El argentino Passerini acepta que su compatriota Quiroga le dejó la vara alta

Agencia EFE
·2  min de lectura

Aguascalientes (México), 13 ago (EFE).- El argentino Lucas Passerini, delantero del Necaxa, reconoció este jueves que su compatriota Mauro Quiroga, quien salió de los Rayos de Necaxa para fichar con el San Luis, le dejó la vara alta en el ataque.

"La partida de Mauro dejó la vara alta, pero confiando en mis cualidades y compañeros, se puede hacer un gran torneo; estamos trabajando y preparándonos para eso. Acá no sé si se viene a suplir u ocupar el lugar de alguien, yo vengo a hacer mi trabajo y a entregarme al 100", dijo en conferencia de prensa.

Quiroga llegó al Necaxa en el Apertura 2019, torneo en el que finalizó como el líder de los goleadores y ayudó al club del centro de México a disputar las semifinales con un plantel modesto.

Hasta su salida previo al Apertura 2020, Quiroga marcó 18 goles en 32 duelos con el Necaxa y fue referencia en la delantera de la institución con sede en Aguascalientes.

Passerini llegó a México para fichar con el Cruz Azul en el Clausura 2020, pese a llegar con cartel goleador del Palestino chileno, no pudo ser titular en el esquema del uruguayo Robert Siboldi. Ahora arribó al Necaxa para suplir la baja de Quiroga.

"Estoy contento de estar en Necaxa, en esta ciudad que es muy linda y tranquila. Estoy feliz y preparado para este reto por eso desde el momento en el que surgió la posibilidad no lo dudé y decidí venir a acá", añadió el futbolista de 26 años, que en tres juegos como titular en el presente campeonato anotó dos goles.

En la cuarta jornada del Apertura, Passerini convirtió de penalti el solitario tanto con el que el Necaxa venció 1-0 al Mazatlán, resultado que le permitió a los de Aguascalientes sumar sus primeros tres puntos para ocupar la posición 15 con cuatro unidades.

"Vamos de menor a mayor, agarrando ritmo y confianza, conociéndonos. Vengo a hacer mi trabajo, si puedo convertir bien, si no, lo primordial es que el equipo siga subiendo y sumando, tratar estar en puestos de Liguilla", comentó el antiguo jugador del Quilmes de su país.

El próximo sábado, el Necaxa visitará al campeón Monterrey, que en cuatro duelos suma cinco unidades y va de octavo con una victoria y dos empates.

"Va a ser un rival difícil con un plantel muy bueno, de mucha jerarquía, con muchos jugadores de nombre, muchas individualidades que pueden resolver un partido en cualquier momento, vamos a estar concentrados al 100 %", concluyó.

(c) Agencia EFE