Alcántara poncha a 10, pero no gana. Los Marlins se llevan la serie ante los Piratas con susto

·2  min de lectura

Jeff Brigham ponchó a Greg Allen con una bola rápida de cuatro costuras de 95.7 mph para el out final en la victoria de los Marlins 6-5 en 10 entradas ante los Piratas en Pittsbugh.

La emoción pura que emanaba de su rostro era innegable cuando saltó de la lomita y celebró con sus compañeros de equipo. Es posible que se hayan pronunciado una o dos palabrotas.

“Es bastante increíble. Especialmente porque no sabía si este momento podía volver’’, expresó Brigham.

Habían pasado casi dos años desde la última vez que pisó un montículo como jugador de las Grandes Ligas.

Lanzó una sola vez en la temporada 2020, permitió una carrera limpia en una entrada el 26 de julio de 2020 contra los Filis de Filadelfia y luego desapareció.

Una lesión en el brazo, un nervio muerto en su bíceps derecho, lo mantuvo fuera por el resto de la temporada y también en el 2021.

Fue designado para asignación en octubre, pero permaneció en la organización de los Marlins como jugador de Ligas Menores.

El camino para regresar a las Grandes Ligas (19 meses sin enfrentar a los bateadores) fue una rutina.

Pero hizo que un momento como el domingo valiera la pena.

Ahora, un resumen rápido de cómo Brigham llegó a la lomita en la décima entrada:

Los Marlins (45-50), que ganaron dos de tres contra Pittsburgh en esta serie, tenían una ventaja de 4-2 al entrar en la parte baja de la novena entrada con Bryan De La Cruz y Jesús Aguilar con dos remolcadas cada uno:

De La Cruz pegó jonrón solitario en el quinto inning y un sencillo en el noveno donde anotó JJ Bleday.

Aguilar impulsó otras dos con un incogible en el sexto.

Sandy Alcántara limitó a los Piratas a dos carreras limpias con dos hits. Dio tres bases por bolas y ponchó a 10 en seis entradas.

Huascar Brazoban lanzó una séptima entrada sin anotaciones en su debut en las Mayores y Steven Okert tiró una octava entrada perfecta.

Pero los Piratas (40-57) empataron el juego en el noveno contra Anthony Bass.

Miami no contó con algunos de sus relevistas clave, entre ellos Tanner Scott, Richard Bleier, Dylan Floro y Zach Pop que trabajaron el sábado.

Después de que Okert lanzara el octavo y Bass el noveno, el mánager de los Marlins, Don Mattingly, se quedó esencialmente con Brigham o Jordan Holloway.

Entonces del bullpen salió Brigham, quien fue agregado a la nómina del equipo unos 45 minutos antes del primer lanzamiento del partido.

Brigham había estado en el equipo de taxis de los Marlins desde que comenzó la serie el viernes. Tenía efectividad de 3.96.con 62 ponches en 38 y 2/3 entradas con Triple A Jacksonville.

La ofensiva le dio una ventaja de dos carreras en la parte alta de la décima y eso fue suficiente para el triunfo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.