Anuncios

Alejandro Fernández honra a su padre en su concierto pero también a sus fans: "Gracias México de mi corazón"

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 21 (EL UNIVERSAL).- El sábado por la noche, como hace casi cuarenta años hiciera su padre Vicente Fernández, Alejandro Fernández pisó el escenario de la Plaza de Toros México para honrar la memoria de su progenitor quien, además, no sólo recuerda como la figura paterna que fue, sino como su "maestro", "amigo" y "el mejor cantante de todos los tiempos", y aunque el concierto fue con motivo de recordar al "Charro de Huentitán", fue "el Potrillo" quien se llevó el amor de todos sus fans, por lo que el cantante decidió dedicarles un emotivo mensaje gracias a su apoyo y solidaridad.

Tanto los seguidores de la música de "Chente" como de Alejandro, esperaban con ansias este concierto que "el Potrillo" había anunciado desde mitades de febrero, debido a que se trataba de un recital atípico, en el que "el Potrillo" no entonaría los temas que habitualmente interpreta, sino que lo dedicaría única y exclusivamente a cantar las canciones que su padre hiciera famosas y que, sin importar el paso de los años, se mantienen en la memoria del público.

(VIDEO) En pleno concierto se entera de que será abuelo otra vez

Pese a que Fernández vaticinaba que, luego de la noche de ayer, su carrera tendría "un antes y después", nunca se imaginó todo el amor que recibiría por parte de sus fans, cuando salió al escenario forrado de un típico traje de charro, como los que su padre solía usar, para cantar éxitos como "Volver", "México, lindo y querido" o "¿De qué manera te olvido?".

El 20 de mayo de 1984, don Vicente logró concentrar a 35 mil personas en este mismo recinto y, ahora, que su hijo buscaba honrarlo, no sólo estremeció a los seguidores de su padre, reviviendo canciones que nunca volverán a hacer interpretadas con el ímpetu con que lo hacía el "Charro de Huentitán", sino que superó la cifra de asistencia que logró el intérprete de "Por tu maldito amor", pues se dieron cinta 50 mil personas, lo que generó el estremecimiento de Alejandro, quien reconoce que ha pasado una etapa muy dolorosa desde que Chente se marchó.

Y así como hace 39 años, cuando el concierto dio inicio la tormenta que caía en la Ciudad de México se detuvo, y en esta ocasión ocurrió lo mismo, situación que para Fernández no pasó desapercibida, por lo que consideró que la noche que estaba viviendo era "perfecta".

Dentro de las similitudes que existieron entre una noche y otra, una de ellas fue propiciada por el propio cantante, al mandar a confeccionar un traje de charro idéntico al que su padre usó en los ochentas, en la búsqueda de que este gesto le trajera suerte.

Con este panorama, a Alejandro Fernández no le bastó con las agradecimientos que ofreció ayer a su público, pues esta mañana acudió a sus redes sociales para enviarles un mensaje en el que les expresaba la sensación que le dejó haberse encontrado con aquellas 50 mil personas, así como también se dirigió a esas otras y otros que presenciaron el concierto remotamente:

"A toda mi raza:

Mi mundo dejó de ser lo de antes. No tengo suficientes palabras para agradecerles por la energía y el amor que le pusieron a este proyecto que tanto trabajo costó montar para darles lo que ustedes merecen. Sea donde sea que lo hayas visto, cambiaste mi vida y me hiciste sentir más en contacto con mis raíces que nunca.

¡Gracias México de mi corazón!"

A su vez, "el Potrillo" recibió cientos de comentarios positivos acerca de su desempeño arriba del escenario, describiendo su presentación como "el mejor concierto", en el cual aprovechó "su voz privilegiada" y logró una vibra que muchas y muchos fanáticos catalogan de "indescriptible" e "inolvidable".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Alejandro Fernández preocupa a sus fans tras presentarse en la Feria de Texcoco