Alberto Descalzo: “Cada vez que el peronismo se dividió, se perdieron las elecciones; no queremos repetir esa historia”

·7  min de lectura
Alberto Descalzo
Alberto Descalzo - Créditos: @Daniel Jayo

Alberto Descalzo es uno de los intendentes con más años en el cargo de la provincia de Buenos Aires. Gobierna el distrito de Ituzaingó, en el oeste del conurbano, desde 1995, año en que se creó el municipio. Y es parte de una tribu de jefes comunales con décadas en el poder que integra también Juan José Mussi, el intendente de Berazategui, que la semana pasada, en el acto de Cristina Kirchner en Ensenada, hizo un fuerte llamado a la unidad del Frente de Todos ante el riesgo de derrota en 2023.

Descalzo comparte el diagnóstico de su par y considera que, sin unidad, el peronismo puede caer en las elecciones del año que viene. En una entrevista con LA NACION, el intendente de Ituzaingó valora la reunión entre Alberto Fernández y Cristina, confía en Silvina Batakis como nueva ministra de Economía, considera que el objetivo debe ser bajar la inflación y descarta especulaciones sobre un proceso de disgregación del Frente de Todos que lleve a interrumpir el mandato presidencial.

–¿Cómo analiza la interna, después del encuentro del Presidente y la vicepresidenta?

–Es lo que queríamos nosotros, a partir de lo que dijo Mussi, y que yo suscribo, sobre la necesidad de que en el Frente de Todos haya una unidad y que esa unidad nos permita un objetivo en común, que es corregir algunas cosas, como el rumbo para bajar la inflación, recuperar el salario de los trabajadores en general y que haya cada día más trabajo y un salario más justo. Estamos contentos con que se haya encontrado Cristina con Fernández, Fernández con Cristina, que se puedan decir todas las cosas que hay que decirse y buscar un rumbo común para que todos trabajemos para el 23 . Y, para eso, es necesario esta unidad que permita trabajar todos juntos por más producción, más trabajo y salarios más justos, que es lo que necesitamos los argentinos.

La amenaza del Presidente y el temor de Cristina Kirchner

–¿Qué horizonte le espera al peronismo en 2023, si no se da la unidad?

– Cada vez que el peronismo se dividió, la pasó mal o se perdieron las elecciones. Lo que no queremos es repetir esa historia. Por eso, bregamos todos para que haya unidad en el peronismo y en el Frente de Todos . Y ese Frente de Todos tiene la responsabilidad de la unidad de todas y todos los argentinos. Ese es el camino que nos enseñó el General Perón y, como ejemplo, siempre ponemos el abrazo de Perón y Balbín, y la convocatoria a todos los sectores políticos y sociales de la Argentina para que haya una política de Estado, para tener mejor educación y salud.

–Si bien no trascendió casi nada de lo que hablaron el Presidente y la vicepresidenta, ¿cuáles son sus expectativas con ese diálogo? ¿Cree que pone fin a las peleas y marca otro camino, o todavía falta?

–Evidentemente, es un principio y está bien que no trascienda nada . Es una conversación entre un presidente de la Nación y una vicepresidenta. Es un buen camino para empezar a hacer juntos y definir las cosas que están faltando y tenemos que corregir.

–¿Ha podido hablar con el Presidente o la vicepresidenta en estos días?

–En estas últimas horas no hemos hablado. Lo hemos hecho oportunamente y de esa forma comunicamos lo que queremos.

–¿Qué le genera a usted la designación de Batakis como ministra de Economía?

–Es una compañera técnica y profesionalmente muy adecuada para este puesto. La conozco, la hemos visto trabajar como ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires junto al gobernador [Daniel] Scioli y hemos trabajado juntos durante todo este tiempo. Estuve con ella la semana pasada, en la Federación Argentina de Municipios, charlando sobre la necesidad de aportar cosas. Nos juntamos con economistas y, entre ellos, estaba Silvina. Estamos muy contentos con que sea la ministra de Economía de la Nación y que pueda ir bajando paulatinamente la inflación y buscando mejores salarios para el sector de las y los trabajadores.

–¿Se debería entrar en una etapa de mayor gasto o de mayor austeridad?

