Amal Clooney pide procesar por violación a miembros del EI

Por EDITH M. LEDERER
Amal Clooney durante una reunión del Consejo de Seguridad sobre violencia sexual en las instalaciones de Naciones Unidas el martes 23 de abril de 2019. (AP Foto/Seth Wenig)

NACIONES UNIDAS (AP) — La abogada de derechos humanos Amal Clooney exigió el martes justicia para las víctimas de una “epidemia de violencia sexual” en conflictos armados, en especial violaciones y otros abusos perpetrados por extremistas del grupo Estado Islámico en Irak y Siria.

La activista dijo al Consejo de Seguridad que si el organismo más poderoso de Naciones Unidas no puede evitar la violencia sexual en los conflictos de todo el mundo “entonces al menos debe castigarla” y hacer de la justicia una prioridad.

Clooney, esposa del actor George Clooney, se dirigió al Consejo de Seguridad junto con los ganadores del premio Nobel de la paz Nadia Murad y el doctor Denis Mukwege, para resaltar la necesidad de enjuiciar a los perpetradores y ayudar a las víctimas.

Pero la resolución que adoptó el Consejo después de las ponencias fue diluida para que fuera aprobada. Y aunque hace algunos avances, no adoptó las importantes medidas que fueron solicitadas.

La resolución eliminó referencias anteriormente usadas sobre brindar “atención de salud sexual y reproductiva” a las víctimas de violación y maltrato a fin de evitar un veto de parte del gobierno de Estados Unidos. Además eliminó una referencia positiva a la labor de la Corte Penal Internacional sobre el procesamiento de supuestos perpetradores de violencia sexual en zonas de conflicto.

Al concluir la votación, el embajador de Francia Francois Delattre dijo al consejo que eliminar la referencia sobre la salud sexual y reproductiva de las víctimas de violencia sexual “es inaceptable y socava la dignidad de las mujeres”.

“Nos preocupa que se haya utilizado la amenaza de veto para cuestionar 25 años de avances en la materia”, dijo Delattre. “Es intolerable e incomprensible que el Consejo de Seguridad sea incapaz de admitir que estas mujeres y niñas que sufren de violencia sexual en zonas de conflicto, y que quienes obviamente no eligieron embarazarse, deben tener el derecho a interrumpir su embarazo”.