Los anticuerpos de las alpacas podrían servir para frenar el COVID-19

Newsweek México

De acuerdo con científicos suecos, los anticuerpos de una alpaca llamada Tyson, podrían aportar información importante para el desarrollo de una vacuna o un tratamiento contra el nuevo coronavirus. 

La agencia Reuters reporta que los investigadores del Karolinska Institute, inmunizaron con proteínas a la alpaca de 12 años y aislaron pequeños anticuerpos en su sangre. Estos anticuerpos de las alpacas, se enlazan con la misma parte del virus que los anticuerpos humanos, lo que podría eventualmente bloquear el avance de la infección.

Aunque la investigación aún está en su primera etapa, el equipo de científicos espera que esto pueda ayudar a encontrar un tratamiento o una vacuna contra el COVID-19. 

“En un principio, toda la evidencia sugeriría que funcionará muy bien en humanos, pero es un sistema muy complejo”, declaró el jefe del equipo de científicos, Gerald McInerney.

Entérate: Comienzan los ensayos en Brasil de la vacuna de Oxford, esperan resultados en septiembre

Otras investigaciones

De acuerdo con una investigación de la Universidad Cayetano Heredia de Perú, las alpacas, poseen anticuerpos que pueden bloquear el nuevo coronavirus en un eventual tratamiento.

La investigación utilizó cuatro jóvenes alpacas hembras para las pruebas y sus conclusiones coinciden con un trabajo belga realizado con llamas, otro camélido andino, divulgado estos días sobre COVID-19.  

“Los anticuerpos de la alpaca son diez veces más pequeños que los convencionales, además de que tienen alta sensibilidad y afinidad, muy buena escalabilidad y son termoestables”, aseguró Patricia Herrera, una de los científicas del equipo que participó en la investigación.

Lee más: Primeras pruebas de una vacuna china contra el COVID-19 arroja resultados positivos en humanos

Según la investigación, los camélidos poseen un tipo distinto de anticuerpos llamados anticuerpos de cadena pesada (HCAb), los cuales son aprovechados para generar VHH o nanoanticuerpos útiles para la detección y tratamiento de múltiples enfermedades, a través de técnicas de biología molecular.

“Se puede usar VHH de alpacas para detectar anticuerpos contra COVID-19 que tienen las personas que han ‘visto’ al virus y que fueron generados entre una y dos semanas luego del contagio”, indica la científica.

Con información de Reuters y AFP.