La Argentina, cerca de presidir el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

·3  min de lectura
Alberto Fernández, durante su exposición ante la Asamblea General de la ONU el martes 21 de septiembre de 2021
Alberto Fernández, durante su exposición ante la Asamblea General de la ONU el martes 21 de septiembre de 2021

Luego de reservadas gestiones diplomáticas, la Argentina podría ser elegida este lunes para presidir el estratégico Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con sede en la ciudad suiza de Ginebra. Tres fuentes de la diplomacia argentina señalaron a LA NACION que hay “muchas chances” de que Argentina sea electa, con el voto de los 47 miembros del organismo, para ocupar la presidencia del cuerpo por un año y en representación no solo del país sino de América Latina y el Caribe, que posee ocho asientos en total y al que le tocaba este año de acuerdo a la rotación establecida por el cuerpo para elegir sus autoridades.

Federico Villegas Beltrán, que es embajador de carrera (trabajó junto a Jorge Taiana cuando este cumplió funciones como canciller de Cristina Kirchner) y representante argentino en el consejo, sería el encargado natural de asumir el cargo en la nueva comisión que se elegirá mañana y que constará de un presidente y cuatro vicepresidentes, representando a cinco grupos regionales.

La misión imposible de ajustar sin que se note

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU suele abordar temas conflictivos para el Gobierno, como las denuncias por violaciones a derechos y garantías en países cuestionados por Washington y la UE, como Venezuela, Nicaragua o Cuba. A diferencia de lo que ocurre en la OEA, donde el embajador Carlos Raimundi supo calificar de “sesgado” el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet (también con sede en Ginebra), Villegas Beltrán suele tener una visión algo más crítica de lo que ocurre en aquellos países.

Federico Villegas Beltrán
Twitter


Federico Villegas Beltrán (Twitter/)

En una votación del año pasado, por caso, la Argentina acompañó la resolución que instó al régimen de Nicolás Maduro a atender las denuncias de Bachelet sobre torturas y desapariciones en el país caribeño, y pidió elecciones “prontas libres e independientes” en ese país, antes del comienzo de negociaciones para lograr una salida democrática al conflicto entre gobierno y oposición con la intermediación de Noruega.

Oportuno

La eventual designación de Argentina para presidir el organismo llegaría en el momento justo, ya que el país fue incorporado al Consejo en 2018, cuando el gobierno de Mauricio Macri y Cambiemos sostenía una fuerte disputa verbal y diplomática con Maduro. Aunque no le tocaba continuar como representante en el próximo período, la acordada baja de Ecuador (que terminará teniendo un lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU) le permitirá al país seguir ocupando un asiento por otros tres años, junto a Paraguay y Honduras.

“Hoy reafirmamos nuestro compromiso con la promoción y la protección de los derechos humanos, y asumimos la responsabilidad de seguir aportando iniciativas que eleven los estándares internacionales de protección y contribuyan al desarrollo progresivo del derecho internacional de los derechos humanos”, dijo el canciller Santiago Cafiero, según un comunicado de Cancillería, a mediados de octubre, cuando la continuidad de Argentina en el consejo quedó confirmada.

Hoy, y como correlato de su abstención en distintas condenas contra Nicaragua y Venezuela en foros internacionales, el país recibe el apoyo de Caracas y La Habana para presidir el organismo, en lo que un diplomático del anterior gobierno califica de resultado de un “toma y daca de acuerdos a cambio de apoyos” en este y otros ámbitos de la política exterior. Los demás países de la región que ya acordaron apoyar a Argentina en la votación por la presidencia son Brasil, Uruguay, Bahamas, Bolivia y México.

La AFIP desplazó a 40 funcionarios que investigaron a Cristina y a Báez

Más allá de la expectativa positiva que genera en el Gobierno la posibilidad de acceder al cargo, que llegaría a manos argentinas por primera vez, el carácter rotativo de la elección de sus miembros relativiza el eventual logro.

Por caso, cabe aclarar que la actual presidenta del organismo es Nazhat Shameen Khan, dirigente política de las islas Fiji, y su mandato finaliza en enero, fecha en la cual esta previsto que asuman las nuevas autoridades.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.