La apariencia física de los opositores presos en Nicaragua impacta a sus familiares

·3  min de lectura

Managua, 2 sep (EFE).- Los familiares de 27 opositores presos en Nicaragua afirmaron este viernes estar impactados por la apariencia física de los convictos, luego de que las autoridades mostraron imágenes de estos tras más de un año presos y condenados por delitos considerados "traición a la patria".

"Fue impactante verlo, como si era otra persona, verlo así tan delgado fue muy fuerte, mi primera reacción fue llorar, atacarme en llantos como una niña, una situación bien difícil”, dijo Raití Larios, la hija del activista Irvin Larios, en una conferencia de prensa telemática.

Entre el martes y jueves, el Gobierno de Nicaragua divulgó imágenes de Larios y de otras 26 personas consideradas como "presos políticos", incluyendo a 7 exaspirantes a candidatos opositores a la Presidencia, a raíz de una denuncia de sus familiares por supuesta alimentación insuficiente y delgadez extrema.

La periodista Berta Valle, esposa del exaspirante presidencial Félix Maradiaga, dijo que la exhibición de las fotografías y videos por parte del Gobierno del presidente Daniel Ortega "denota un intento de deslegitimar la denuncia" de los familiares sobre el deterioro de salud de sus parientes presos.

"El hecho, por ejemplo, que los titulares de los medios oficialistas traten de aludir de que están en perfectas condiciones, es una forma de establecer una narrativa que contradice lo que nosotros hemos estado diciendo", agregó Valle.

La hija del gerente general de la Prensa, Juan Lorenzo Holmann, Renata Holmann, estuvo de acuerdo con Valle y mostró su desacuerdo con la versión de los medios oficiales, tras un año de no ver a su papá.

“En el momento que vi las fotos me sentí con el corazón completamente encogido, y también sentí que me desmoroné esa tarde, y que todo el día no podía sacarme esa imagen de mi papá, completamente deteriorado, se nota que ha perdido muchísimo peso, se ve completamente demacrado y consumido”, dijo Holmann.

Testimonios similares fueron relatados por los familiares del periodista Miguel Mendoza y del abogado Róger Reyes. También afirmaron ver “esperanza, dignidad, y convicción de justicia”, en sus semblantes.

IMÁGENES INSUFICIENTES

La esposa de Reyes, Fernanda Guevara, alegó que "una foto no es suficiente" y que sus hijas "tienen derecho a ver a su padre”.

César Dubois, esposo de la convicta Suyén Barahona, presidenta de la Unión Democrática Renovadora (Unamos, antiguo Movimiento Renovador Sandinista -MRS-), reclamó los detalles de las imágenes, como la fecha y el contexto de las mismas.

“No vimos el panorama completo de todo lo que sucedió, solo las fotos y videos que mostraron los medios oficialistas”, indicó.

Los familiares coincidieron en que las imágenes no mostraron señas de posibles torturas o de padecimientos críticos de medicina interna, como han hecho saber en los últimos 12 meses.

En un comunicado conjunto, los familiares exigieron "la libertad inmediata, incondicional y con garantías para las más de 200 personas presas políticas”.

También el incremento de raciones alimenticias con porciones balanceadas, la regularización de las visitas y videollamadas, contacto con sus hijos, cese del aislamiento, atención médica especializada, acceso a sus abogados e ingreso de organizaciones humanitarias internacionales, entre otros.

Según el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas de Nicaragua, cuyos datos con avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al menos 205 críticos de Ortega permanecen convictos en el país centroamericano desde las masivas protestas antigubernamentales de 2018, que dejaron al menos 355 muertos.

(c) Agencia EFE