Aguaceros mitigan ola de calor en el sur de California

·3  min de lectura
CALIFORNIA-INCENDIOS (AP)
CALIFORNIA-INCENDIOS (AP)

El sur de California recibió con alivio temperaturas frescas y aguaceros esporádicos generados por una tormenta tropical frente a la costa del Pacífico el sábado, días después de una sofocante ola de calor que estuvo a punto de agobiar la red eléctrica del estado.

Las autoridades se preparaban para inundaciones en áreas costeras y montañosas debido a la tormenta y temían que los fuertes vientos expandiesen el enorme Incendio Fairview unos 121 kilómetros (75 millas) al sureste de Los Ángeles.

Sin embargo, se reportaron mínimas inundaciones el sábado por la mañana y las cuadrillas de bomberos lograron avances significativos en el combate a las llamas y dijeron que esperaban una contención total para el lunes. Más de 10.000 viviendas y otros edificios han sido amenazados por el fuego.

“Trajo lluvia y trajo humedad y por supuesto que eso es siempre una bendición cuando se trata de incendios”, dijo el jefe de batallón de bomberos Isaac Sanchez sobre la tormenta.

El Servicio Meteorológico Nacional pronostica el fin de la ola de calor en el área de Los Ángeles el sábado, si bien las alertas de calor y viento seguían en vigor por la tarde. Advirtió sobre posibles inundaciones en áreas montañosas y algunas comunidades de playa. En el condado San Diego, áreas tierra adentro como Mt. Laguna y Julian recibieron varios centímetros (pulgadas) de lluvia, mientras que las comunidades costeras registraron menos de un centímetro y medio (una pulgada), de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Se esperaban aguaceros y tormentas eléctricas aislados en el sur de California hasta el lunes por la noche, con la mayoría de las lluvias ocurriendo en áreas montañosas, dijeron funcionarios de bomberos. Aunque los residentes en el sur del estado disfrutaban de un respiro de las altas temperaturas, las autoridades advirtieron que quienes viven más al norte siguen en peligro por una ola de calor y condiciones propicias para incendios forestales, con el potencial de relámpagos el domingo en Northern Sierra.

El huracán Kay tocó tierra el jueves cerca de Bahía Asunción, en la península mexicana de Baja California, pero se debilitó rápidamente a tormenta tropical para cuando se acercó al sur de California. Las condiciones tropicales hicieron más sofocante la ola de calor que elevó las temperaturas por arriba de los 38 grados centígrados (100 Fahrenheit) en muchas partes de California esta semana.

Algunos residentes agradecieron el respiro de las temperaturas inusualmente altas.

“El calor era terrible, así que por ahora esto se siente bien”, dijo Charles Jenkins mientras llovía el viernes en San Diego.

Ante la posibilidad de inundaciones, las autoridades de algunas ciudades costeras colocaron carteles de advertencia y pusieron bolsas de arena a disposición de la población. En Seal Beach, en el condado Orange, un estacionamiento de playa sufrió inundaciones leves durante la marea alta del viernes.

En las resecas comunidades del desierto cerca de Palm Springs, algunas carreteras cerraron brevemente debido a las inundaciones provocadas por la lluvia, publicó el periódico Desert Sun.

Aunque los bomberos lograron avances en su combate al Incendio Fairview, el Incendio Mosquito seguía avanzando rápidamente por las laderas al este de Sacramento, creciendo al menos a 134 kilómetros cuadrados (51 millas cuadradas) y amenazando 3.600 viviendas en los condados Placer y El Dorado, además de cubrir la región con humo. Más de 5.700 personas en el área han sido evacuadas, indicaron las autoridades.