Ana de la Reguera y los pósters de los Backstreet Boys que guardaba en los lugares más insólitos de su casa

·7  min de lectura
Ana de la Reguera presenta la segunda temporada de su serie ANA
Ana de la Reguera presenta la segunda temporada de su serie ANA (Vivien Killilea/Getty Images for Pantaya)

La actriz mexicana Ana de la Reguera ha cerrado bajo cuatro llaves el acceso a su vida privada. Lleva tiempo callada, pero parece haberle puesto un candado extra desde que su presunto romance con Alfonso "Poncho" Herrera ha alborotado un avispero de chismes.

Sin embargo, hay cosas que no se pueden controlar. En el caso de De la Reguera es esa simpatía natural y gusto por la conversa. ¡Menos mal! Ella dice que es por haber crecido en la ciudad costera de Veracruz, donde está el mayor puerto de México. "La gente de mar somos así abiertos", dice y se ríe, aunque esa apertura la ha lastimado repetidamente y por eso intenta callar.

La artista conversó con Yahoo Vida y Estilo para promover la segunda temporada de su serie ANA. Las dos primeras ya están en Prime Video y PantaYA. La tercera está lista y saldrá pronto. "Con eso ya se acabaron las confesiones", aseguró. "Ya es suficiente".

Para no descarrilar sus esfuerzos, le prometí que no le iba a preguntar por Poncho, pero no me pude resistir a la tentación de decirle que "eso de lo que no vamos a hablar" la tiene radiante. Y ella reconoció que está "muy feliz. La vida me ha dado una sorpresa hermosa que no me esperaba". No hizo falta más.

Pero la energía se puso pícara y comenzamos a hablar de primeros amores.

Ana de La Reguera y Alfonso Herrera en Los Ángeles en 2017
Ana de La Reguera y Alfonso Herrera en Los Ángeles en 2017 ( Jonathan Leibson/Getty Images for The Brand Agency)

Backstreet Boys y Nenísima

Ana de la Reguera recuerda que su primer amor fueron los chicos de los Backstreet Boys. Como su madre era muy estricta y amante de la decoración no la dejaba poner nada que "afeara" su habitación.

"Ella decía que podíamos hacer lo que quisiéramos, siempre y cuando no se viera. Por eso terminé poniendo un póster de ellos debajo de la tapa del inodoro. "Cada vez que la levantaba, ahí estaban ellos viéndome TODO", contó muerta de la risa.

No llegó a poner la anécdota en ANA, porque la segunda y tercera temporada ya no son sobre sus primeros años. De hecho la segunda es su vida profesional en México. Sin embargo, reconoce que hay tantas historias divertidas con su mamá que podría hacer otra serie sobre ella.

Nena de la Reguera, quien en las redes sociales es conocida como Nenísima, fue Miss Veracruz y es toda una personalidad. "Podría hacer muchísimas temporadas inspirada en mi mamá", reconoce.

De hecho, en la segunda temporada de su serie, la mamá de ANA vive con ella, "por lo que ya no puede ser la voz de su conciencia, como lo fue en la primera. En su lugar tuve el honor de tener a Carmen Salinas", indicó la artista, quien se siente "agradecida" de que el último papel de la leyenda mexicana de la televisión haya sido en su serie. "Fue un honor trabajar con ella y que me ayudar a burlarnos un poco de nosotras mismas".

Salinas sufrió un derrame cerebral horas después de terminar de grabar la serie. De la Reguera siente que se despidió de ella "como debía ser, trabajando".

Ana de la Reguera afirma que Carmen Salinas murió
Ana de la Reguera afirma que Carmen Salinas murió "como desea todo artista, todavía trabajando". PantaYA

Esa tierna acidez

Cuando Ana de la Reguera comenzó a hacer carrera como actriz sentía que estaba en un oficio con fecha de expiración. Jamás se le ocurrió que los 45 años la encontrarían en el mejor momento de su vida personal y profesional y pareciera que la "excavación" que hizo de sus recuerdos par encontrar material para ANA le permitió deshacerse de todo tipo de lastres.

