Anuncios

Anahí recuerda su dolorosa lucha contra la anorexia y la bulimia tras un comentario de un productor

La chica RBD lloró al recordar que comía hielos por miedo a subir de peso y perder su carrera

Anahí
Anahí

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 31 (EL UNIVERSAL).- Anahí puede contarla, la cantante de 40 años que regresó a los escenarios con la agrupación RBD tras 15 años de ausencia, ahora como esposa y madre de dos hijos, reflexionó sobre uno de los momentos más difíciles de su vida, cuando lidió con los problemas alimenticios que casi la llevan a la muerte, así lo recordó en una entrevista al periodista Joaquín López Dóriga, en la que además habló del bullying del que fue víctima cuando era una niña.

Desde muy temprana edad, Anahí supo lo que era ser famosa, su participación en "Chiquilladas" y en telenovelas la llevaron a ser muy conocida desde que era una niña y en su adolescencia, aunque esto, más que traerle felicidad, le trajo problemas de bullying, pues precisamente el ser famosa ocasionó que se alejara de las aulas y tomara clases particulares, ya que no pudo sobrellevar el acoso escolar; le pegaban chicles en el cabello, le embarraban mocos en el uniforme y la molestaban.

"Lo único que le pedía a Dios en la noche era ‘que mañana sí me quieran, que mañana me traten bien'", recordó entre lágrimas; al iniciar la secundaria era más famosa y tuvo que seguir con las clases particulares, pues no pudo manejar las burlas de sus compañeros, las cuales le causaron mucha ansiedad; creció sin saber qué es, por ejemplo, un viaje de generación, y aunque sólo pudo estudiar hasta la prepa, la inolvidable Mía Colucci se siente orgullosa de la carrera que ha construido, con la que le ha dado felicidad a muchas personas.

"Tal vez no tenga un título que les pueda enseñar, pero tengo una carrera que me llena de orgullo", expresó la integrante de la agrupación juvenil que surgió de la exitosa telenovela "Rebelde", donde interpretó al personaje de Mía a pesar de que gente en Televisa se oponía a ello.

Aunque para Anahí fue difícil lidiar con el bullying escolar por ser famosa, cuando tenía 15 años empezó a vivir una pesadilla, la eligieron para protagonizar el remake de "Quinceañera", el melodrama llamado "Primer amor" (2001).

El productor de la telenovela, que finalmente fue cambiado por Pedro Damián, la citó para hablarle de su papel como protagonista, esas palabras le cambiaron la vida, ya que le sembraron la inseguridad que la acompañó durante mucho tiempo sobre su aspecto físico; la anorexia y la bulimia llegaron a su vida.

"Vamos a hacer la telenovela, estaría increíble que tú fueras la protagonista, pero Anahí, las protagonistas son flaquitas, las protagonistas son muy bonitas, y tú estás gordita, tienes que trabajar mucho en ti para que hagas la novela", recordó visiblemente afectada; desde ese momento, dijo, fueron "años de sufrir anorexia nerviosa y bulimia que casi me matan".

Anahí confesó que a esa edad creyó que en efecto no era suficiente y comenzó a cuidar de manera obsesiva lo que comía: "Comenzó un tema obsesivo y completamente enfermizo, me hice muchísimo daño", reconoció, pues llegó a pesar 38 kilos; además, aunado a su problema físico y mental, el body shaming (avergonzar o burlarse de alguien por su apariencia física o su cuerpo) que sufrió en varios programas de televisión, no la ayudaron, sino todo lo contrario.

El panorama comenzó a cambiar cuando casi pierde la vida a los 18 años por un paro cardíaco:

"Podía pasar cinco o seis días sin probar bocados, a veces podía probar una toronja, a veces comía hielo, no quiero que tomen de aquí ninguna idea, por favor; cuando ya no podía más volvían los atracones, y como tanto se han burlado, sí vomitaba mucho; un día iba con mi prima Alicia y le dije ‘me siento mal, algo me pasa’ tenía el corazón al mil y sentía como si el estómago se me estuviera volteando, una cosa rarísima, y vi que me volteó a ver, se metió directo a urgencias al Hospital Ángeles", narró.

El cuerpo de Anahí estaba totalmente desnivelado, por lo que su corazón ya no aguantaba más, así que si no la hubieran llevado a urgencias, tal vez hubiera muerto: "Llegué con un paro cardíaco, me meten a urgencias, me salvaron la vida, lo que me dicen es que tuve un bajón de potasio en el cuerpo y de electrolitos, de todo, era una taquicardia tal que … yo estaba desmayada, no sé, pero mi corazón no podía más; si mi prima no me lleva al hospital, y los doctores no actuaron como actuaron, no sé qué hubiera pasado", reconoció la también cantante, quien tras semanas hospitalizada, salió para una nueva oportunidad de vida el día de su cumpleaños 19.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Charlize Theron sigue "recuperándose" de su look más odiado