Armani Black se prometió que sería una estrella en su ramo

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 15 (EL UNIVERSAL).- Armani Black es una actriz de películas para adultos que va rápidamente en ascenso, pero esto no es obra de la casualidad ya que, desde su ingreso a la industria porno, supo que ella tenía que ser una estrella en su ramo, pero de "primera clase".

Ella ingresó en 2021 a las grabaciones de las escenas candentes y se hizo una promesa: que siempre exigiría lo mejor y fue así que buscó al legendario agente Mark Spiegler como su representante.

"Él es el padrino de la industria para adultos", señala Black. "Quería lo mejor de lo mejor, y obtuve lo mejor de lo mejor".

Cabe decir que Armani fue mesera de una cadena de restaurantes y después se convirtió en una de sus modelos oficiales.

Su ingreso a la industria XXX lo hizo porque se considera una mujer muy sexual. Cuando le preguntaron a Black sobre su meteórica carrera, reflexionó: "Al principio estaba aterrorizada de filmar una o dos escenas y decir: 'Sí. Hice un video porno', y eso sería todo".

Pero ahora asegura haber encontrad su pequeño lugar en la vida. "La vida es demasiado corta para no hacer lo que te hace feliz".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.