Anuncios

‘Estoy muy agradecida por haber influido en tantas vidas’: Hilary Duff


¿Cómo hacer una secuela de un programa como Cómo conocí a tu madre, una de las comedias de situación más exitosas de la televisión? Poniendo a Hilary Duff como protagonista.

En Cómo conocí a tu padre, de Hulu, Hilary Duff interpreta a Sophie, una nueva inquilina del famoso apartamento de la serie original de CBS. “Creo que es brillante que el primer episodio termine en el apartamento de Ted. Los nuevos residentes tienen ese lugar mágico que todos conocen y aman, pero se trata, en gran medida, de nuestro propio viaje”.

Lo que hace que esta serie sea tan distinta son las personas que cuentan la historia. “Contamos esta maravillosa historia desde la perspectiva de la mujer”.

Pero el sentimiento del original es el mismo. “Tiene mucho corazón, es divertida y un poco sucia”, dice Hilary Duff.

Duff dice que, originalmente, le resultó difícil desligarse de Lizzie McGuire de Disney, el personaje que la hizo famosa. “He hecho muchas cosas en mi carrera y creo que, por un tiempo, fue un poco frustrante. Di algunos tumbos al intentar otras cosas”.

Pero luego, gracias al apoyo de sus admiradores, aprendió a aceptar a McGuire. “Me di cuenta de lo mucho que la amo. Quizás aprendí a amarme a mí misma de una extraña metaforma”.

También lee: Los cinco artistas imperdibles del Ceremonia 2022

—¿Cómo se cruzó en tu camino Cómo conocí a tu padre?

—Tenía nueve meses de embarazo cuando me llamaron. Y pensé: ¿de verdad me están llamando para ofrecerme un trabajo? Luego oí de qué se trataba y pensé: no puedo hacerlo. No. He estado antes en el negocio de los relanzamientos. Y ellos me dijeron: deberías hablar con Isaac Aptaker y Elizabeth Berger [cocreadores del programa].

“Pensé: carajo. Esto es grande. Así que, después de hablar con Isaac y Elizabeth, quienes podrían venderme un saco de ropa sucia si quisieran, me obsesioné. Quería hacerlo. Leí el guion, y era muy bueno”.

—¿Cómo fue volver a trabajar tan pronto después de tener a tu bebé?

—Me preguntaron cuánto tiempo necesitaba. Y yo dije: seis o siete meses. Me dijeron: magnífico, te veremos en cuatro meses [ríe]. Fue un plazo muy corto. Pero teníamos a Pam Fryman, que se integró para dirigir la mayoría de los episodios, y a Carter [Bays] y Craig [Thomas] como productores. La presión desapareció porque todos pensamos que era un programa diferente.

“Hablamos de este maravilloso título y lo narramos desde la perspectiva de la mujer. Todos los personajes son nuevos. Nadie dice: ‘Oh, este es el nuevo Barney’. Creo que es brillante que el primer episodio termine en el apartamento de Ted. Estos son los nuevos inquilinos que tienen este lugar mágico que todo el mundo conoce y ama, pero se trata, en gran medida, de nuestro propio viaje”.

No te pierdas: ‘Nosotras somos memoria’, un festival escénico que subraya la lucha feminista

—¿Te atrajo el hecho de que fuera una secuela y no un relanzamiento?

—Muchísimo. De verdad, tiene mucho corazón, es divertida y un poco sucia. Hay momentos verdaderamente especiales. El programa original tenía algo que tocaba el corazón, pero luego todos reíamos, es simplemente una clásica comedia de situaciones. Pero también me prometieron que esta no sería una comedia de situaciones común y corriente, sino un híbrido, vamos a filmar en las calles de Nueva York, será algo más aterrizado.

—¿El hecho de que esté en Hulu te da más libertad?

—No sé nada al respecto. Sí, en algunas áreas, pero no en otras. Vi una parte del programa original y no podía creer que pudieran decir lo que dijeron y salirse con la suya en algunos casos. Es decir, lo hicieron de la forma más divertida, pero es un reflejo de su época. Así que las cosas con las que queremos salirnos con la nuestra no van a ofender a nadie.

“CANTABA Y NADIE ME TOMABA EN SERIO”: HILARY DUFF

—De Lizzie McGuire a Kelsey Peters (en Younger), ¿cómo muestra Sophie tu evolución como actriz?

—Es agradable hacer cosas de treintañera. Estoy en mis 30, pero tengo muchas más responsabilidades que Sophie, mucha más logística que manejar. Realmente es liberador interpretar a esta chica que no carga todo ese peso. Sophie tiene un estrés diferente. Me atrae lo efervescente que es.

—La nostalgia por Lizzie McGuire es muy intensa, particularmente entre la comunidad LGBT. ¿Qué significa eso para ti?

—Esas líneas son superborrosas, yo soy ella, ella es yo. Pero en aquel momento todos la necesitaban, ella era su amiga. Sin embargo, mi carrera apenas comenzaba y lo único que yo quería era ser Britney Spears.

“Recuerdo que cantaba y nadie me tomaba en serio. Fue la comunidad gay la que me apoyó, la que hizo que mis canciones sonaran en la radio y la que asistía a mis conciertos. Fue muy cool. Sí, el hecho de que los admiradores hicieran tanto ruido por mí. Estoy eternamente agradecida”.

—Hablando de nostalgia, un baile de una de tus antiguas presentaciones se volvió viral, a lo que respondiste en un momento igualmente viral. ¿Qué te hizo querer hacerlo?

—Es una pregunta difícil. En ese momento en particular, creo que consumía unas 600 calorías diarias. Fue un momento muy oscuro. Pero todos los caminos que he tomado me han traído hasta aquí, y no cambiaría nada.

“Pero ese video fue, obviamente, algo difícil. No me dejará en paz. Pensé que haría las paces con esto. Hice un TikTok en mi baño. Fue muy divertido. Voy a participar en esta broma y a divertirme un poco, pero por favor, no traigan a colación todos y cada uno de los momentos embarazosos de mi niñez”.

Te interesa: ‘Jeen-Yuhs’: una oda al viejo Kanye

—Muchos admiradores milénicos y de la generación Z crecieron contigo, particularmente gracias a Lizzie McGuire. ¿Cómo te sientes al tener ese tipo de conexión con tu público?

—He hecho muchas cosas en mi carrera, y creo que, por un tiempo, fue un poco frustrante. Di algunos tumbos al intentar otras cosas. Y luego me di cuenta de cuánto la amo realmente [a Lizzie McGuire]. Quizás he aprendido a amarme a mí misma de alguna extraña metaforma. Todo es muy fácil ahora.

“Estoy muy agradecida por haber influido en tantas vidas y por sentir todavía un gran apoyo de la gente. Es una locura. Todo esto me ha traído hasta aquí. A veces siento que todo el mundo está detrás de mí diciéndome que siga adelante. Es muy, muy cool. No sé por qué mi propósito en la vida es ser alguien que une a las personas. Siento como si pudiera conectar en una forma significativa para las personas, y estas perciben una amistad. Es algo muy especial”.

—¿Tienes planes para hacer más música?

—Hace aproximadamente un mes le dije a mi esposo que quería volver al estudio, pero estaba muy nerviosa. Él me dijo: ‘Hagámoslo’.

“Da miedo comenzar a crear un nuevo disco. Odio ir a un concierto y que no toquen los éxitos. Por eso trato de averiguar qué hacer para que sea auténtico con lo que soy ahora y también con lo que las personas quieren de mí. Es muy complicado”. N

(Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek)

Te recomendamos: Marwan, el viejo boxeador que no baja los puños