Arnold Schwarzenegger se sometió a una nueva operación de corazón

LA NACION
·3  min de lectura

Arnold Schwarzenegger, de 72 años, se está recuperando después de someterse a una operación cardíaca en Cleveland, Ohio. El actor y exgobernador de California compartió una foto en una cama de hospital en Twitter: "Gracias al equipo de la Clínica Cleveland tengo una nueva válvula aórtica para acompañar a mi nueva válvula pulmonar de mi última cirugía". Y continuó: "Me siento fantástico y ya he estado caminando por las calles de Cleveland disfrutando de sus increíbles estatuas. ¡Gracias a todos los médicos y enfermeras de mi equipo!"

Schwarzenegger también compartió la noticia en su Instagram, donde dos de sus hijos, Katherine, de 30 años, y Patrick, de 27, comentaron la publicación. En el caso de Patrick, el mensaje a su activo padre fue: "Por favor no vayas a entrenar hoy". La confirmación de que al actor que también tiene una hija, Christina, de 29 años, y un hijo Christopher, de 23, de su matrimonio con Maria Shriver y su hijo, Joseph Baena, de 23, de una relación anterior con Mildred Baena, no hay quién lo pare.

La cirugía de la estrella de Terminator se produjo dos años después de que se sometiera a una primera para reemplazar una válvula pulmonar anterior. En aquel entonces y cuando el intérprete se preparaba físicamente para iniciar el rodaje de Terminator: Destino oscuro, la sexta entrega de la saga que ha marcado su carrera cinematográfica, acudió a un chequeo médico y el doctor le dijo que tenía que someterse a una operación para cambiar una válvula del corazón. Schwarzenegger, ante la proximidad del rodaje, se negó en un principio, pero finalmente accedió cuando el especialista le explicó que se trataría de una cirugía no invasiva, por lo que al poco tiempo estaría listo para proseguir con su rutina de ejercicios.

Arnold Schwarzenegger
Fuente: Archivo - Crédito: shutterstock

Sin embargo, una intervención que tenía que durar cuatro horas se prolongó hasta 16. "Me dijeron que se había producido una complicación y me tuvieron que hacer una intervención de emergencia. Me contaron que rompieron el muro del corazón y que había una hemorragia interna, así que podría haber muerto si no me hubieran abierto el esternón para operarme a corazón abierto", narró el intérprete en un video que compartió en aquel entonces a través de sus redes sociales.

La operación fue más invasiva de lo que preveía y durante semanas estuvo cumpliendo con los ejercicios respiratorios para evitar desarrollar una neumonía, además de caminar con un andador. "Durante mi recuperación, empecé poco a poco a declarar victorias. Tras dar mis primeros 500 pasos con el andador, declaré una victoria; cuando recuperé el apetito, declaré otra victoria", comentó el actor, cuyo principal objetivo era recuperarse para el 1 de agosto de 2018, la fecha en la que comenzaba el rodaje de Terminator. Meses después, y ya recuperado, el actor reveló que estuvo cerca de morir.

Debido a un defecto cardíaco congénito en 1997, Schwarzenegger también tuvo que reemplazar una válvula aórtica. Y su válvula pulmonar también fue reemplazada ese año.