varias veces cuando ella tenía 17 años.

El duque afirma no haberla conocido nunca y niega todas las acusaciones.