Anuncios

Anthony Hopkins comparte trucos de actuación

LONDRES (AP) — Luego de más de medio siglo ejerciendo, Anthony Hopkins cree que actuar es mucho más “fácil”.

“A medida que envejeces, tienes un poco más de conocimiento de la vida. Cuando eres joven, crees que sabes un par de cosas, pero no es así. Cuando llegas a mi edad, conoces un par de trucos para ganarte la vida”, dijo el actor de 86 años, quien interpreta al héroe real Nicholas Winton en “One Life”, en una entrevista reciente con The Associated Press.

Sus “trucos” para actuar son muy simples: “Sólo aprende los diálogos, preséntate y trata de ser real”.

Para interpretar a Winton, un corredor de bolsa responsable de salvar a más de 600 niños durante la Segunda Guerra Mundial, Hopkins estudió la forma en que caminaba y hablaba, viendo sus entrevistas y su participación en documentales. Su actuación recibió el sello de aprobación del hijo de Winton.

“Fue fácil porque no tenía que actuar como viejo, soy viejo”, dijo Hopkins, sonriendo.

Sin embargo, el director de “One Life”, James Hawes, destaca el “espíritu joven” de Hopkins, y agrega que el galardonado actor “ama lo que hace” y tiene una pasión continua por las películas.

“Se sentaba en una caja a la orilla del set y observaba a la gente arreglando las luces y las pistas porque tiene una alegría por el mundo que le rodea”, explicó Dawes, y agregó: “Solo quiere estar allí y ser parte del proceso”.

“One Life”, que se estrena en Estados Unidos el 15 de marzo, se cuenta en dos partes en las que el joven Winton, interpretado por Johnny Flynn, encabeza la extraordinaria hazaña de organizar trenes para transportar a los niños fuera de Praga. Hopkins interpreta al Winton mayor, reflexionando sobre su vida, pero aún atormentado por imágenes de niños que no pudo rescatar, específicamente a bordo del último tren que no salió de Praga.

Un momento conmovedor recreado en la película es la participación de Winton en el programa de televisión británico “That’s Life”, donde fue sorprendido por un público compuesto por descendientes de los niños que había salvado. Los extras que rodean a Hopkins en la escena recreada también estaban relacionados con los niños de los trenes, conocidos como Kindertransport. Hopkins lo calificó como un “momento bastante conmovedor”.

Hopkins dijo que interpretar a Winton es uno de los puntos más destacados de su carrera, pero dar vida a Hannibal Lecter en “Silence of the Lambs” (“El silencio de los inocentes”), que le valió su primer Premio de la Academia en 1991, “le dio un cambio profundo en la dirección de mi vida”.

“Ese fue uno de mis favoritos porque era fácil de interpretar, no habla bien de mi carácter”, dijo.

“Sé que no puedo atribuirme el mérito de nada, porque no podría haber resuelto mi vida”, agregó. “Ni siquiera sé cómo me convertí en actor. Es mejor que trabajar para ganarse la vida”.