Quién es la adolescente mexicana que con su mensaje disruptivo sorprendió en la cumbre climática

·5  min de lectura
La activista climática Xiye Bastida sostiene un reloj, debajo del Reloj Climático, después de una conferencia de prensa con huelguistas juveniles, comunidades afectadas por el clima y activistas de justicia ambiental y climática que viajarán a Washington, DC para entregar un reloj portátil a los funcionarios de la administración de Biden en Union Square Nueva York el 19 de abril de 2021
Timothy A. Clary

WASHINGTON.- La activista adolescente Xiye Bastida advirtió hoy a los líderes mundiales que la crisis climática es el resultado de personas poderosas como ellos que están “perpetuando y defendiendo los dañinos sistemas del colonialismo, la opresión, el capitalismo y las soluciones de lavado de cerebro orientadas al mercado”.

En un contundente discurso este jueves en la cumbre climática virtual, la adolescente mexicana exigió una transición inmediata a las energías renovables en todo el mundo y el fin de los subsidios y la infraestructura de los combustibles fósiles, incluidos los nuevos oleoductos. También dijo que las soluciones al calentamiento global “deben estar alineadas con el hecho de que la justicia climática es justicia social”.

Acción climática por las personas y el planeta: ahora es el momento

¿Quién es Xiye Bastida?

Xiye Bastida creció en el pueblo mexicano de San Pedro Tultepec abrazando la creencia indígena otomí de que si cuidas la Tierra, ella te cuidará a ti. “La Tierra es nuestro hogar”, dijo. “Te da aire, agua y refugio. Todo lo que necesitamos. Todo lo que pide es que la protejamos“.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hace casi cinco años, después de que su ciudad sufriera una sequía prolongada seguida de fuertes lluvias e inundaciones, Bastida se dio cuenta de que algo estaba alterando el equilibrio natural de la Tierra. Le tomó un poco de tiempo hacer la conexión entre estos eventos climáticos extremos y el cambio climático como fenómeno, pero una vez que lo hizo, “se despertó”. Para entonces, ella y su familia también se habían mudado a la ciudad de Nueva York y, después de una visita a Long Island, donde vio el daño aún persistente dejado por la supertormenta Sandy, se convenció de que “dondequiera que esté, la crisis climática está afectando a todos, en todas partes “. “Sentí que necesitaba hacer algo”.

Hoy, Bastida, de 17 años, estudiante de último año de secundaria, es una de las voces más fuertes y efectivas del movimiento climático juvenil. Ella es líder de la huelga climática juvenil Fridays for Future, una campaña que surgió de la vigilia diaria de tres semanas de la adolescente Greta Thunberg en 2018 frente al edificio del Parlamento sueco pidiendo al gobierno que tome medidas contra el cambio climático.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aunque Thunberg ha sido el foco principal de atención pública, así como el objetivo de los ataques de los negacionistas del clima de derecha, desde que navegó a Nueva York, ha inspirado a innumerables otras “Gretas” en todo el mundo a iniciar huelgas de estudiantes y otras actividades para forzar la acción contra el cambio climático.

En Estados Unidos, este sentido colectivo de urgencia ha motivado y comprometido a los jóvenes a marchar por las calles, invadir las oficinas del Congreso y abandonar sus aulas. En marzo, Bastida organizó una huelga en su propia escuela de Manhattan y 600 estudiantes salieron con ella. Actualmente, está movilizando a estudiantes y adultos para que se unan a The Global Climate Strike que comienza el 20 de septiembre con una enorme huelga climática liderada por jóvenes, seguida de una semana de cientos de eventos en 117 países, todos con el objetivo de presionar a los líderes mundiales para que hagan algo al respecto de la escalada de la crisis climática.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“No queremos que la gente que sufre la crisis climática se dé cuenta de que estamos en una crisis”, dijo Bastida, quien siempre la llama crisis, nunca cambio climático. “Necesitamos cambiar nuestra cultura y cambiar nuestra narrativa. Durante demasiado tiempo, la narrativa ha sido que esto es algo grande y distante que sucederá en el año 2100. Pero la contaminación está aquí. Las olas de calor están aquí. Los incendios forestales están aquí. Los témpanos se derriten ahora. Las inundaciones están aquí. Los huracanes de categoría 5 están aquí. Ya está aquí“.

Activismo

Bastida es miembro del comité administrativo del People’s Climate Movement, así como del Sunrise Movement y Extinction Rebellion, y trajo representantes de estas organizaciones a su escuela para hablar con los miembros de su club ambiental. Organizó un programa de capacitación de activismo juvenil que se enfoca en la justicia climática, e hizo todo lo posible para difundir el mensaje climático en las redes sociales.

Día de la Tierra: las fotos más impactantes de un planeta que sufre

“Xiye entra en el trabajo del activismo climático con profundos compromisos personales y pasiones por el movimiento de la justicia ambiental”, dijo a Nexus News Media Sarmishta Govindhan, portavoz de 350.org, que trabaja para acabar con el uso de combustibles fósiles y promover las energías renovables. “Ella aporta una energía increíble a los espacios organizativos en los que ingresa y es capaz de usar su historia personal de ser impactada directamente por la crisis climática cuando era una joven indígena para llegar a la gente y lograr que actúe”.

Bastida conoce a Thunberg, quien hablará el 23 de septiembre en la Cumbre de Acción Climática de la ONU, y la describe como tímida, con los pies en la tierra y muy humilde. “Ella ha podido articular muy bien la crisis climática”, dijo Bastida. “Su consistencia y su mensaje han sido perfectos. Su mensaje es unirse detrás de la ciencia. Necesitamos reconocer la ciencia. No hay nada político en ella. Quiere empoderar a otros jóvenes para que sean vistos y reconocidos en todo el mundo, y realmente levanta otras voces. Es asombroso ver su brújula moral. Ella es un reflejo de todos nosotros. Nos vemos reflejados en ella porque su mensaje es sobre los jóvenes“.

Bastida espera enfocarse en estudios ambientales, relaciones internacionales y ciencias políticas cuando comience la universidad. Pero no tiene planes de interrumpir su activismo climático. “Es demasiado importante”, dijo. “En 10 años voy a tener 27 y quiero estar preocupándome por mi carrera o por cuántos hijos tendré, sin preocuparme por dónde voy a vivir y si viviré en un lugar que será inundado o arrasado por un huracán, o que siempre tendré que quedarme adentro porque hace demasiado calor para salir“.