Apuntó con un láser a un helicóptero de la Policía y esta fue la consecuencia

Fernando Salazar/The Wichita Eagle

Un hombre que decidió apuntar con un láser varias veces a un helicóptero de la Policía en la Florida durante la búsqueda de un sospechoso, terminó tras las rejas al poner en peligro a la tripulación de la aeronave.

La Policía del Condado Brevard dijo que mientras uno de sus helicópteros estaba ayudando a la Policía de Pam Bay a localizar a un sospechoso armado en un caso de apuñalamiento, Dean Beolet apuntó con un láser a la aeronave y esto ocasionó ceguera temporal al piloto.

El impacto en su visión fue tan significativo que tuvo que entregar inmediatamente los controles al oficial de vuelo táctico, “quien afortunadamente en esta tripulación de vuelo en particular también es piloto. Esta situación podría haber sido aún peor”.

Como resultado del incidente, se inició una investigación y se detectó el lugar exacto donde Beolet presuntamente desplegó el láser y lo detuvieron por un cargo de “delito grave de uso indebido de una luz láser” y otro cargo por “ser un imbécil” que puso en riesgo la vida de varios agentes del orden público y ciudadanos, dijo la policía en un comunicado.

En una nota positiva, el piloto Brandon McIntyre fue sometido a un examen por el optometrista y está autorizado a volar después del incidente, destacó la Policía del Condado Palm Bay.

La hermana del acusado, Crissy Beolet, crítico en una publicación en el Facebook de la policía la forma en que las autoridades comunicaron el caso y dijo que él no era un “villano. No pensó, oh, déjame ver a quién puedo lastimar hoy. Simplemente no pensó”.

Afirmó que hay gente mala en este mundo, pero también buena y “mi hermano Dean Beolet es uno de ellos. Como yo, mi hermano es un adicto. Ha luchado con su adicción desde que tenía 12 años, la mayor parte de su vida ahora. Por la gracia de Dios estoy sobria desde hace casi 15 años y tenía a mi hermano aquí en mi casa, recientemente se ha esforzado mucho por estar limpio, así que lo dejé quedarse”.

“Todavía está en la cárcel (...) pero cuando salga y escuche y vea lo que han publicado y todas las cosas que dice la gente... ¿qué crees que hará una persona? ¿Crees que daño emocional podría causar menospreciar a una persona que ya está herida? No solo a mi hermano, he visto manejar las cosas de esta manera antes”, dijo.

Agregó “lo tienen. Está arrestado. Ni siquiera sabíamos lo que estaba pasando en ese momento. Se disculpó. Se enfrentará a las consecuencias que deba, como siempre lo hace. ¿Es necesaria más vergüenza para él o mi familia?”.

El jefe policial Wayne Ivey le respondió por el mismo medio diciendo que si bien entendía cómo ella se sentía acerca de su hermano y su situación, “¡imagina cómo nos sentiríamos todos ahora mismo si las acciones de tu hermano hubieran causado que nuestro piloto perdiera completamente el control del avión y se estrellara!”

“Afortunadamente, su oficial de vuelo táctico también era piloto y podía hacerse cargo de los controles, ya que en la mayoría de nuestras tripulaciones, el TFO no es piloto. Si ese hubiera sido el caso anoche, podría haber sido mucho peor. ¡Imagínese cómo nos sentiríamos todos en este momento si sus acciones hubieran causado que uno de los policías que buscaba al sospechoso también hubiera resultado herido o muerto! Sabía la profundidad y seriedad de sus acciones y aun así lo hizo, como resultado puso vidas en peligro”, dijo.

También dijo que espera que la seriedad de sus acciones y su arresto eviten que alguien más cometa el mismo delito y ponga en riesgo la vida de otros.

“¡Te aplaudo por tu propia fuerza personal y por apoyar a tu hermano mientras intentas ayudarlo a poner su vida en orden! Esperemos que pueda hacer precisamente eso y aproveche algunos de los programas que están disponibles en y a través de nuestras instalaciones”, agregó Ivey.