KLM reúne a sindicatos tras el rechazo en el Gobierno neerlandés a su plan

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Haya, 30 oct (EFE).- La aerolínea neerlandesa KLM convocó este viernes de emergencia a los sindicatos, después de que el Gobierno de La Haya amenazara con rechazar su plan de reestructuración, necesario para acceder a la ayuda estatal prometida de 3.400 millones de euros (3.968 millones de dólares), por considerar "insuficientes" los recortes salariales.

Al Ministerio neerlandés de Finanzas no le convencen los planes presentados a principios de este mes, y que ha estado analizando estas semanas, porque cree que el personal de la empresa debería comprometerse a una congelación salarial más amplia, según confirman fuentes del Ejecutivo a la televisión holandesa NOS.

La aerolínea ha convocado para la tarde de este viernes a los sindicatos para convencerlos de que deben ceder más en los ajustes salariales de los empleados a largo plazo, al menos hasta 2025, fecha en la que está previsto que expire el apoyo financiero del Estado, vital para la continuación de KLM, fuertemente golpeada por la pandemia.

"En los últimos días, se han mantenido conversaciones con el gobierno sobre la evaluación del plan de reestructuración y el cumplimiento de las condiciones establecidas para recibir más ayuda. Esas conversaciones exigen una consulta urgente con vosotros", recoge la carta de convocatoria.

KLM y los sindicatos vuelven así a la mesa de negociaciones, después de haber alcanzado el pasado 1 de octubre in extremis el paquete de austeridad actual, una condición para que el Ejecutivo neerlandés desactive los 3.400 millones de euros (3.968 millones de dólares) de apoyo en forma de préstamos y garantías crediticias para hacer frente a los efectos de la pandemia.

Uno de los requisitos principales de La Haya es que los costes de personal se reduzcan estructuralmente, especialmente en el salario de los pilotos, con los que KLM tuvo especial dificultad para llegar al acuerdo actual.

Este viernes, la compañía franco-holandesa Air France-KLM anunció una pérdida neta de más de 6.000 millones de euros en los nueve primeros meses del año, cuando en el mismo periodo de 2019 había ganado 135 millones de euros, lo que se ha explicado por el hundimiento de su actividad a causa de la crisis del coronavirus.

Air France ya ha logrado avales estatales del Gobierno francés para acceder a dos préstamos por un total de 7.000 millones de euros.

Su socia neerlandesa ha recibido solo parte del dinero, 277 millones de euros, y puede pedir ya un préstamo bancario, con garantía estatal, de hasta 665 millones, pero tendrá que esperar a que La Haya dé el visto bueno al plan de recortes para recibir el resto de la ayuda estatal, sin la cual la continuación empresarial de KLM (de la que el Estado neerlandés es accionista) será complicada.

(c) Agencia EFE