Imputan crímenes de odio a autor de masacre en Buffalo

·2  min de lectura
ARCHIVOS - Investigadores trabajan en la escena de una masacre en un supermercado en Buffalo, Nueva York, 16 de mayo de 2022. Un hombre blanco de 18 años mató a tiros a 10 clientes negros. (AP Foto/Matt Rourke, File) (ASSOCIATED PRESS)

BUFFALO, Nueva York, EE.UU. (AP) — El hombre de raza blanca que mató a tiros a 10 personas de raza negra en un supermercado de Buffalo fue acusado el miércoles de crímenes federales de odio y podría enfrentar la pena de muerte.

La denuncia penal del miércoles contra Payton Gendron coincidió con una visita a Buffalo del secretario de Justicia, Merrick Garland, quien se reunió con los familiares de las víctimas y colocó un arreglo de flores blancas en un altar ubicado afuera de Tops Friendly Market, establecimiento que ha permanecido cerrado desde el ataque del 14 de mayo.

“Nadie en este país debería vivir con miedo de salir a trabajar o de compras y ser atacado por alguien que los odia sólo por el color de su piel”, declaró Garland en una conferencia de prensa.

Garland, quien suspendió las ejecuciones federales el año pasado, no descartó solicitar la pena capital contra Gendron, de 18 años. Dijo que “se consultará a familiares y sobrevivientes” mientras el Departamento de Justicia determina si solicita la pena de muerte.

El caso federal de crímenes de odio se basa parcialmente en los documentos en los que Gendron expresó su postura radical y racial, así como su extensa preparación del ataque, parte de la cual publicó en internet y compartió con un pequeño grupo de personas poco antes de empezar a disparar.

Agentes del FBI allanaron el domicilio de Gendron y hallaron una nota en la que pedía perdón a su familia y afirmaba que “tenía que cometer este ataque” porque le importaba “el futuro de la raza blanca”, según una declaración jurada adjunta a la denuncia penal.

Tres hijos de una de las víctimas —Ruth Whitfield, de 86 años— señalaron que le dijeron a Garland en una reunión privada que querían asegurarse de que el funcionario no viera la masacre de Buffalo como “un caso singular”.

“Este es un problema en todo Estados Unidos”, dijo uno de los hijos, el excomisionado del Departamento de Bomberos de Buffalo, Garnell Whitfield Jr.

“No basta con justicia para nuestra madre y las otras nueve víctimas. Se trata de prevenir que sucedan estos horrendos delitos, de que se rompa el corazón de las demás familias”, dijo otro de los hijos, Raymond Whitfield.

El abogado de Gendron, Brian Parker, se negó a comentar.

Hasta el momento, la evidencia difundida en contra de Gendron deja entrever que actuó solo, pero Garland y el subdirector del FBI, Paul Abbate, dijeron que los investigadores examinan las comunicaciones que tuvo el agresor con otras personas antes del tiroteo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.