AMLO no asistirá a la Cumbre de Biden, pero quiere proponerle una “Unión de las Américas”

·3  min de lectura

Como ya lo había anunciado en diferentes ocasiones, Andrés Manuel López Obrador confirmó en su conferencia de prensa matutina que no asistirá a la Cumbre de las Américas que inicia hoy en Los Ángeles, California, a pesar de que el gobierno estadounidense confirmó que Venezuela, Nicaragua y Cuba estarán representados por la sociedad civil.

“Había revestido esta decisión como relacionada con una disputa sobre las invitaciones a varias dictaduras para participar en la cumbre de Los Ángeles pero creo que, fundamentalmente, este tipo de reuniones realmente no son realmente de su interés... No ha dado prioridad a la política exterior durante su presidencia”, dijo a Los Angeles Times Benjamin Gedan, responsable para América del Sur en el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de Barack Obama.

Es la primera vez desde 1994 que la Cumbre se celebra en Estados Unidos, y no ha sido nada fácil para la administración Biden, desde que AMLO amagó con no asistir si no se invitaba también a Venezuela, Cuba y Nicaragua, tres países no gratos en la Unión Americana por sus políticas antidemocráticas y represivas.

“No voy a asistir a la cumbre, va, en mi representación y la del gobierno, Marcelo Ebrard. No voy a la cumbre porque no se invita a todos los países de América“, dijo el mandatario mexicano la mañana de este lunes 6 de junio.

Según López Obrador, su homólogo estadounidense está sometido a “presiones” por parte de políticos republicanos y de la comunidad cubana de Florida, en aquel país, conformada justamente, por quienes huyen del régimen, en su momento castrista, que hoy comanda Miguel Díaz-Canel.

“Entiendo su situación pero no acepto que nadie se sitúe por encima de los países. No acepto hegemonías ni de China ni de Rusia ni de Estados Unidos (…) Todos los países por pequeños que sean son libres, son independientes”, abundó.

Lo cierto es que algunos demócratas del ala más progresista han criticado a la administración actual por ceder a la presión de la diáspora para excluir a Cuba que ya asistió a los últimos dos encuentros que se llevaron a cabo en Latinoamérica.

Durante las semanas pasadas, el nicaragüense Daniel Ortega, a quien se ha acusado de perseguir y encarcelar a sus opositores y de defraudar en las pasadas elecciones, celebró la postura de López Obrador; mientras que a ésta se unieron los mandatarios de Bolivia, Guatemala y Honduras.

“Nos estamos aislando al dar ese paso porque tienes a México, tienes a países del Caribe diciendo que no van a venir, algo que sólo va a hacer que Cuba luzca más fuerte que nosotros”, dijo en su podcast “Pod Save The World” Ben Rhodes, viceconsejero de Seguridad Nacional en el gobierno de Obama.

No asistir a la Cumbre de las Américas para proponer una Unión de las Américas

Sin embargo, a pesar de su negativa a asistir a la cumbre de forma personal, AMLO también informó en la mañanera que planteó a Joe Biden una reunión en julio, con el fin de tratar “el tema de la integración de toda América” en una Unión continental, similar a la de Europa.

La declaración llamó la atención, no sólo porque la migración y los asuntos de política exterior de América es justamente, la razón de convocar a la Cumbre, sino porque desde la Casa Blanca no se ha emitido ninguna invitación al gobierno mexicano.

El gobierno estadounidense mostrará en Los Ángeles su visión para un “futuro sostenible, sólido y equitativo”, luego de que en 2018, Trump no asistiera a la Cumbre organizada en Perú. Sin embargo, en los hechos, el paquete de ayuda de 4.000 millones de dólares para atender las causas que originan la migración desde Centroamérica, está estancado en el Congreso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.