La decisión de este pequeño país, un punto de quiebre para Latinoamérica

·5  min de lectura

La decisión de El Salvador de adoptar el bitcóin como moneda legal podría tener amplias consecuencias para toda Latinoamérica. En septiembre de 2021, este país cometerá una pequeña locura. Esta nación, de apenas 6.4 millones de personas, se convertirá en el primer país del mundo en aceptar el bitcóin como moneda legal. El gobierno incluso ha ofrecido 30 dólares en bitcóin a cada ciudadano que descargue la nueva billetera para cripto del país, llamada Chivo, y registre una cuenta.

La movida ha generado controversia. El Banco Mundial se ha negado a ayudar a El Salvador en su implementación de la política. El banco rechazó la solicitud del país de recibir ayuda con el proyecto de bitcóin. Esto se debe a las preocupaciones que tiene el impacto de la minería de bitcóin en el medioambiente. 

Sin embargo, la jugada de El Salvador tiene el potencial de ser muy beneficiosa para el bitcóin y para Latinoamérica en general.

¿Por qué el gobierno salvadoreño legalizó el bitcóin?

Se considera que El Salvador es uno de los países más pobres del hemisferio occidental. Más de dos millones de salvadoreños viven en el extranjero, y esos expatriados envían más de 6,000 millones de dólares a sus familias cada año.

Estos envíos son tan importantes para la economía salvadoreña que componen cerca del 20 por ciento del producto interno bruto del país. 

El problema es que esos envíos con frecuencia son prohibitivamente caros. Por lo general los impuestos rondan entre el 3 y el 5 por ciento, pero pueden alcanzar el 13 por ciento. Con frecuencia, el dinero debe ser retirado en persona y demora días en llegar. Esta situación expone a las personas a crímenes y genera dificultades innecesarias para los salvadoreños que desean recibir el dinero. 

Este problema se agrava debido a que el 70 por ciento de los salvadoreños tienen trabajos informales y no pueden acceder a ningún servicio financiero. La situación dificulta la vida del salvadoreño promedio, pero el bitcóin podría ofrecer una vía de cambio.

También te puede interesar:

Bitcoin y billetes de dólar. (Foto: Nicolas Economou/NurPhoto via Getty Images)
Bitcoin y billetes de dólar. (Foto: Nicolas Economou/NurPhoto via Getty Images)

El Bitcoin ofrece una vía de acceso rápido a los bancos

Una de las características principales del bitcóin es la idea de «ser tu propio banco». Al abrir una billetera te conviertes en custodio de tu propia bóveda virtual. No hay verificaciones para conocer al cliente o contra el lavado de dinero. No tienes que aprobar una verificación crediticia como requieren los bancos, por lo que puedes depositar, enviar y ahorrar bitcóins con esa billetera.

Además, la barrera de ingreso es baja. Con una simple aplicación en su teléfono inteligente (o incluso solo con acceso a un cibercafé y una impresora), cualquier persona puede crear su propia billetera. Las tiendas no necesitan integrar tecnologías avaladas por Visa. Solo deben escanear un código QR para aceptar pagos.

Por estas razones, el bitcóin es particularmente útil para países como El Salvador. Tiene pocos requisitos técnicos para comprar y gastar BTC, y configurar la infraestructura necesaria es muy fácil.

Los salvadoreños parecen estar respondiendo de manera positiva. Aunque los envíos tradicionales aún componen la mayoría de las transacciones que fluyen hacia El Salvador, un informe del Banco Mundial indicó que las transacciones de bitcóin hacia la nación aumentaron en un tercio durante los primeros meses de 2021 contra el mismo periodo de 2020.

El FMI podría frustrar el plan

Aunque estas noticias son positivas, aún queda el problema del Fondo Monetario Internacional (FMI). El Salvador negocia con el FMI en búsqueda de una inversión de casi 1,000 millones por parte del fondo. Sin embargo, la organización ha expresado sus preocupaciones, ya que el uso del bitcóin como moneda legal requiere más estudios que determinen su impacto económico y legal.

La reticencia del FMI ha generado dudas sobre el acuerdo con el organismo de control, el cual muchos inversores extranjeros ven como vital para el futuro de El Salvador. Los inversores han comenzado a exigir una compensación por conservar la deuda de El Salvador, y el país podría verse obligado a cambiar de rumbo si la presión continúa.

Una de las mayores preocupaciones es la volatilidad del bitcóin en sí. La moneda tiende a tener grandes vaivenes de valor, y si una extensa parte de la economía salvadoreña se basa en la criptomoneda, podría acarrear desafíos importantes para la economía.

El gobierno salvadoreño ha hecho grandes esfuerzos para asegurarles a sus ciudadanos que el dólar seguirá vigente. En un anuncio reciente, Nayib Bukele, presidente del país, aseguró a los ciudadanos que los salarios y las pensiones seguirán pagándose en dólares estadounidenses y que no habrá una «bitcoinización» de las cuentas bancarias, como sucedió cuando el país adoptó el dólar.

¿Qué significa para Latinoamérica que el bitcóin sea legal?

Al ser el primer país en adoptar el bitcóin como moneda legal, El Salvador se ha convertido en pionero. Los problemas a los que se enfrenta la nación centroamericana no son excepcionales. Muchos de los vecinos del país también dependen en gran medida de las transferencias del exterior.

Tal como están las cosas, los costos de las transacciones transfieren el dinero fuera del país hacia las manos de banqueros ricos.

Si (y este es un gran «si») el gobierno salvadoreño tiene éxito en utilizar el bitcóin como moneda legal, podría ser suficiente para convencer a otras naciones sudamericanas. De hecho, luego del anuncio algunos líderes empresariales y políticos expresaron su apoyo al bitcóin. Sin embargo, de momento nadie ha indicado que convertirá la criptomoneda en moneda legal.

Esta bienvenida demuestra que hay una mirada cada vez más positiva hacia el bitcóin en Latinoamérica. Por otro lado, los reguladores europeos y norteamericanos han sido precavidos como mínimo, y directamente hostiles en otros casos. Durante los próximos meses podríamos ver que se sancionen más leyes positivas con las criptomonedas en la región.

Esto también demuestra que Latinoamérica podría tener la oportunidad única de adelantarse a Estados Unidos y Europa. Hay un gran potencial en el uso de la tecnología de criptomonedas, y muchas empresas, en particular de China, quieren reubicarse en entornos más amigables con las criptomonedas.

Si los legisladores latinoamericanos pueden crear regulaciones positivas con las criptomonedas, se presentará una oportunidad única para que el continente se reinvente como el centro de la próxima revolución tecnológica. N

VIDEO | Colecciona comida rápida y no necesita una nevera

—∞—

Toni Allen es editor en jefe de Commodity.com. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.