"Deben amarrar manos a servidores de la nación"

·2  min de lectura

Horacio Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 7 (EL UNIVERSAL).- Políticos de oposición respondieron al presidente Andrés Manuel López Obrador con su anteproyecto de decreto para prohibir 16 acciones a sus funcionarios federales en elecciones, y le exigieron que mejor comience por amarrarle las manos a sus servidores de la nación y superdelegados, porque el gobierno morenista está metido hasta la cocina en el proceso electoral y opinaron que este anuncio es una absurda manipulación.

EL UNIVERSAL publicó ayer sábado que en víspera del inicio del proceso electoral —considerado como el más grande en la historia de México—, el presidente López Obrador enviará un decreto a todos los funcionarios federales para garantizar la imparcialidad en el uso de recursos públicos y equidad en la contienda, en donde les prohíbe asistir a eventos proselitistas, difundir acciones de gobierno o entregar recursos públicos en favor de algún candidato o partido.

El líder nacional del PAN, Marko Cortés, dijo que al gobierno de López Obrador le viene muy bien el dicho: hágase justicia en los bueyes de mi compadre: "Es completamente incongruente que lo diga y no lo haga. Buscar amarrar las manos a estados y municipios, pero no comenzar por amarrar las manos a todo el gobierno federal, dejar de usar las mañaneras para denostar a la oposición o por amarrar las manos a los cuervos de la nación y superdelegados".

Cortés Mendoza subrayó que el gobierno morenista está metido hasta la cocina en el proceso electoral, como resulta evidente con el trabajo de los "cuervos de la nación" en el proceso de vacunación y expuso que desde la oficina del presidente López Obrador se coordina la acción territorial, el registro de credenciales de elector y la propaganda que están haciendo en el proceso de vacunación contra el Covid.

La coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez, aseguró que "López Obrador debería de poner ejemplo y hacerlo con su gobierno, pues su ejército electoral está desplegado desde agosto de 2018” y ha hecho, ininterrumpidamente, proselitismo en su favor y a través de la “mal llamada Cuarta Transformación".

La perredista jalisciense, aseguró que dicha promoción ha beneficiado al partido Morena y a sus candidatos.

"Los superdelegados y coordinadores de los servidores de la nación que fueron enlistados con nombre y apellido en la sentencia del TEPJF como responsables de violar el artículo 134 de la Constitución y desacatar al INE, no han sido sancionados, pese a que la Secretaría de la Función Pública fue notificada desde enero de 2020 [hace más de un año]", dijo la perredista.

Juárez Piña indicó que lejos de sancionar el proselitismo electorero, López Obrador premió a su burocracia dorada con plazas de estructura y, a algunos de sus jefes, con candidaturas a gobernador.