Anuncios

Apagón deliberado paraliza la planta de Tesla en Alemania

Bomberos caminan frente a una fábrica de autos Tesla paralizada por un apagón que obligó a evacuar a los trabajadores, en Grünheide, Añlemania, martes 5 de marzo de 2024. (Sebastian Gollnow/dpa via AP)

BERLÍN (AP) — La producción en una planta de vehículos eléctricos Tesla en las cercanías de Berlín quedó paralizada cuando un apagón, que según las autoridades fue intencional, obligó a los trabajadores a salir de la instalación. El CEO de Tesla, Elon Musk, condenó el incidente.

El Ministerio del Interior en el estado Brandemburgo, donde se encuentra la planta, dijo que se sospecha que personas desconocidas provocaron deliberadamente un incendio en una línea de alta tensión. El departamento estatal de investigaciones criminales inició una investigación.

La policía dijo tener conocimiento de una reivindicación del hecho por email, que estaba investigando, informó la agencia noticiosa alemana dpa.

Según el informe, un grupo de extrema izquierda llamado Grupo Volcán reivindicó el incendio, acusó a Tesla de “condiciones extremas de explotación” y llamó a la “destrucción total de la gigafábrica”. En principio no estaba claro cuál era el destinatario del email ni quiénes forman parte del grupo.

Musk, que posee el 13% del paquete accionario de Tesla, escribió en la red social X que los posibles autores del ataque son “los ecoterroristas más idiotas de la Tierra o bien títeres de aquellos que no tienen buenos objetivos ambientales”.

“Detener la producción de vehículos eléctricos en lugar de vehículos de combustibles fósiles ist extrem dumm” (es extremadamente estúpido, en alemán), añadió.

Esto sucede mientras un grupo de ecologistas protesta en un bosque cerca de la planta contra los planes de expansión de Tesla. Decenas de activistas del movimiento “Stop Tesla” han instalado carpas y casas en los árboles, algunas a varios metros del suelo, una táctica común en las protestas ambientales alemanas.

El incendio en la madrugada provocó apagones en las poblaciones circundantes, entre ellas Grünheide, donde se encuentra la fábrica Tesla. La electricidad volvió a las poblaciones en pocas horas, pero las autoridades dijeron que probablemente se tardará varios días en restaurarla en la planta.

El ministro del Interior de Brandemburgo, Michael Stübgen, dijo a la agencia noticiosa alemana dpa que de acuerdo con los datos iniciales, el incendio fue intencional.

“Si se confirman los datos iniciales, será un ataque pérfido a nuestra infraestructura eléctrica”, dijo Stübgen

Tesla inauguró la fábrica de Grünheide en marzo de 2022, en un desafío directo a la industria automotriz alemana en su propio terreno.

La empresa quiere ampliar las instalaciones para agregar un depósito de carga, almacenes y una guardería infantil. Esos planes obligarían a derribar más de 100 hectáreas (247 acres) de bosque.

Además de la protesta ambientalista, grupos locales temen que la expansión afecte la provisión de agua. Una votación no vinculante de habitantes de la zona a mediados de febrero rechazó los planes de Tesla, que todavía requieren la aprobación de las autoridades locales.

La planta emplea unas 12.500 personas.

El gerente de la planta, Andre Thierig, aseguró que no había peligro para las personas o el ambiente.

La ministra del Interior, Nancy Faesser, calificó el presunto ataque de “crimen grave que no se puede justificar en modo alguno”.

“Si se confirma un motivo extremista de izquierda, es una nueva prueba de que la escena extremista de izquierda no vacila en atacar infraestructuras energéticas cruciales”, dijo la ministra en un comunicado. “Esto revela una enorme energía criminal”.