Albania y Macedonia del Norte inician las conversaciones de adhesión a la UE

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Banderas de la Unión Europea frente a la sede de la Comisión Europea, en Bruselas

Por Robin Emmott y Marine Strauss

BRUSELAS, 19 jul (Reuters) - Albania y Macedonia del Norte iniciaron el martes las conversaciones de adhesión con la Unión Europea, superando una serie de obstáculos puestos por algunos miembros del bloque a pesar de la promesa inicial de comenzar las negociaciones a mediados de 2018.

El inicio de las negociaciones formales para que los dos países balcánicos acaben incorporándose al mayor bloque comercial del mundo supone un gran avance, pero ha puesto de manifiesto la falta de apetito de la UE por una nueva ampliación, especialmente en el norte de Europa.

"Han demostrado ustedes paciencia estratégica, en abundancia", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a los dirigentes de Albania y Macedonia del Norte en Bruselas, junto al primer ministro checo, cuyo país ocupa la presidencia semestral de la UE.

A pesar de la recomendación de la Comisión Europea para que ambos países iniciaran conversaciones hace cuatro años, primero los parlamentos de Alemania y Países Bajos, luego el presidente de Francia y después el Gobierno de Bulgaria se encargaron de retrasar el proceso con distintas exigencias a los dos aspirantes.

"El futuro europeo está a su alcance. Os deseo el camino más rápido posible", dijo el primer ministro checo, Petr Fiala.

Aunque ambos son ya miembros de la OTAN, Albania y Macedonia del Norte fueron víctimas de una reacción política en los Estados miembros contra la inmigración procedente de fuera del bloque.

Esto alcanzó su punto más bajo en septiembre del año pasado, cuando los 27 Estados miembros de la UE no pudieron ponerse de acuerdo para mantener una garantía de futura adhesión a los seis países balcánicos a los que se les había prometido un lugar en el club.

A Serbia, Kosovo, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Albania y Macedonia del Norte se les prometió un lugar en la UE, una vez que cumplieran con duras reformas económicas, políticas, militares, sociales y legales.

Aunque ya se ha restablecido esa garantía, Bulgaria bloqueó cualquier otro avance hasta que Macedonia del Norte, que ya había cambiado su nombre para satisfacer a Grecia, aceptara modificar su Constitución para reconocer a la minoría búlgara del país.

El 16 de julio, los legisladores de Macedonia del Norte aprobaron un acuerdo con la mediación de Francia para resolver el conflicto, de manera que Sofía levantase su veto a la ampliación del bloque.

"Sabemos que esto no es el principio del fin, sino sólo el final del principio", dijo el primer ministro albanés, Edi Rama, cuyo progreso está vinculado por la UE a Macedonia del Norte.

Las conversaciones para la adhesión a la UE y las reformas aún podrían llevar años, según portavoces del bloque.

(Escrito por Robin Emmott; editado por Clarence Fernandez; traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.