Alemania toma el control de una refinería de propiedad rusa en plena crisis energética

·3  min de lectura
La entrada de la refinería PCK en Schwedt; Alemania tomó el control de dos subsidiarias de la compañía petrolera estatal rusa Rosneft en un intento de asegurar el suministro de energía del país. (Annette Riedl/dpa)
La entrada de la refinería PCK en Schwedt; Alemania tomó el control de dos subsidiarias de la compañía petrolera estatal rusa Rosneft en un intento de asegurar el suministro de energía del país. (Annette Riedl/dpa) - Créditos: @Annette Riedl

BERLÍN.- Alemania puso el viernes a la filial alemana del gigante petrolero ruso Rosneft bajo la tutela del regulador federal, una fuente clave de combustible para Berlín. De este modo, el Estado alemán se hace con el control directo de la refinería PCK en Schwedt.

La refinería, hasta ahora propiedad mayoritaria de Rosneft, ha puesto a prueba la determinación de Alemania de eliminar las importaciones de petróleo de Rusia para finales de año, en virtud de las sanciones europeas para castigar a Moscú por su invasión de Ucrania.

“Con la administración de la filial se contrarresta la amenaza a la seguridad del suministro energético y se pone una piedra fundamental para la preservación y el futuro del emplazamiento de Schwedt”, dijo el Ministerio de Economía en un comunicado.

El canciller alemán, Olaf Scholz, habla en la Conferencia Bundeswehr 2022 en Berlín, el viernes 16 de septiembre de 2022. (Carsten Koall/dpa via AP)(Carsten Koall/dpa via AP)
El canciller alemán, Olaf Scholz, habla en la Conferencia Bundeswehr 2022 en Berlín, el viernes 16 de septiembre de 2022. (Carsten Koall/dpa via AP)(Carsten Koall/dpa via AP) - Créditos: @Carsten Koall

Rosneft Deutschland, que representa alrededor del 12% de la capacidad alemana de procesamiento de petróleo, pasará a estar bajo la tutela del regulador de la Agencia Federal de Redes, que dijo que el propietario original ya no tenía autoridad para dar instrucciones.

La toma de control de Rosneft Deutschland supone un nuevo paso de Alemania para apuntalar su industria energética, que está sufriendo los efectos de la guerra en Ucrania.

Préstamos a empresas

Alemania dijo esta semana que aumentaría los préstamos a las empresas energéticas que corren el riesgo de verse arruinadas por la subida de los precios del gas después que Rusia cortara el suministro a Europa en represalia por las sanciones occidentales.

La energética alemana Uniper dijo el miércoles que el Estado podría tomar una participación mayoritaria, alegando que un anterior paquete de rescate estatal por valor de 19.000 millones de euros ya no era suficiente.

El gobierno también ha puesto a SEFE, antes conocida como Gazprom Germania, bajo tutela después que el gigante energético ruso Gazprom se deshiciera de ella en abril.

Una refinería de PCK en Schwedt, Alemania. (Annette Riedl/dpa)
Una refinería de PCK en Schwedt, Alemania. (Annette Riedl/dpa) - Créditos: @Annette Riedl

Fuentes del gobierno alemán habían dicho antes del anuncio del viernes que podría interrumpirse todo el suministro de petróleo ruso.

La refinería de Schwedt, la cuarta más grande de Alemania y proveedora del 90% del combustible de Berlín, recibe todo el crudo de Rusia a través del oleoducto Druzhba desde que se construyó en la década de 1960. Partes del oeste de Polonia también se abastecen a través de Schwedt.

La medida del viernes va acompañada de un “paquete integral” destinado a garantizar el suministro de petróleo a Schwedt a través de rutas alternativas, según el Ministerio.

Con el cambio en la administración, la Agencia Federal de Redes también se hace cargo de las acciones de Rosneft Deutschland en las refinerías MiRo y Bayernoil, en Karlsruhe y Vohburg respectivamente.

No está claro quién podría sustituir a Rosneft como operador de la refinería de Schwedt. Shell, que posee una participación del 37,5% en Schwedt, lleva tiempo queriendo retirarse. Verbio y Enertrag, ambas dedicadas a las energías renovables, han manifestado su interés.

Agencia Reuters