Adolfo Rubinstein condenó los "anuncios desmesurados" sobre la llegada de las vacunas

LA NACION
·2  min de lectura
El exministro de Salud criticó la comunicación del gobierno de Alberto Fernández
Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno

Luego de que Rusia diera a conocer que podrá haber demoras en la entrega de dosis de la vacuna Sputnik V, el exministro de Salud Adolfo Rubinstein condenó al gobierno de Alberto Fernández por sus "anuncios desmesurados" sobre la llegada de las vacunas al país.

En diálogo con Radio Mitre, el exfuncionario de Cambiemos intentó delinear los problemas que hoy enfrentan los laboratorios para producir lo que habían prometido. "Las estimaciones se vieron reducidas porque las escalas de producción no fueron las que se anticiparon; como está sobrevendida la producción de todas, genera problemas", sostuvo.

En particular, en la Argentina, el problema -según el doctor en Salud Pública- tiene que ver con la comunicación del Gobierno. "Nuestro problema tiene que ver con la comunicación, con los anuncios desmesurados sobre la llegada de las vacunas, que son las que hizo el Ministerio de Salud y el Presidente", dijo, y apuntó: "Se comprometió a vacunar a tantos millones, lo cual despierta expectativas que luego se incumplen, y erosionan la confianza sobre la vacuna".

En su cuenta de Twitter, Rubinstein siguió con su crítica, y escribió: "Sin un mínimo horizonte de previsibilidad sobre la llegada de las dosis, es muy difícil armar un plan de vacunación".

En busca de más dosis de la vacuna Sputnik V, ayer por la noche partió el demorado tercer vuelo de Aerolíneas Argentinas desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con destino a Moscú. El avión, que se estimaba traería un cargamento de unas 600 mil dosis -como se había anunciado- trajo 220.000, menos de la mitad de lo pactado con Rusia.

El instituto Gamaleya se hizo cargo de las "demoras" en la provisión de vacunas, pero aseguró que la Argentina "seguirá recibiendo" las dosis pactadas.