¿Cómo afectan los smartphones tu salud mental? Un nuevo estudio de Google busca respuestas

·3  min de lectura
Craig Ruttle/AP

Investigadores de la Universidad de Oregon se asociaron con Google para estudiar el impacto del uso de los smartphones en la salud mental.

En un artículo de blog, el investigador principal, el Dr. Nicholas Allen, dijo que el tema ha resultado ser controversial y se ha acentuado durante la pandemia del COVID-19, “ya que muchas personas han recurrido a la tecnología digital para mantener alguna apariencia de su estilo de vida”.

La investigación, llevada a cabo por el Centro de Salud Mental Digital de la Universidad de Oregon, tiene como objetivo proporcionar a las personas “retroalimentación procesable sobre su bienestar”, con un enfoque particular en las necesidades de los jóvenes y las poblaciones históricamente desatendidas, escribió Allen.

“Con los teléfonos inteligentes, las redes sociales y el incesante flujo de contenido, muchos se apresuran a condenar la tecnología basándose en su convicción de que estos productos deben ser malos para la salud mental y el bienestar”, dijo Allen. “Pero centrarse solo en estos efectos potencialmente dañinos no cuenta la historia completa. Tampoco nos ayuda a aprovechar todos los beneficios que ofrecen estas herramientas, al tiempo que gestionamos sus riesgos”.

Los investigadores están reclutando usuarios para el estudio, dijo Allen. Los investigadores planean recolectar “métricas directas y objetivas” del comportamiento de los participantes mediante el uso de tecnología que detecta cómo están utilizando sus smartphones Android, en lugar de confiar en la información como en los cuestionarios, dijo la publicación.

Los investigadores también usarán los teléfonos de los participantes para controlar otros indicadores de su bienestar, como la cantidad de sueño o la actividad física que realizan, según el artículo de blog.

Esperan que su investigación se diferencie de estudios anteriores que podrían haber tenido muestras más pequeños o que pasaron por alto ciertos patrones de comportamiento, escribió Allen. Por ejemplo, es posible que los estudios anteriores no hayan incluido datos de personas “históricamente subrepresentadas en la investigación”, o que no hayan observado las “complejas relaciones” entre el uso de dispositivos y la salud, “como la relación entre el tiempo en pantalla y el sueño”, dice la publicación de blog.

“Entender estas relaciones puede aportar ideas y directrices para que los desarrolladores y las personas maximicen el bienestar y minimicen los riesgos”, dijo Allen. “Científicos de todo el mundo reclaman una mayor transparencia y colaboración entre el sector tecnológico y los científicos independientes para resolver estos problemas y ofrecer las respuestas que necesitamos”.

Cualquier persona interesada en participar puede inscribirse a partir del 27 de mayo a través de la aplicación Google Health Studies. El estudio está abierto a cualquier adulto en Estados Unidos que use un teléfono Android y “pueda completar las actividades diarias sin ayuda”, dice el artículo.

Los participantes también pueden optar por que se incluyan en el estudio los datos pertinentes de Fitbit, como el conteo de pasos o el nivel de actividad física. Los investigadores recopilarán los datos de los participantes durante cuatro semanas y la información “solo se usará para la investigación y para informar sobre mejores productos”, dice la publicación.

“Esperamos que usted se una a este importante estudio para que podamos construir juntos un futuro digital más saludable para todos”, escribió Allen.