–Habrá que cuidar cada una de las pautas que se tienen que ir corrigiendo y a eso va a apuntar ella y su equipo. Lo que queremos todos es buscar un equilibrio e ir bajando la inflación, que es la enemiga de la economía, de la producción, el desarrollo y el crecimiento. El enemigo es la inflación.

–Batakis ha recibido apoyo de intendentes, de gobernadores, pero no hubo un pronunciamiento público de la vicepresidenta. ¿Cree que debería hacerlo o con la designación alcanza?

–Alcanza con la designación. Seguramente, Cristina le ha hecho llegar el saludo y, si tiene que hacer algo, lo va a hacer en su momento. A través de un mensaje, le mandé felicitaciones y el deseo de que le vaya muy bien. Seguramente lo ha hecho también la vicepresidenta y muchos compañeros y compañeras, gobernadores e intendentes. Le deseamos lo mejor, porque es lo mejor para todos los argentinos.

–¿Cómo analizan los intendentes la situación social en el conurbano?

–En el conurbano bonaerense vemos que hay una inversión privada muy importante en nuestros distritos y, junto con esa inversión, también una gran inversión pública como en los mejores momentos de [Eduardo] Duhalde, cuando tenía el Fondo del Conurbano bonaerense, o de Néstor [Kirchner] y Cristina como gobierno. La obra pública es muy importante también, con lo cual se ha generado mucho movimiento y mucho trabajo. Por eso, figura en el Indec que la desocupación esta en 7 puntos. Y obviamente hay un gran movimiento comercial, crecimiento industrial. Es un buen momento para nosotros, obviamente hay que corregir el tema de la inflación . Los precios hacen que lo más deteriorado sean los salarios de los trabajadores. Seguramente, la ministra, el Presidente y todos tenemos que trabajar para que así sea.

–¿Qué opina de las expresiones que advierten que el Presidente podría no terminar su mandato? ¿Ve riesgos de disgregación, como se afirma en algunas posturas de la oposición?

– No conozco gobierno peronista que renuncie a la Presidencia de la Nación. El Presidente está apoyado por el Frente de Todos, lo vamos a bancar. Nosotros no tenemos ese problema. No viajamos en helicóptero, no hacemos lo que hicieron ellos.

–¿Está de acuerdo con que el control de los planes sociales lo absorban los intendentes en los municipios?

–Es una decisión de la Nación, que se tiene que trabajar, no es una decisión de los intendentes. Nosotros tenemos una parte de los planes, otra parte la tienen las organizaciones sociales. Esa ha sido una decisión del gobierno nacional; nosotros vamos a colaborar en todo lo que podamos colaborar, pero no estamos pensando en tener un plan más o un plan menos. Hay que buscar una solución: los planes deberían ser transitorios y tener un límite. Y ese límite debería darse con más trabajo y salarios más justos. No depende de los intendentes, depende del gobierno nacional, del ministerio [por el de Desarrollo Social]. La solución en el peronismo no es tener más o menos planes, sino más trabajo, producción, desarrollo y crecimiento de la torta, para que haya más posibilidades de compartirla, que es la distribución de la riqueza.

–¿Entre los intendentes y en las bases, existe la misma división que se ve en la cúpula del Frente de Todos, o hay unidad?

–No hay grieta en el Frente de Todos, hay mucha unidad abajo. No hay grieta ni siquiera con el adversario político, Cambiemos. Tenemos una buena relación. Eso se ve más arriba , en las internas de Cambiemos, en el peronismo, pero abajo eso no existe. Tenemos buena relación con los partidos políticos, con nuestros empresarios, con nuestros comerciantes, con la gente independiente. Existen formas de pensar diferentes, que está bien y a veces son aportes importantes para nuestros municipios.

Crece la incertidumbre en Juntos por el Cambio por el devenir de la crisis política y económica

–En 2005, hubo una interna en el peronismo provincial, la protagonizaron Cristina e Hilda “Chiche” Duhalde. ¿Ve alguna similitud con esa disputa?

–No, oportunamente eso se decidió en una interna política. En ese caso, fue la senaduría entre Chiche y Cristina, y ganó Cristina. De última, entendemos que eso está bien y que es una herramienta a veces necesaria en nuestra democracia para dirimir candidatos. Eso se dirimirá, llegado el momento. Diría que no es parecido, pero fue un camino en aquel momento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.