Arango muestra una juventud latina diferente en “Blast Beat”

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Latinos, rockeros, patineteros y fans de la astrofísica, así son los hermanos Carly y Mateo de la película “Blast Beat” de Esteban Arango, protagoniza por los hermanos de la vida real Mateo y Moisés Arias y estrenada en cines y video a la carta (on demand) el viernes.

El director colombiano de 35 años tomó como punto de partida su propia experiencia como un joven inmigrante latino en Estados Unidos a finales de la década de 1990.

“Tiene mucho de autobiográfico, pero no solamente mío sino de mi familia, mis amigos colombianos y demás países latinoamericanos”, dijo Arango en una entrevista por videollamada desde Los Ángeles, donde reside. “Muchos éramos parte de esa generación que fue desplazada... (por) la tensión política por la que pasaba no solamente Colombia sino Venezuela, Argentina, Perú, durante esa época”.

Al igual que el hermano mayor de la familia de la película, Carly (Mateo Arias), Arango es rockero y gran parte de la banda sonora es de la extinta agrupación Synapticide, de la que formó parte en sus inicios. Y además de ser metalero, a Carly le encanta la astrofísica y su sueño es trabajar para la NASA, mientras que Arango estudió ingeniería y su coguionista Erick Castrillón es “fanático” de la exploración espacial. El hermano de Castrillón fue otra de las inspiraciones de la película: estudió ingeniería espacial mientras el proyecto crecía de un cortometraje a un largometraje estrenado en Sundance a comienzos del año pasado.

A través de la música y la ciencia, “Blast Beat” presenta personajes y ambientes muy diferentes a los estereotipos que suelen verse en la pantalla estadounidense.

“Las películas que yo veía de Hollywood que representaban a Latinoamérica siempre era como la selva, o la salsa, y no veía nada más”, dijo el director, quien deseaba mostrar que ciudades latinoamericanas como Bogotá, Buenos Aires, México y Lima son “muy cosmopolitas y muy sofisticadas donde se manejan ideas y se manejan aspiraciones más grandes”.

Todo cambia para la familia cuando Carly y Mateo tienen que dejar Colombia por amenazas de extorsión a su familia. Su padre, interpretado por Wilmer Valderrama, ya se encuentra en Estados Unidos y ellos van a alcanzarlo para buscar asilo, perdiendo su estatus económico y la seguridad con la que se manejaban, y enfrentando incidentes de discriminación en el caso de Mateo (Moisés Arias), quien pasa de ser un chico grafitero a enfrentarse a bribones en la escuela.

“Fue difícil realmente sentirme como un chico joven e inmaduro de nuevo, pero se lo dejé todo al personaje de Mateo, Carly, para equilibrar toda esa energía”, dijo Moisés Arias, quien a sus 27 años interpreta a un adolescente rebelde.

El cambio de una posición más privilegiada en Colombia a algo más modesto también lo vivieron como producción cuando cambiaron de locación de Bogotá a Atlanta. Arango dijo que mientras en su país natal sentía que tenía todos los recursos necesarios, en Atlanta tuvieron que ajustar su presupuesto: “Empezamos a ver cómo las cosas se complicaban más y teníamos que empezar a resolver un poco más creativamente los problemas”.

La película surge de un cortometraje de 2015 en el que Arango trabajó también con los hermanos Arias. Arango deseaba trabajar con Moisés, cuyos créditos incluyen “Hannah Montana”, “The Kings of Summer” (“Los reyes del verano”) y “Nacho Libre”, tras haberlo visto actuar en español con acento colombiano. Los créditos de Mateo, de 25 años, incluyen “Kickin’ It” y “Yours, Mine & Ours” (“Los tuyos, los míos y los nuestros”). Ambos actores nacieron en Nueva York de padres colombianos.

En los años que transcurrieron desde la filmación del corto a la del largo en 2019, Mateo se mantuvo fiel a su personaje incluso no cortándose el pelo. Los hermanos en la película tienen actitudes y expectativas muy diferentes.

“En su cabeza Carly es el que dice ‘vamos a triunfar’ porque dice ‘iré a la NASA, vamos a hacer que suceda, tengo una visión clara’. Y el personaje de Mateo (Moisés Arias) es exactamente lo opuesto, es la fuerza que equilibra que dice 'Colombia es donde estamos, de ahí venimos. ¿Para qué nos vamos? ¿Qué vamos a hacer en Estados Unidos?”, dijo.

También actúa en la película la estrella de la música urbana Kali Uchis, quien hace su debut en el cine como la novia de Carly. Kali Uchis es colombiana y creció en Estados Unidos. Su éxito “Telepatía” está incluido en la película.

“Ella también vio el valor de la música dentro de la historia y de poder representar eso que ya conocía como que en Colombia hay un paisaje musical muy, muy diverso, pues ella creció también rodeada de punkeros y metaleros y ella habla de esto”, dijo Arango.

Valderrama y Diane Guerrero interpretan a los jóvenes y guapos padres de los hermanos. La pareja tiene roles más tradicionales como inmigrantes: él pinta casas mientras resuelven su situación migratoria, ella deja detrás todo para comenzar de cero con su familia, tratando de encontrar el sustento y navegar por la burocracia migratoria. El personaje está inspirado en la propia madre de Castrillón, el coguionista.

“Su mamá es muy joven y siempre creció en un hogar donde había mucha libertad de ideas. También sus amigos lo molestaban mucho porque su mamá es muy linda, entonces queríamos traer esa parte a la historia”, dijo Arango.

Valderrama, de madre colombiana y padre venezolano, se sintió atraído al proyecto tan pronto leyó el guion.

“Se sintió como una visión muy original de la historia de los inmigrantes y me parecía que también era una comunidad diferente, la comunidad colombiana, para hacer esa perspectiva”, dijo el actor famoso por su personaje de Fez en la serie de comedia “That 70s Show”. “Pero más allá del tema de la inmigración es realmente sobre un sueño y volverte a levantar”.

La película tiene una paleta de colores intensos como el rojo, azul y ocre, así como una calidad de imagen muy similar a la de la década de 1990, cuando la vida no era en HD pero de acuerdo con Arango estaba llena de posibilidades.

“Crecí en la época de MTV viendo muchos videos musicales, muchos videos de rock donde siempre hay un concepto visual detrás de lo que se quiere comunicar”, dijo Arango. “El mundo de Carly es un poco más cuadriculado, con colores más agresivos, y el de Mateo es más caluroso... Se aproxima más a esa diversión que teníamos todos de jóvenes en esa época, que se sentía un poco más salvaje”.

___

Isaza reportó desde Los Ángeles.