Sentada en la luminosa oficina que tiene en su casa en Los Ángeles, la actriz y productora mexicana insistió en que la historia "no es autobiográfica, si no que está inspirada en mi vida", y agregó que en las dos nuevas temporadas "se va a ver una sátira de lo que se vive en esta carrera".

Nadie se esconde de su mirada. De la Reguera toca a agentes, ejecutivos, productores, directores, los sistemas de premiaciones y los actores. La artista admitió que ha pasado por producciones que odia, pero que como le va bien tiene que aguantar, otras que ama, pero que han fracasado, y otras en las que el problema es la gente con la que se trabaja.

"Creo que todos los que llevamos años en esto podemos decir lo mismo", indicó. Sin embargo, ella es de las que piensa que "nadie te quita lo bailado y cada baile vale la pena".

Parte de esa ternura ácida también viene cortesía de Aracely Arámbula, quien es amiga del colegio de De la Reguera y la mantuvo entre dos y tres durante la grabación. "Ella estaba de gira por el país con una obra de teatro y no estábamos seguros de que iba a llegar. Teníamos plan A, B y C, pero sí lo logró y la pasamos genial", indicó la artista.

ANA actriz

La segunda temporada encuentra a Ana intentando dejar la serie 'Los Adames' y en una gala de entrega de premios, que bien podrían ser los Premios TV y Novelas. Su mirada irreverente se pasa sobre las dificultades que enfrentan los actores en el mundo de la televisión, pero las entrega con su maravilloso humor negro y una sorprendente dosis de ternura.

Nadie se salva de las críticas, ni ella misma, pues como ya es costumbre, la artista comienza criticándose a sí misma. Y es que si bien las anécdotas que vive la Ana de la ficción no están un 100% amarradas a las experiencias de la artista, las emociones y las lecciones que enseña la actriz “sí son reales”, afirmó.

De la Reguera reconoce que el haber comenzado una carrera en las artes escénicas cuando era muy joven la paralizó emocionalmente, por eso, la primera temporada sorprendió con la exploración de la sexualidad y los choques con la realidad de buscar trabajo. "En esta segunda temporada ella va a tener que aprender a balancear las demandas de un contrato que la amarra a 'Los Adames' una especie de 'La Familia Peluche' de Eugenio Derbez con 'Merlina' o 'Locos Adams'.

En la segunda temporada de 'ANA', la artista también explora los romances que se arman los famosos con fines diversos. El galán en cuestión es el peruano Christian Meier, quien entra al ahora polígono amoroso de la protagonista. También la acompañan Carlos Miranda, quien sustituyó a David Palacio en el rol de Papasito, Paulina Dávila, Paly Duval, Tina Romero y Andrés Almeida.

Abundancia de trabajo

De la Reguera ha cambiado y no es solo el corte de pelo, aunque verla sin su icónica larga y espesa cabellera impacta. La actriz se ha transformado con un estilo a capas y un largo a la altura del hombro. "Me costó decidirme, pero tenía el pelo muy maltratado de tanto secador en la sala de maquillaje. Mi estilista me convenció y fue una muy buena decisión, me encanta", relató.

"Pasé siete años intentando hacer la serie. Más del doble luchando por hacerme un nombre en Estados Unidos, pero desde que logré desarrollarla me empezaron a llegar todo tipo de oportunidades. Estoy muy agradecida", destacó.

Antes de fin de año la actriz mexicana estrenará en Netflix 'Army of the Dead: Las Vegas', en animación. También está la serie 'Leopard Skin', que filmó en la República Dominicana durante la pandemia y el proyecto que la tiene más entusiasmada: 'Viva México', la cinta del legendario cineasta mexicano Luis Estrada, el director de 'La Ley de Herodes (1999)', 'El infierno' (2010) y 'La dictadura perfecta' (2014).

Fue en esa producción donde coincidió con Herrera. Es decir, premio doble para Ana de la Reguera y para sus fans, pues esta etapa no solo le ha sentado de lo mejor en lo personal, sino que viene con más energía que nunca para lo profesional. Ganancia para todos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Leyendas de TV en México se rebelan en elección de sindicato de actores

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.