Argentina relaja restricciones por caída en casos COVID-19

·2  min de lectura
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, se pone un tapaboca en el palacio presidencial Casa Rosada, en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 21 sep (Reuters) -Argentina dispuso el martes la eliminación de la obligatoriedad del uso de tapabocas en espacios abiertos, entre otras medidas, ante la caída progresiva de contagios del COVID-19.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández, que en 2020 había dispuesto férreas restricciones ante la pandemia del coronavirus, también liberó el aforo en actividades económicas, industriales y comerciales en lugares cerrados, manteniendo las medidas de prevención.

A la vez, abrirá gradualmente sus fronteras y permitirá el público, con restricciones, en eventos deportivos como el fútbol.

"Estamos en momentos muy positivos, sabemos que la pandemia no terminó, tenemos que mantener los cuidados", explicó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en una conferencia de prensa en Buenos Aires.

"Estamos avanzando hacia la recuperación total de las actividades y podemos ver que cada vez falta menos", añadió.

El país sudamericano registra 16 semanas consecutivas de descenso en el número de casos.

La relajación en las restricciones podría estimular la recuperación de la actividad económica, que viene de tres años de recesión, con una alta tasa de inflación y un aumento de la pobreza.

El Gobierno, que sufrió una dura derrota en las elecciones primarias legislativas de septiembre, necesita recuperar la iniciativa, y en el mercado se esperan nuevas medidas económicas para ayudar a los sectores más golpeados antes de los comicios de medio término de noviembre.

Alejandro Pérez, ejecutivo de la consultora Bain & Company, en Argentina, dijo que la crisis económica que sufre el país hará que la recuperación del consumo post-pandemia sea menor a la vista en Europa y Estados Unidos.

"Prima cierta cautela por la situación económica, qué es lo que va a pasar, del futuro", explicó Pérez tras presentar un informe sobre el consumo después del COVID-19.

"La post-pandemia va a venir con mayor gasto en general, eso lo vimos en Europa y Estados Unidos. En Argentina eso se va a dar mucho más en las rentas altas, pero menos que en Europa y Estados Unidos por la coyuntura local", explicó en una conferencia con periodistas.

Tras un inicio lento en el proceso de vacunación, Argentina, que acumula 5,24 millones de casos de COVID-19 y 114.518 muertes, vacunó al 43,7% de su población con las dos dosis.

"Los datos son muy promisorios porque si esto sigue en esta dirección quiere decir que estamos transitando quizás la última etapa de la pandemia", dijo el flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, en conferencia de prensa.

(Reporte de Eliana Raszewski;Editado por Jorge Otaola)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.