Antihistamínicos naturales: cómo ayudan a combatir las alergias

·5  min de lectura
Antihistamínicos naturales: cómo ayudan a combatir las alergias
Antihistamínicos naturales: cómo ayudan a combatir las alergias



Las alergias son afecciones que provocan una reacción anormal del sistema inmunitario frente a una sustancia extraña.

Para mantener bajo control estas respuestas se puede recurrir a distintos alimentos o hierbas con efectos antihistamínicos. Aquí repasamos qué son estas sustancias y qué dice la ciencia sobre sus efectos.

Ante la presencia de un alérgeno (sustancia que puede causar respuestas inmunitarias hipersensibles) el organismo libera histaminas, proteínas que causan los síntomas de la alergia, como picazón de ojos y gargantas, o estornudos.

Para combatir esta respuesta se puede recurrir a medicamentos recetados o de venta libre llamados antihistamínicos, que bloquean el efecto de la histamina. Se los puede encontrar en forma de cápsulas, gotas y líquido para los ojos, píldoras o tabletas masticables. También existen formas inyectables.

Aunque los antihistamínicos se consideran seguros para los adultos y niños mayores de 2 años, deberás consultar a un profesional de la salud para saber cuál es la mejor opción para tu cuerpo, ya que estos fármacos pueden causar ciertos efectos secundarios:

  • Cambios en la visión o vista borrosa.

  • Disminución del apetito.

  • Mareos.

  • Nerviosismo, irritabilidad o emoción.

  • Resequedad en la boca.

  • Somnolencia.

Antihistamínicos naturales

Muchas personas prefieren optar por opciones naturales para combatir las alergias, aprovechando diferentes hierbas y suplementos con efectos antihistamínicos:

Petasita

La petasita (Petasites hybridus) es un arbusto perenne que se encuentra a lo largo de Europa y en ciertas regiones de Asia y Norteamérica, usualmente en suelos pantanosos y mojados, bosques húmedos o zonas adyacentes a ríos o arroyos.

Sus hojas son responsables de su popular nombre, butterbur (en inglés), debido a que se utilizan para envolver la mantequilla en regiones de climas cálidos.

Existen revisiones de estudios que hallaron que el extracto petasita podría ser un tratamiento herbal eficaz para la fiebre del heno y otras alergias.

  • ¿Me puedo vacunar contra COVID si sufro de alergias?

Incluso estas investigaciones señalaron que podría ser tan eficaz para aliviar los síntomas de la alergia, como los medicamentos antihistamínicos.

Sin embargo, como no se conoce con certeza que contiene cada tipo de extracto de petasita cruda, se aconseja consultar a un profesional de la salud antes de comenzar a consumirlos.

Actualmente, no existen estudios que hallan examinado los efectos a largo plazo de estos productos. Aunque sí se han registrado algunos efectos secundarios, incluida diarrea, dificultad para respirar, dolor de cabeza, fatiga, y somnolencia.

También puede causar reacciones alérgicas en personas que presentan sensibilidad a otras plantas, como ambrosía, caléndulas, crisantemos o margaritas.

Probióticos

El tracto digestivo tiene millones de bacterias intestinales y levaduras, conocidas como "flora intestinal" o "microbiota intestinal". Esta debe encontrarse en equilibrio para que el organismo funcione correctamente.

Una forma de ayudar a mantener ese equilibro es a través de los probióticos, microorganismos beneficiosos que se venden en suplementos dietéticos o se los agrega a muchos alimentos, como jugos, leche fermentada, o yogures.

El consumo de probióticos no solo beneficia la salud gastrointestinal, también parece ser efectivo para estimular el sistema inmunitario, ayudando a combatir las alergias.

La evidencia disponible señala que estas bondades se vinculan solo con algunos probióticos, como las cepas Lactobacillus y Bifidobacterium, mientras que otros no parecen ser de ayuda.

Quercetina

La quercetina es un antioxidante que está presente en distintos alimentos, como bayas, brócoli, cebollas, ginkgo biloba, manzanas, pimientos, té negro y verde, o uvas, entre otros.

En los últimos años, distintos estudios resaltaron las propiedades antihistamínicas de la quercetina, aunque cabe resaltar que esta evidencia proviene de estudios en animales.

Los investigadores hallaron que este antioxidante puede ser muy eficaz para combatir la inflamación de las vías respiratorias.

Para aprovechar estas bondades, los especialistas explican que es necesario consumir quercetina en forma de suplementos, ya que las cantidades presentes en los alimentos son significativamente bajas.

Estos productos se presentan como seguros para la mayoría de los adultos, pero en dosis altas pueden causar daño renal, dolores y hormigueos o picazón. Asegúrate de consultar a tu médico antes de empezar a tomar estos suplementos.

Vitamina C

La vitamina C es un nutriente que los humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, no podemos sintetizar. Es un componente esencial para la alimentación, pero también posee funciones biosintéticas, antioxidantes y estimulantes del sistema inmunitario.

Estas últimas propiedades se estudiaron en distintas investigaciones, para conocer su efectividad contra la alergia.

Según muestra la evidencia disponible, la administración intravenosa de vitamina C parece reducir los síntomas de alergia. También se registró que su deficiencia puede provocar enfermedades relacionadas con las alergias.

Aunque existen diferentes tipos de suplementos para incorporarla, los expertos aseguran que las frutas y vegetales son las mejores fuentes de vitamina C. Destacándose:

  • Brócoli.

  • Camu camu.

  • Cereales fortificados.

  • Cítricos.

  • Coles de Bruselas.

  • Kiwi.

  • Melón.

  • Papas.

  • Pimientos rojos y verdes.

  • Tomates y su jugo.

Otros remedios naturales

Aun no existen suficientes estudios que comprueben su efectividad, pero desde la medicina natural se destacan las propiedades de los siguientes alimentos para combatir las alergias:

  • Cúrcuma.

  • Infusiones de menta.

  • Infusiones de ortiga.

  • Infusiones de regaliz.

  • Miel.

  • Té verde.

Alérgenos más comunes

Aunque las anteriores opciones son de ayuda, lo mejor que se puede hacer para controlar los síntomas de las alergias es limitar o evitar la exposición al alérgeno que la desencadena.

Estos pueden ser muchas veces desconocidos por las personas. Entre los más comunes se encuentra: caspa, polvo, polen, esporas o ciertos medicamentos (especialmente antibióticos o productos para la piel).

Entre los alimentos se destaca el huevo, maní o cacahuate, leche o sus derivados, frutos secos, productos de soya, pescado, mariscos o trigo y sus derivados. Mientras que, entre las plantas, el álamo, cedro, moho, olmo o roble suelen ser los responsables de las alergias.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.