AOC condena la estrategia de los demócratas de respaldar a candidatos republicanos de derecha “peligrosos”

·3  min de lectura

La representante Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York criticó los intentos de los líderes demócratas de entrometerse en las primarias republicanas para promover candidatos extremistas a quienes creen que los demócratas podrían vencer en una elección general, calificándolo de peligroso.

La autoproclamada congresista socialista democrática criticó los esfuerzos y dijo que los demócratas esperaban que el expresidente Donald Trump fuera el candidato republicano de 2016.

“No creo que debamos alzar elementos peligrosos de la derecha”, dijo a The Independent. “Los demócratas que tienen ese tipo de pensamiento debieron haber aprendido esa lección con Trump en 2016, pero personalmente no los apoyo”.

El Comité de Campaña del Congreso Demócrata está impulsando a los candidatos extremistas en muchas primarias republicanas con la esperanza de que esos retadores sean más elegibles. Más recientemente, están publicando anuncios diciendo que John Gibbs —un candidato republicano que desafía al representante Peter Meijer, uno de los diez republicanos que votaron para enjuiciar a Trump— es “demasiado conservador” para Michigan y promocionan que Trump lo apoya.

El representante Sean Patrick Maloney, presidente del Comité de Campaña del Congreso Demócrata, defendió la práctica en Morning Joe esta semana.

“Si estás hablando de tratar de elegir a tu oponente, es posible que nos veas hacer eso, seguro. Y creo que a veces sí tiene sentido”, dijo el martes.

Los demócratas también se han involucrado en las primarias para gobernador, impulsando al candidato derechista Doug Mastriano, quien estaba en Washington el día del asalto el 6 de enero y estaba cerca del Capitolio, pero dice que evitó las barricadas policiales y se fue antes de que se descontrolara el motín. Los demócratas también publicaron anuncios que promocionaban el historial del candidato republicano de Maryland, Dan Cox, en las primarias republicanas antes de que venciera al más establecido Kelly Schulz.

Pero el presidente del DSCC (Comité Senatorial Demócrata), Gary Peters, dijo que irían por otro camino.

“Solo diré que saben que presido el DSCC, no hacemos eso”, dijo a The Independent el miércoles.

Y las críticas a la estrategia no se limitan a los progresistas. La representante Abigail Spanberger, una demócrata moderada de Virginia que suele criticar a sus homólogos de izquierdas, también se pronunció al respecto.

“Creo que en la coalición de los que apoyan la democracia, solo hay unos pocos republicanos que realmente han puesto en juego sus carreras”, dijo a The Independent. “Y por eso, ya sabes, creo que es subóptimo que los dólares que se destinan a elegir a los demócratas se utilicen para atacar a aquellos que, en una cuestión tan fundamental como el bienestar de nuestra democracia, defendieron sus principios”.

Dean Phillips, un demócrata moderado de Minnesota, también criticó la medida.

“Creo que hemos trabajado mucho para reclamar el terreno moral de la integridad y el honor y la fe en nuestro sistema electoral, y creo que esto es el gasto de gran parte de esa equidad duramente ganada en una decepción”, dijo.

Pero el representante Henry Cuéllar, de Texas, defendió la medida diciendo que “todo es estrategia política”.

“El punto es tener al candidato ideal en contra”, dijo. “Los republicanos hacen lo mismo”.

Cuellar sobrevivió recientemente a un cuestionamiento de Jessica Cisneros, una aspirante progresista que la señora Ocasio-Cortez y el senador Bernie Sanders respaldaron. Esa elección fue a una segunda vuelta, pero Cuellar triunfó por poco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.