Aprueban un cazador de cometas para interceptar visitantes ajenos al sistema solar

·4  min de lectura

La ESA (Agencia Espacial Europea) aprobó la construcción de la misión Comet Interceptor, una pequeña nave espacial diseñada para sobrevolar los cometas recién descubiertos u objetos extrasolares, como el extraño Oumuamua que sobrevoló el sistema solar en 2017.

El Comité del Programa Científico de la ESA adoptó la misión el miércoles y la ESA pronto seleccionará un contratista principal para comenzar la construcción de la nave espacial. Comet Interceptor será lanzado en 2029 para aprovechar el lanzamiento de la misión de exoplanetas Ariel de la ESA.

Comet Interceptor se basará en los éxitos anteriores de la ESA con los estudios de cometas, incluidas las misiones Rosetta y Giotto, que visitaron los cometas 67P/Churyumov-Gerasimenko y Halley, respectivamente.

Pero ambos cometas son cometas de “periodo corto”, es decir, cometas con órbitas relativamente cortas que han pasado varias veces por el sistema solar interior.

La misión Comet Interceptor, por el contrario, tiene como objetivo visitar un cometa prístino en una órbita larga. Tal vez un cometa de la nube de Oort, una esfera de pequeños objetos helados a una distancia de entre un cuarto y tres años luz del Sol, que recientemente fue perturbado y cayó hacia el Sol por primera vez.

Un objeto tan helado, que el Sol no ha descongelado y que no ha sido tocado por el sistema solar interior, podría proporcionar a los científicos una visión única de la composición del sistema solar primitivo.

“Todavía no se ha encontrado ni explorado un cometa verdadero y prístino”, se lee en el sitio web de la misión Comet Interceptor.

“Es difícil apuntar a estos objetos porque se descubren hasta que se acercan al Sol por primera vez, lo que deja poco tiempo para planificar y lanzar una misión hacia ellos”.

Entonces, a diferencia de las misiones anteriores, el Comet Interceptor se lanzará sin un objetivo específico en mente.

En cambio, la nave espacial —en realidad tres, una nave espacial principal y dos sondas más pequeñas (una provista por la Agencia Espacial Japonesa)— se dirigirá al punto de Lagrange 2, o L2, una ubicación a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros detrás de la Tierra vista desde el Sol. La gravedad terrestre y solar se cancelan en L2, lo que permite que una nave espacial mantenga una posición constante en relación con la Tierra. El telescopio espacial James Webb, recién puesto en servicio, también orbita el L2.

Una vez que se identifica un candidato a cometa prístino, el Comet Interceptor acelerará en una trayectoria desde el L2 para interceptar y volar cerca del objetivo. A medida que la nave espacial y el cometa se crucen a altas velocidades, liberará las dos sondas para obtener datos e imágenes desde tres ángulos diferentes.

“De esta manera, la innovadora misión construirá un perfil 3D de su objetivo aún no descubierto”, afirma un blog de la ESA sobre la misión.

Pero los cometas prístinos no son los únicos objetivos de interés.

A pesar de su nombre, el Comet Interceptor también podría apuntar a interceptar objetos que pasan por el sistema solar, como el asteroide de forma oblonga Oumuamua, que los astrónomos confirmaron que se originó fuera de nuestro sistema estelar.

Las investigaciones recientes han indicado que tales visitantes pueden pasar con más frecuencia de lo que se pensaba anteriormente, y la Tierra misma es golpeada por meteoritos extrasolares aproximadamente una vez por década.

Sin embargo, es importante destacar que, a pesar de la especulación de un astrónomo de Harvard de que Oumuamua era una nave espacial extraterrestre secreta, el Comet Interceptor no se acercaría a tal objeto bajo esa suposición, según explicó la misión el asesor principal de ciencia y exploración de la ESA, Mark McCaughrean, en un hilo de Twitter.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.